Ombudsman insta a México a retirar cargos y liberar a migrante hondureño

Tegucigalpa – El Comisionado de los Derechos Humanos en Honduras, Roberto Herrera, instó hoy a la fiscalía de México a retirar los cargos contra el migrante hondureño Ángel Amílcar Colón, acusado de crimen organizado, permitiendo su inmediata liberación, y a investigar la denuncia de tortura presentada por el detenido.
 

En entrevista con Efe en Tegucigalpa, Herrera pidió «respetuosamente» a la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) que «antes de presentar la parte final del caso valore de nuevo las pruebas» y que «desista» de tramitar la solicitud para que Colón sea condenado en México por crimen organizado.

«Es muy importante que se examine el expediente y (se hagan) constar todas las vulneraciones que se han producido» contra el migrante hondureño, de la etnia garífuna, subrayó Herrera.

El defensor del pueblo en Honduras enfatizó que «por ahora lo importante es liberar a nuestro compatriota Colón, reunirlo con su familia y luego seguir con lo que corresponda como consecuencia de estas actitudes».

Colón fue detenido en la ciudad de Tijuana en marzo de 2009 cuando policías allanaron la vivienda donde un traficante de personas lo mantenía antes de llevarlo a la frontera con Estados Unidos.

Colón «ha sido objeto de tortura y se le han vulnerado todos los derechos», destacó Herrera, al tiempo que señaló que el acusado fue privado de su libertad por «ser migrante, por su origen étnico y por su color de piel».

El Ombudsman exhortó a la PGR a investigar las denuncias de tortura y otras violaciones a los derechos humanos del acusado, disponibles en un informe elaborado por médicos internacionales, que a inicios de 2014 examinaron a Colón y concluyeron que los resultados médicos eran coherentes con su denuncia sobre tortura.

Colón, quien está encarcelado en una prisión federal de Tepic, Nayarit, emigró de Honduras para ayudar económicamente a su familia y cubrir la atención médica de su hijo Ángel Elvir, quien padecía cáncer y que falleció a causa de la enfermedad.

Herrera denunció, además, que las autoridades mexicanas vulneraron el derecho al debido proceso, a la presunción de la inocencia y a la integridad física de Colón, y le han negado el derecho a comunicarse con su familia en Honduras.

«No se aseguró el cumplimiento de las formalidades que garantizasen la defensa de nuestro compatriota y se omitieron una serie de acciones con el objeto de dejar la incriminación fundamentada en un delito de crimen organizado, en el cual él no ha tenido ninguna participación», indicó el defensor del pueblo.

Colón, declarado el pasado día 22 «preso de conciencia» por Amnistía Internacional (AI), también ha sido objeto de «discriminación racial y se le han vulnerado todos sus derechos como migrante», añadió.

Herrera subrayó que ante la vulneración de los derechos humanos de Colón no se descarta que Honduras pida a México una «reparación» de los daños ocasionados al migrante hondureño.

Antes de emprender su viaje a Estados Unidos, Colón era presidente de la Organización Fraternal Negra Hondureña, que defiende los derechos culturales y territoriales de los garífunas, que también exigen la liberación del migrante.

Lo + Nuevo

22,599FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte