Panamá contabiliza 88.381 casos de la COVID-19 y 1,919 defunciones

Panamá – Panamá añadió este martes 896 nuevos casos de la COVID-19 y 13 muertes, que elevaron a 88.381 los contagios confirmados y a 1,919 los fallecimientos acumulados en 170 días de pandemia, dijeron las autoridades, que anunciaron un plan actualizado de reapertura con base a una mejora en los indicadores.

El informe del Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) indicó que hay 1.553 pacientes hospitalizados, 1.400 en sala general y 153 en unidades de cuidados intensivos (UCI), mientras que 21.704 están aislados en sus casas y 446 en hoteles-hospitales.

En Panamá, desde el primer caso descubierto el 9 de marzo pasado, se han aplicado 313.342 pruebas de detección de la COVID-19, 4.907 en las últimas 24 horas con una positividad de 18,3 %.

La positividad global de los test acumulados a la fecha es del 29,4 %, mientras que los aplicados por 100.000 habitantes ascienden a 7.324.

Las autoridades reiteraron la tendencia a la baja que se está dando en los indicadores, con un número reproductivo de contagios o RT por debajo de 1, un descenso sostenido en la mortalidad diaria menor del 3 % y una letalidad local de 2,2 %, de las más bajas de la región, así como capacidad hospitalaria y disponibilidad de camas en sala general, semiintensivos y UCI.

Basados en estos indicadores, se anunció un cronograma para la reapertura de casi todas las actividades en el país, incluida la aviación internacional, entre el 7 de septiembre y el 12 de octubre, cuyo cumplimiento dependerá de que los indicadores de la pandemia mantengan la «tendencia a la baja» de las últimas semanas.

Ese cronograma prevé que se levante el 14 de septiembre próximo la restricción de movilidad por género y el 12 de octubre el toque de queda nocturno.

Sin fecha de apertura en Panamá son los cines, museos, gimnasios, casinos, bares, discotecas, así como las actividades de congresos, conciertos, ferias, fiestas patronales, carnavales, desfiles, procesiones o el regreso a la educación presencial.

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, destacó que la tendencia a la baja de indicadores «dan tranquilidad» para avanzar en equipo y proceder, siempre y cuando se mantengan, con este nuevo plan actualizado de reapertura.

Sucre reiteró a la población no bajar la guardia, cumplir con las medidas de bioseguridad recomendadas por el Minsa para mitigar la propagación del virus, como el lavado constante de manos, uso de la mascarilla y, sobre todo, el distanciamiento social.

Esta mejora de los indicadores pandémicos llevó a las autoridades a retomar la semana pasada la reactivación gradual de la golpeada economía, que este año caerá en 9 % de acuerdo con las previsiones oficiales.

Lo + Nuevo

22,262FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte