PL cumple 123 años de desgaste que obliga a una reingeniería para volver al poder

Tegucigalpa- Es el instituto político más antiguo de Honduras, sus gestas han marcado la historia del país pero la crisis política de junio de 2009, le partió en dos. Se trata del Partido Liberal (PL) que apuesta a volverse en la fuerza arrolladora del pasado, con nuevos liderazgos, un refrescamiento de su doctrina y la preparación de nuevos cuadros capaces de re-encantar al electorado.
 

De primera fuerza política, son ahora a tercera fuerza y el equilibrio para la gobernabilidad

Este miércoles el PL cumple 123 años de fundación y las circunstancias le colocan frente a una realidad política en la que deberá ser la balanza democrática hondureña, especialmente en el congreso nacional.

De la otrora primera fuerza política que fue en el pasado, el Partido Liberal pasó a ubicarse en una tercera fuerza política en medio de un parlamento multicolor donde coexisten siete partidos políticos.

Es para los analistas, el partido de los equilibrios, con 27 diputados que un día podrán avalar acciones legislativas del actual gobierno o en otro momento sumarse al resto de las fuerzas opositoras como un fuerte contrapeso al partido en el poder, el Nacional, que aunque siendo mayoría parlamentaria no lograron los cupos suficientes para gobernar solos. Así lo decidió el electorado.

Esas otras fuerzas opositoras que comparten el panorama legislativo de contrapeso al poder son los partidos Libre, PAC, Democracia Cristiana, Pinu-SD y Unificación Democrática. Ellos junto a los liberales son la bancada mayoritaria en el parlamento hondureño.

A entender nuevo rol

Los liberales parece que empiezan a entender esa correlación de fuerzas, y ha empezado en el juego de los equilibrios a empujar una iniciativa—que fue aprobada por todas las bancadas-para derogar el artículo 17 del paquetazo fiscal que gravaba con un 15 por ciento el impuesto a los productos de la canasta básica, considerado el golpe más fuerte a los bolsillos populares.

Este paso, cuestionado al principio por los parlamentarios de Libre y del PAC, que al final terminaron apoyando la iniciativa liberal, fue solo el primer ensayo de las diversas formas de gobernanza y gobernabilidad que se generarán al interior del congreso, donde la nueva configuración de fuerzas tomó por sorpresa a su junta directiva, acostumbrada al diálogo entre pares, pero no tanto a la democratización del derecho a la palabra. La coyuntura le obliga ahora a ser más tolerante.

Honduras, de acuerdo a los analistas, está a las puertas de nuevos escenarios políticos y los retos para los liberales están a flor de piel.

En ese sentido el analista político, Ernesto Gálvez, consideró que los liberales en el Congreso deberán velar por una legislación que no perjudique los intereses de la población hondureña.

Dijo que la dirigencia rojo, blanco, rojo, debe someterse a una verdadera reorganización para fortalecer sus bases y atraer a los jóvenes. Según Gálvez, para ello es preciso un buen trabajo en el Congreso Nacional, introduciendo decretos en beneficio del pueblo.

Para la diputada por Francisco Morazán, Gabriela Núñez, “a los liberales nos toca jugar un papel muy importante dentro como fuera del Congreso Nacional, el pueblo nos ha dado la oportunidad de ser un equilibrio y llevar el rol de balanza ante el surgimiento de nuevos partidos”.

Pero el principal reto del liberalismo, sostuvo, es dar apertura a los jóvenes y mujeres, así como dinamizar la estructura partidaria de todos los municipios desde la organización más pequeña hasta la estructura principal.

Lista nueva propuesta doctrinaria

Destacó como un logro temprano en el legislativo, haber alcanzado la derogación del artículo 17 que excluye a los productos de la canasta básica del cobro del 15 por ciento del impuesto sobre venta (ISV) como parte de un paquete de medidas fiscales aprobadas en la cámara a finales de diciembre anterior.

Por su parte, el general retirado Luís Alonso Maldonado Galeas, un militante activo del liberalismo, informó que líderes de su partido caminan en pos de un proyecto de reingeniería partidaria orientado a hacer prevalecer un nuevo enfoque de doctrina basado en el liberalismo social, en la búsqueda de privilegiar las libertades humanas y colocar el ser humano como el centro del estado y de la sociedad.

Buscan desarrollar la base comunitaria y ampliar los ámbitos sociales para establecer una cercanía entre la elite política y las base sociales del país. Esta propuesta ya se encuentra en poder del Consejo Central Ejecutivo del PL, la cual esperan sea aprobada y mejorada.

Otros analistas son del criterio que los liberales deben ver la experiencia y la metamorfosis que sufrió el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en México para recomponer sus fuerzas y no quedar como una eterna tercería en la medición de las fuerzas políticas.

De esta suerte, en el nuevo aniversario del Partido Liberal, las celebraciones no serán tan estruendosas como en el pasado, pero los que apuestan a levantar ese instituto político confían en que esta mala racha que viven no sea eterna, que la experiencia que afrontan les permita ser más equilibrados, más incluyentes, más reflexivos y dispuestos a dar los cambios de piel que merece ese centenario instituto político.

Datos:

El doctor Céleo Arias, en 1884 organiza y funda el Movimiento denominado Liga Liberal, mismo que se originó con ideas de avanzada, principal base para la futura fundación del Partido Liberal. Al morir Arias en 1890, asume el doctor Policarpo Bonilla como jefe de la Liga Liberal, constituyendo el Partido Liberal de Honduras, el 5 de febrero de 1891. El PL se ha identificado en su esencia ideológica como liberalismo social, en la centro-derecha del espectro político.

Programa de celebración

7:00 AM – Izada de la bandera del partido.

12:00 M – Juramentación de las nuevas autoridades del Instituto de la Juventud.


Lo + Nuevo

22,252FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte