spot_img

Por:

La reconciliación debe darse sin revanchismo ni venganza en Honduras: padre Juan Ángel López

Tegucigalpa – El portavoz de la Conferencia Episcopal de la Iglesia Católica de Honduras, Juan Ángel López, dijo este miércoles que todo el daño que se le ha hecho al país en las últimas décadas debe resarcirse con transparencia, rendición de cuentas y justicia, para conducir a la nación a una verdadera reconciliación, pero la misma “tiene que ser sin revanchismo ni venganza”.  

 “La Conferencia Episcopal de Honduras desde hace años, por no decir décadas, venimos insistiendo en la necesidad que haya una reconciliación a nivel nacional, volver a vernos como hermanos, no como enemigos”, inició diciendo el líder religioso en declaraciones a Radio América.

En ese sentido López recordó que “la reconciliación pasa en primer lugar por el reconocimiento de la falta y desde el momento que yo reconozco la falta soy capaz de proponerme cambiar y enmendar el daño que he hecho a la sociedad, este no es un problema de ahora”.

Según el padre López la reconciliación y el arrepentimiento pasan porque devuelvan el dinero, y lo devuelvan con intereses y se atengan a la penitencia que se les va imponer. No puede haber perdón si no hay reconocimiento de la falta, búsqueda de la justicia y de lo que es correcto”.

“Tenemos que buscar resarcir y sanar los daños hechos. No puede haber reconciliación sin rendición de cuentas y esta debe hacerse sin revanchismo y sin venganza. La corrupción no implica únicamente robar dinero o desviar fondos, también es no hacer bien mi trabajo”, señaló el sacerdote.

Consecuentemente consideró que “ni doña Xiomara o ninguno de los funcionarios tiene una varita mágica para cambiar todo de la noche a la mañana, vamos a necesitar de mucha paciencia, pero de firmeza y rectitud en el proceder de ellos y nuestro”,

Asimismo cree que el mayor daño que se le ha hecho a Honduras en los últimos años, ha sido en el Congreso Nacional, eso amerita la deducción  de responsabilidades a todos (…) durante mucho tiempo se han venido dando arreglos bajo la mesa y eso tiene que terminar de una vez por todas.

Aclaró que la reconciliación y el perdón, no corresponden específicamente a la administración saliente o entrante sino una acción prolongada de la historia democrática de Honduras. Ya que este es un tema que abarca a todos los ciudadanos por igual y  a todos los periodos gubernamentales, siempre hay tiempo para hacerlo especialmente para quienes tienen fe. JP  

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img