Tegucigalpa – El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, abogó este lunes porque en la reunión que sostendrán al más alto nivel los presidentes de Honduras, Guatemala, El Salvador con su similar de Estados Unidos, se tome en cuenta la seguridad humana o democrática de los países de la región.
 

Estamos a la expectativa, dijo Herrera Cáceres que el tema no sólo sea abordado desde el punto de vista de la seguridad nacional que invoca los Estados Unidos sino que se tenga muy en cuenta y primordialmente la seguridad humana o democrática de los países de la región.

El próximo 25 de julio, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibirá en la Casa Blanca a los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina; de Honduras, Juan Orlando Hernández; y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, para conversar sobre la llegada masiva de niños migrantes.

Según el Ombudsman hondureño en esa reunión será importante hacer énfasis en aspectos que son de interés común, que se garantice la reunificación familiar y encontrar una solución permanente a la migración forzada e irregular hacia los Estados Unidos.

En su criterio, otro aspecto que se debe garantizar es la promoción del desarrollo en todos los municipios ya que es la mejor forma de atender las causas estructurales de la migración.

El defensor de los derechos humanos espera que los niños sean tratados de acuerdo con su interés superior y que cada situación se analice caso por caso para poderlo documentar apropiadamente.

Añadió que en vez de pasar ante las cortes de migración los niños pasen primero por las cortes juveniles que son las que verifican esa documentación y se le dé oportunidad a los abogados para poder tutelar debidamente los derechos de la niñez.

Otro elemento mencionado por Herrera Cáceres es que Honduras no solamente es un país expulsor sino que de tránsito ya por este país centroamericano pasan centenares de personas de origen cubano, sudamericanos y africanos.

En ese sentido, declaró que la delegación hondureña debe poner mucho énfasis en esos aspectos con el fin de asegurar cosas qué preocupan a los Estados Unidos y que Estados Unidos tenga en cuenta sobre las preocupaciones que hay en Honduras en esa materia.

Se anunció que los presidentes de Estados Unidos, El Salvador, Honduras y Guatemala buscaran los mecanismos que permitan fomentar el desarrollo, el crecimiento económico y la seguridad en la región, así como afrontar los factores que están causando que muchos centroamericanos emprendan el peligroso viaje a Estados Unidos en busca del “sueño americano”.