spot_img

Pastore cerrará su etapa en el Elche con pena y sin gloria

Por:

Compartir esta noticia:

Elche (Alicante) – A falta de confirmación oficial por parte del Elche, Javier Pastore dejará de ser jugador del equipo ilicitano en los próximos días, tras año y medio en los que el argentino, lastrado por las lesiones, ha pasado con pena y sin gloria por la entidad.

El centrocampista, llamado a ser la gran estrella del proyecto, ha tenido un rol marginal y residual en el equipo ilicitano, al punto de que ha sido más valorado por los técnicos y sus compañeros por su humildad y compañerismo el vestuario que por su aportación real al equipo en el césped.

Javier Pastore, de 33 años, no se incorporó la pasada semana a la concentración del equipo en Oliva y, tras marchar a Catar para animar a su selección, en los próximos días resolverá su relación contractual, vigente hasta el próximo 30 de junio, asunto que lleva personalmente el propietario de la entidad, el argentino Christian Bragarnik, también presente en el Mundial.

El Elche anunció el fichaje de Pastore el 4 de septiembre de 2021, fuera ya del mercado de verano al tratarse de un jugador en paro que había roto su compromiso con la Roma, donde tampoco rindió como consecuencia de una lesión crónica en la cadera.

La noticia causó un enorme impacto en el fútbol español y en el entorno del Elche, ya que la afición interpretó que con la incorporación del exjugador del PSG y de la Roma se daba un salto de calidad en la plantilla para aspirar a metas mucho mayores que la permanencia.

Por entonces, el equipo ilicitano ya había disputado tres partidos de Liga y aún tardaría uno más en debutar. Fue en la quinta jornada ante el Levante (1-1), participando durante media hora.

En su primer campeonato, el cordobés solo compitió en 13 partidos de Liga, seis como titular, de los 34 posibles desde su llegada al Elche.

La forma de jugar del Elche, que se caracterizó por un fútbol físico, replegado y con poca posesión de balón, tampoco ayudó a crear un ecosistema ideal para el argentino en las pocas ocasiones en las que estuvo disponible para sus entrenadores.

A pesar de las dudas sobre su rendimiento, su último partido ante el Getafe (3-1), en el que tuvo una brillante actuación, le valió para ganarse la confianza del propietario, Christian Bragarnik, y del entonces entrenador, Francisco Rodríguez, y prolongaron su contrato un año más.

El técnico del Getafe, Quique Sánchez Flores, lanzó tras el partido una reflexión de la que se han acordado muchos seguidores ilicitanos con el paso del tiempo.

El entrenador elogió la calidad del argentino, pero planteó la duda de si sería capaz de tener una actuación a ese nivel de forma continuada y, sobre todo, en partidos de máxima exigencia y no en uno de trámite para cerrar el campeonato.

El tiempo le dio la razón a Quique, ya que Pastore, pese a las buenas intenciones de la pretemporada, apenas participó con el equipo en el curso 2022-23.

El Elche no facilita partes médicos ni explica los motivos de las ausencias, pero al jugador se le vio trabajar al margen del grupo desde la misma pretemporada.

El cordobés debutó en la segunda jornada ante el Almería, disputando solo los últimos cuatro minutos. Esa fue toda su aportación al Elche en el presente curso, ya que en el resto de los encuentros ni siquiera ha aparecido en las convocatorias al encadenar diversos problemas musculares.

El internacional argentino únicamente ha competido esta temporada, en la que su equipo es colista, en el 0 ’31 % de los minutos del campeonato.

Pastore dejará en el Elche una tarjeta de 14 partidos de Liga, una expulsión con roja directa por insultar al árbitro, con sanción de cuatro partidos, y ningún gol. Números, datos y sensaciones muy pobres, a años luz de la expectativa e ilusión que generó su fichaje. AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img