spot_imgspot_img

Oscar Elí, una historia de afectos hasta su trágico final

Tegucigalpa – Óscar Elí Mancía Sierra, un hombre de apenas 24 años, se convirtió en la víctima 358 de los internos que murieron producto del incendio en la cárcel de Comayagua Zona central de Honduras. Su entorno familiar deja ver una historia humana en la que los afectos no faltaron.
 

En la celda 10 del penal de Comayagua se encontraba privado de libertad Óscar Elí Mancía Sierra, quien resultó con quemaduras en su cuerpo ascendentes al 70%, según especialistas.

Su cuerpo fue tratado por personal en la sala de quemados del Hospital Escuela.

En el trémulo pasillo del vetusto centro asistencial yacía su pareja sentimental, Katherin Aguilar, una joven de20 años de edad que se estrenará como madre en siete meses.

Las lágrimas no se contienen, su dolor es latente; lleva horas sin probar comida. Sin embargo, entre lamento y lamento, evoca con nostalgia la última plática que sostuvieron antes del terrible suceso: “siempre platicábamos…”, comenta entrecortada.

La angustia la aflige. Convivieron por más de 2 años…su mirada se pierde entre la gente, llora y de nuevo comenta el día que se conocieron en Siguatepeque (región central de Honduras).

“Él le dijo, no se preocupe, que tiene que estar bien por el hijo que lleva en su vientre”, interrumpió la madre del paciente Sergia Francisca Sierra. La pareja habría sostenido una plática breve antes de ingresar el muchacho a la sala de cuidados intensivos.

La progenitora del interno explicó a Proceso Digital que fue una hermana de ella quien les dio la trágica noticia. “No te vayas a asustar, me dijo, pero el penal donde está Óscar agarró fuego…en ese momento encendí la televisión y nos fuimos rápido a la cárcel a que nos dijeran que pasaba”, expresó con lágrimas en sus ojos.

Agregó que desde el miércoles pasado llegaron a Tegucigalpa. “Nos turnamos para venir a cuidarlo, estábamos durmiendo en el albergue del INFOP su papá, mi hija de crianza, ésta muchacha y yo, pero la mayor parte del día la pasamos aquí, cuidando a mi muchachito”, declaró.

Óscar Elí Mancía Sierra era originario de San Pedro Sula. Tenía 24 años de edad; era padre de tres niños (5, 3 y 1 año), producto de una relación anterior; su pareja actual está embarazada. El falleció este fin de semana, pocas horas después también murió otro de sus compañeros, la víctima 359,mientras otros tantos se debaten entre la vida y la muerte en el estatal hospital Escuela de Tegucigalpa.
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,393FansMe gusta
39,406SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img