spot_imgspot_img

Olancho clama por la reducción de la letalidad

Tegucigalpa – La reducción de la tasa de letalidad es la principal misión de la intervención de las autoridades sanitarias y municipales que sufre de un aumento de los decesos de COVID-19 en el departamento de Olancho.

– Los números rojos en cuanto al índice en la tasa de letalidad se pronuncian en Salamá con 11.11%, Guayape, Silca, San Francisco de la Paz con 11.11% , entre otros reconoce Sinager.

El clamor de los ediles y líderes sociales en la región ha resonado con fuerza en los espacios mediáticos en las últimas horas con mayor acento. Los alcaldes de Juticalpa, Guarizama y otros han llevado la voz del auxilio.

Olancho se ha visto ensañado por el COVID-19 en la última semana que ha forzado al gobierno a intervenir el departamento ante el aumento de casos y alta tasa de letalidad.   

“En marcha intervención especial en #Olancho para que unidos hagamos el mejor de los esfuerzos para proteger la vida y economía de un pueblo noble y altamente productor de nuestros alimentos”, posteó el presidente Juan Orlando Hernández en su cuenta de Twitter.

Según las cifras oficiales del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), Olancho registra mil 915 contagiados, 116 fallecimientos y 815 personas recuperadas.

De los 80 mil 020 contagiados, Olancho equivale el 2.4 por ciento de los casos.

Mientras que, de los dos mil 396 fallecimientos, Olancho tiene un 4.8 por ciento, es decir, el cuarto departamento con más decesos, después de Cortés, Francisco Morazán y Atlántida.

200 decesos en Juticalpa

El alcalde de Juticalpa, Huniberto Madrid, aseguró que este municipio cuenta con un registro de 200 fallecimientos, cifra superior a los 58 que reporta Sinager.

El alcalde de Juticalpa, Huniberto Madrid

Señaló que diariamente habilita siete fosas para el entierro de fallecidos por COVID.

El alcalde estimó que a diario pierden la vida de uno a tres pacientes por el virus en el Hospital San Francisco.

Expuso que Olancho atraviesa una crítica situación sanitaria en la que cada 100 muestras se toman 49 salen positivas, casi la mitad de las pruebas procesadas.

El también médico apuntó que pese que 22 de los 23 municipios del departamento cuentan con centros de triajes,  hay comunidades que se ubican a largas distancias que imposibilitan la llegada de una persona enferma para recibir asistencia.

Anunció que estableció cuatro centros de estabilización regional para atender a las personas que viven en comunidades lejanas, y ser trasladados a un hospital en caso de ser necesario.

Salas de estabilización para controlar la letalidad

El subcomisionado de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Julio Quiñonez, dijo que los municipios que presentan números rojos en cuanto al índice en la tasa de letalidad son: Salamá con 11.11%, Guayape, Silca, San Francisco de la Paz con 11.11% y otros.

Julio Quiñonez, subcomisionado de Copeco

“Salama es uno de los municipios que debería ser lugar para instalar una sala de estabilización para garantizar las pruebas rápidas, medicamentos y oxígeno”, ejemplificó.

El funcionario argumentó a Proceso Digital que estos municipios deben contar con salas de estabilización para controlar y reducir la alta tasa de letalidad.

Indicó que la estrategia de intervención consiste en mejorar la capacidad de respuesta rápida del sistema sanitario mediante la instalación de más salas de estabilización, mejorar las brigadas médicas, centros de triajes y centros hospitalarios.

Puntualizó que Olancho debido a su gran extensión territorial dificulta el traslado de ciudadanos de municipios lejanos a los centros hospitalarios de Juticalpa y Catacamas.

“Queremos montar estas salas de estabilización para que estén más cerca de la población y puedan llegar de manera oportuna evitar las pérdidas de vidas humanas”, planteó.

Diseñó la dotación de más camillas, 50 mil mascarillas, cinco mil pruebas rápidas, mejorar las condiciones de los equipos médicos, llevar dos máquinas de laboratorio y movilizar recurso humano desde Tegucigalpa.

Copeco envía equipo forense

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), y Sinager  decidieron enviar un equipo forense para investigar la alta mortalidad, morbilidad y letalidad de casos de COVID-19 en Olancho.

La jefa de respuesta rápida de Sinager, Roxana Díaz, detalló que el equipo forense entrevistará a cada uno de los familiares de las víctimas y determinar si fueron o no causa del COVID-19.

Sinager mandó un equipo forense a Olancho para investigar las muertes por COVID-19 en ese departamento

“De igual forma, es una supervisión continua en los centros hospitalarios ya que estamos teniendo un problema de subregistro ya que muchas veces en los centros médicos privados no se nos reportan los fallecimientos de personas por COVID y esos datos se pierden”, subrayó.

También agregó que las autoridades no realizan los levantamientos de cuerpos de las personas que perecen en sus viviendas, por lo tanto, se entrevistará al personal de las funerarias.

20 de 30 muestras son positivas en las comunidades

El alcalde de Guarizama, Román Ruíz, detalló que 20 de las 30 muestras que realizan en las brigadas médicas en las comunidades son positivas.

Proceso Digital
El alcalde de Guarizama, Román Ruiz.

Complementó que en el centro de triaje que se ubica en el casco urbano del municipio, siete de las 10 pruebas rápidas son positivas.

“No tenemos la capacidad como municipalidad para pagar y contratar a médicos, la solución es esperar que el gobierno u organizaciones nos ayuden con los fondos para obtener un incremento mayor y poder contratar médicos”, reconoció el edil.

Ruíz lamentó que el centro de triaje solo cuenta con un médico y dos enfermeras para la atención de pacientes.

En ese sentido, dijo que remiten pacientes al municipio de San Francisco de la Paz para descongestionar la carga laboral del personal del triaje. (ag)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img