Tegucigalpa – El periodista, Adolfo “Yofo” Hernández, se presentó este lunes, ante el Comisionado de Derechos Humanos (Conadeh), Ramón Custodio, para interponer una denuncia contra el gobierno, al que señaló como responsable de las amenazas a muerte y cierre de su programa “No se Deje”, que se transmitía por Telered 21.
 

Después de la entrevista con Custodio, el comunicador social, lloró.

“Vine hacer uso de mi derecho a la denuncia como ser humano, y como profesional de la comunicación, vine a denunciar que por influencias de un político a quien he denunciado por corrupto, hoy (lunes) llegué a mi programa a las 6:00 de la mañana y no me encendieron los transmisores, ni las cámaras y sólo había recibido una llamada donde me manifestó que tenían orden de no encenderme los equipos y no sacarme al aire más, que quedaba suspendido por orden de la gerencia general”, explico.

Hernández expresó que “yo vinculo que la decisión de la empresa tiene que estar influenciada por algunos políticos corruptos que han sido criticados por mi parte por estar haciendo negocios con el pueblo”.