spot_img

ONU-DH condena el asesinato de una madre buscadora en el norte de México

Por:

Compartir esta noticia:

Ciudad de México.- La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó este jueves el asesinato de Rosario Lilián Rodríguez, una madre buscadora de desaparecidos, ocurrido el miércoles en el municipio de Elota, en el norteño estado de Sinaloa.

La ONU-DH «expresa su firme condena del asesinato de la señora Rosario Lilián Rodríguez Barraza, quien habría sido privada de la libertad el 30 de agosto y posteriormente asesinada», refirió el organismo en un boletín.

De acuerdo con la información, Rodríguez era madre de Fernando Abixahy Ramírez Rodríguez, desaparecido desde 2019. Y, además, era integrante del colectivo “Corazones sin justicia” y buscadora solidaria, “como otras tantas personas en México”.

El organismo señaló que la mujer habría estado en brigadas de búsqueda en Sinaloa durante agosto, mes en el que habrían localizado cuerpos de personas fallecidas.

Lamentó que su crimen se haya dado justo en el marco del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, que se conmemora el 30 de agosto.

“Resulta atroz y desgarrador que mientras amplios sectores de la sociedad se solidarizan con las madres buscadoras, haya quien las agreda a todas ellas, asesinando a una de sus hermanas de causa”, sostuvo Guillermo Fernández-Maldonado, representante en México de la ONU-DH.

Y dijo que pese al dolor del asesinato, la marcha de las madres que buscan a a sus seres amados en México “no se detendrá”.

Recordó que justo el día del asesinato de Rodríguez, Michelle Bachelet dirigió un último mensaje a México en su carácter de Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en el que expresó que durante su gestión se sintió inspirada por el liderazgo de las mujeres buscadoras en México.

La ONU-DH, que ofreció sus condolencias a la familia y personas allegadas de la víctima, señaló que su asesinato es una evidencia más de “la dura situación” que enfrentan las familias de personas desaparecidas en México, que no solo padecen el dolor de la ausencia y la incertidumbre, sino que también enfrentan innumerables riesgos.

Y reiteró su admiración y compromiso de seguirles acompañando.

Asimismo, hizo un llamado a las autoridades correspondientes a investigar con prontitud y diligencia el asesinato de Rodríguez e impulsar una investigación exhaustiva que agote todas las líneas de investigación relevantes, “incluida la relación del asesinato con la desaparición de su hijo y su labor de búsqueda”.

Además, recordó que las autoridades tienen la obligación de garantizar la seguridad y protección de las víctimas que participan en los procesos de búsqueda en México y abogó por la no repetición de estos hechos.

México superó en mayo la cifra de 100.000 personas desaparecidas, y recientemente se alcanzaron las 103.000, según el Registro Nacional de Desaparecidos de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Además, vive una crisis forense con más de 52.000 restos humanos sin reconocer. 

(ir)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img