spot_img

Partido Nacional tras 10 meses de salir del poder dice que no hay una estrategia para contrarrestar la extorsión en Honduras

Tegucigalpa – La extorsión es incontrolable en Honduras y el Partido Libertad y Refundación (Libre) y Xiomara Castro, no tienen estrategia para contrarrestar ese delito, inicia diciendo el Partido Nacional (PN) en un pronunciamiento oficial contra el flagelo que golpea a comerciantes, transportistas y empresarios del país centroamericano.

El Partido Nacional con 10 meses de haber dejado el poder Honduras, indica en su enunciado que extorsión no es un delito nuevo, lo nuevo es que se ha disparado, porque este gobierno de abandonó la lucha contra la delincuencia y asegura la situación de inseguridad es incontenible.

“Diversos sectores han levantado su voz de alarma, debido a que el delito de la extorsión se ha elevado a niveles escandalosos y que no se tenían en diciembre de 2021. Lejos de tener una estrategia clara y voluntad política para combatir ese delito, la actual administración y su aliado el PSH, le han dado la espalda a los ciudadanos y abandonaron la lucha”, expresa el escrito.

Seguidamente, señal “nuevamente, como sucedió entre 2006 – 2009, le han abierto las puertas a los delincuentes para que actúen con total impunidad. El pueblo está pagando por la decisión de Xiomara y Mel de sacar de las calles a los militares, de debilitar a la Policía Militar del Orden Público, porque acabaron con la Fuerza Anti-Maras”.

En ese sentido, añade que las anteriores medidas permitieron el reintegro a la institución, de policías depurados que están ligados a las maras, y por darle el manejo de los centros penales a la Policía Nacional. Estas malas decisiones, se reflejan en el día a día del país, con un aumento sustancial de la extorsión y la criminalidad.

La Bancada PN está lista para apoyar acciones y defender al pueblo indefenso: Aprobar medidas penales urgentes, activar el Consejo de Defensa y Seguridad sin sesgos políticos, pedir a la presidenta un plan integral inmediato de ataque frontal al crimen organizado, decretar una emergencia nacional en materia de seguridad; y que el Congreso exija a los Ministros de Defensa y Seguridad, que articulen esfuerzos y capacidades para enfrentar este grave problema.

Finalmente expresa que basta de culpar a la administración pasada de los graves problemas del país, dejen que sea el pueblo y la historia, los que se conviertan en ese juez. Este gobierno socialista debe responder ya al clamor ciudadano, que pide empleo, salud, educación y seguridad. JP

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img