Oleada de críticas a Bolsonaro por renuncia de Moro como ministro de Justicia

Sao Paulo- La renuncia del exjuez Sergio Moro a su cargo como ministro de Justicia en Brasil desató este viernes una oleada de críticas contra el Gobierno de Jair Bolsonaro, a quien llegaron a acusar de dar un «golpe a la democracia» del país.

Uno de los discursos más duros fue el gobernador del estado de Sao Paulo, Joao Doria (centro-derecha), quien en declaraciones a los periodistas, tachó de «un golpe a la justicia, a la libertad y a la democracia de Brasil» la salida del ministro, conocido por conducir el caso de Lava Jato y llevar a la cárcel al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva..

«Lamento mucho que nuestro país tenga que luchar contra dos virus, el coronavirus y el que está en el Palacio de Planalto en Brasilia», añadió el gobernante de la región más poblada e industrial de Brasil, en una referencia directa al presidente Bolsonaro.

El gobernador del estado de Rio de Janeiro, Wilson Witzel (también del espectro de la derecha), transmitió a través de su cuenta oficial de Twitter su «tristeza» ante la renuncia de Moro.

«Estaría honrado con su presencia en mi Gobierno aquí, vuestra excelencia, tiene carta blanca siempre», complementó Witzel.

En menos de una semana, Sergio Moro se convirtió en el segundo ministro de Bolsonaro en salir del Gobierno, detrás del ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, quien fue sustituido por el oncólogo Nelson Teich la semana pasada en plena pandemia de COVID-19.

En Twitter, el exministro Mandetta, que como Moro gozaba de altos índices de popularidad, agradeció la labor del antiguo titular de Justicia por estar «siempre pensando en el bien común».

Por su parte, el presidente de la Frente Parlamentaria de la Seguridad Pública en el Congreso, el diputado Capitao Augusto, se limitó a escribir en sus redes sociales el hashtag «ficamoro» (#quédatemoro).

Mientras, Bolsonaro publicó un escueto tuit para informar que daría una rueda de prensa para «restablecer la verdad» sobre la marcha de Moro.

En cambio, los hijos del presidente considerados una suerte de consejeros, el diputado federal Eduardo, el senador Flávio y el concejal de Rio de Janeiro Carlos, no se pronunciaron públicamente.

La abogada de la familia Bolsonaro, Karina Kufa, escribió para sus casi 40.000 de seguidores en Twitter que «Jair es honesto y siempre quiere el bien del país».

Compartir

spot_img

Más noticias

23,564FansMe gusta
39,870SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img