spot_imgspot_img

Panamá aboga por normalización de SICA en Cumbre dominada por tema Honduras

Panamá – El presidente panameño, Ricardo Martinelli, abogó hoy por la plena normalización del funcionamiento del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) durante el acto de apertura de la XXXV Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del organismo, cuya agenda está dominada por el tema Honduras.
 

Sin la presencia del gobernante nicaragüense, Daniel Ortega, y tras una reunión elevada a rango de Cumbre con el presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, los mandatarios de la región comenzaron su primer encuentro en doce meses con el recuerdo de que el órgano aún está en proceso de recuperación tras el golpe de Honduras.

«Confiamos en que a partir de esta Cumbre podamos trabajar en todos los niveles orgánicos para lograr una plena normalización del SICA (aunque) reconocemos lo que coyunturalmente nos separa», destacó Martinelli durante su discurso de apertura.

El presidente panameño se refirió al grave problema institucional que produjo al SICA el golpe de junio de 2009 contra Manuel Zelaya, un episodio que, aseguró, ya ha sido superado con el concurso de la mayoría de los países miembros.

Hace hoy un año, al día siguiente de la asonada, los presidentes de Centroamérica aprobaron una declaración en la que convenían medidas de aislamiento al régimen golpista así como la retirada de embajadores de Honduras.

Aunque todos los países de Centroamérica, salvo Nicaragua, han reconocido ya y abogado por restablecer las relaciones con el Gobierno de Porfirio Lobo, que asumió el poder en Honduras en enero pasado, el SICA aún no ha consensuado un acuerdo para certificar la vuelta a la situación previa al golpe.

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, que toma parte en la Cumbre al frente de la delegación de su país, decía hoy en pasillos a periodistas que esa normalización es un anhelo de todos los centroamericanos, pero principalmente de los hondureños.

«Los intereses de nuestros pueblos son mucho más importantes frente a cualquier otra diferencia, porque ante un mundo globalizado solo manteniéndonos unidos podremos insertarnos y competir en condición de equidad», destacó Lobo.

Sin embargo el mandatario de El Salvador, Mauricio Funes, reconocía que aún no se ha modificado el escenario regional en esta reunión.

«Por lo menos es muy prematuro para decirlo, si al final de la misma (…) logramos una declaración que le permita restituir a las autoridades hondureñas su derecho a formar parte del SICA entonces sí habría avance», afirmó.

Funes manifestó su confianza de que con el tiempo se va a recuperar la normalidad con relación a Honduras y subrayó que no tiene «ningún sentido» que a estas alturas ese país continúe fuera del SICA y fuera de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde fue suspendido tras el golpe.

Explicó que aunque Lobo y la delegación hondureña estén participando en la Cumbre, para normalizar la situación de ese país con el organismo hace falta una declaración conjunta de los presidentes similar a la que se dio en Managua el año pasado, algo a lo que se opone Nicaragua.

Es necesaria «una declaración de los presidentes centroamericanos de que levantamos la prohibición que se consensuó poco después del golpe militar, en Managua, donde acordamos que no se iba a permitir la presencia de ninguna autoridad del gobierno de facto en el SICA o en cualquier otro organismo regional», explicó.

Fuera del tema Honduras, Martinelli mencionó el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE), suscrito en mayo pasado, como uno de los triunfos de la integración centroamericana y de la Presidencia semestral panameña del organismo regional.

También mencionó el fortalecimiento en la lucha contra el narcotráfico y el tráfico ilícito de armas, las pandillas criminales y otras amenazas de seguridad, así como la reactivación de las reuniones de seguridad de Centroamérica.

A la Cumbre asisten los mandatarios de Costa Rica, Laura Chinchilla; Guatemala, Álvaro Colom; Honduras, Porfirio Lobo, y El Salvador, Mauricio Funes, y el viceprimer ministro de Belice, Gaspar Vega, así como el vicepresidente tercero del Gobierno español, Manuel Chaves.

También el presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, y el vicepresidente de República Dominicana, Rafael Alburquerque.

Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,127FansMe gusta
37,825SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img