spot_imgspot_img

Nuevas formas de clases esperarán a universitarios el 2021

Tegucigalpa – Las 21 universidades públicas y privadas hondureñas trabajan en un protocolo para el regreso a clases el próximo año, en la cual habrá el modelo mixto de clases, presencial y virtual, de acuerdo con cada necesidad de los estudiantes y las instituciones académicas.

  • Modalidades como que el profesor esté solo en un aula transmitiendo en vivo y los alumnos en su casa, es una de las propuestas que se estudian.
  • El vicerrector Julio Raudales, considera que las plataformas informáticas son buenas y amigables, pero el problema es la poca conectividad y el costo para alumnos e incluso para los profesores.

Lo anterior fue señalado por los diversos responsables de las universidades hondureñas, quienes puntearon que el calendario establece que esta semana o la próxima el Consejo de Educación Superior (CES), el ente regulador universitario, discuta una propuesta enviada por el sector privado y luego en octubre turnarlo a la aprobación del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), quien al final aprobará o no al retorno a clases en los campus.

Actualmente los 21 centros de educación superior operan por la vía virtual, lo que es normal, ya que, en 160 países, de 188 donde se constata la presencia de la pandemia del COVID-19, las clases presenciales están suspendidas, según el Consejo Superior de Universidades Privadas de Centroamérica (CSUCA).

Centroamérica

Secretario general del CSUCA, Carlos Alvarado Cerezo

El secretario general del CSUCA, Carlos Alvarado Cerezo, explicó que en la región la situación es diversa, ya que atiende a cada particularidad.

Explicó que Nicaragua inicialmente no suspendió las clases y las actividades académicas presenciales se mantuvieron, aunque en los últimos dos meses el gobierno decretó aplicar un distanciamiento social.

Mientras Belice reportó pocos casos de COVID-19, lo que ha permitido que los centros universitarios cuenten con la presencia de docentes y alumnos.

En tanto el resto de las naciones se suspendieron las actividades presenciales, ya que fue la disposición de los gobiernos y los responsables de las universidades decidieron respetarlas.

Lo anterior llevó a las autoridades de los centros de educación superior a profundizar la educación virtual, aunque con las limitaciones que impone la realidad de cada país.

Alvarado Cerezo estima que será hasta el próximo año se irá pasando a una etapa en la que habrá actividades presenciales unos días y virtuales otros días, y en eso es que se está trabajando y tratando la manera de combinarlo, por lo que lo de la pandemia fue algo intempestivo, nos agarró de sorpresa y no estábamos preparados.

Situación en Honduras

En Honduras todavía no se registra un aplanamiento de la curva de la pandemia y algunas autoridades y expertos hablan de que se encuentra en una meseta.

En todo caso, la Asociación Nacional de Universidades Privadas de Honduras (ANUPRIH), se ha reunido para discutir el tema del regreso a la normalidad, informó el rector de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec), Marlon Brevé, quien ostenta la presidencia de esa organización y por lo tanto le ha tocado liderar el proyecto.

Brevé dijo que han trabajado en un plan para cuando toque regresar y hacer que se cumpla el mismo para lo cual se nombró una comisión que ha trabajado en dos documentos, uno se refiere a un protocolo de bioseguridad y otro de reapertura de las actividades académicas.

Rector de Unitec, Marlon Brevé

El rector de la UNITEC indicó que esos dos documentos fueron enviados a las 15 universidades privadas y fueron aprobados en una asamblea de la ANUPRIH, donde se decidió que esos escritos se enviarán al rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Francisco Herrera, en su condición de presidente del Consejo de Educación Superior (CES).

Fue precisamente en el CES donde se aprobó que las universidades pudieran impartir clases a distancia y desde entonces se han servido mediante plataformas virtuales, por lo que la decisión final sobre la nueva normalidad debe tomarse en esa instancia.

Propuestas de las privadas

En ese sentido, la ANUPRIH le remitió los dos documentos al doctor Herrera quien se comprometió que la comisión que él llama “COVID-19 de la Autónoma” está revisando esos documentos.

El compromiso del rector de la UNAH es que la ANUPRIH y la comisión COVID-19 de la Autónoma se reúnan a trabajar esos documentos ya de manera consensuada y de ahí saldrá una propuesta única que será llevada primero al Consejo de Educación Superior posiblemente este mes de septiembre y una vez aprobada en el CES, no significa que se da luz verde para reabrir, aclaró Brevé.

Añadió que “nosotros esperamos que esta comisión bipartita se active esta semana o la próxima para que en una o dos semanas lleguemos a un consenso y a mediados o a finales de septiembre haya una reunión del CES y ojalá se aprueben esos documentos”.

Acotó que una vez que los documentos sean aprobados por la comisión bipartita se deben remitir al Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), que sería la instancia que finalmente daría la luz verde lo que dependerá de cómo esté la pandemia.

La información que se maneja por los expertos es que se llegó a una meseta y los casos tanto en Tegucigalpa como en San Pedro Sula, están controlados porque los hospitales tienen baja ocupación, a los triajes asisten menos gente y las brigadas médicas siguen trabajando y la percepción que hay es que la situación está un poco más complicada en el interior de los otros 16 departamentos.

“La idea es estar listos y queremos que el CES apruebe esos documentos y que a finales de septiembre o principios de octubre, el CES apruebe esos documentos y que ojalá que el Sinager, dependiendo de la pandemia, nos dé luz verde para que en octubre, o noviembre o en diciembre, pero lo más tarde en enero, se autorice que las universidades reabran las actividades académicas de manera parcial, gradual y semi presencial y para ello cada universidad se ha estado preparando con tiempo”, afirmó Brevé.

Mecanismos

Añadió el rector de la UNITEC que cada universidad ha estado haciendo inversiones para adaptar las aulas, algunas de las cuales contarán con una cámara para que el profesor transmita la clase, es decir que el catedrático vaya a la universidad y las transmita sin la presencia de estudiantes y otra modalidad es que la mitad de los estudiantes asista a clases y la otra mitad esté en sus casas a fin de que se respeten los mecanismos de bioseguridad y el distanciamiento social.

La UNAH está invirtiendo en quioscos donde habrá agua y gel antibacterial

Asimismo, todas las universidades se están preparando para contar con dispensadores de alcohol gel y que haya agua en todos los baños y que la circulación a los mismos sea limitada de acuerdo con el distanciamiento.

Conoció que la UNAH para el caso, está invirtiendo en quioscos donde habrá agua y gel antibacterial disponible en diferentes lugares del campus.

Laboratorios

Esperan que en algunos laboratorios se autorice la presencia de estudiantes porque hay clases que tienen un alto componente práctico que actualmente no se están ofreciendo por lo que los alumnos se están atrasando en el área de salud, ingenierías y gastronomía, por lo que esas clases se pueden dar en el laboratorio en los campus y en las sedes con todos los mecanismos de bioseguridad, con un número reducido de estudiantes que puedan rotar, aunque tengan que asistir dos veces.

No obstante, para enero se espera que haya una mayor presencia en los campus y sedes no solamente para recibir las clases con componente práctico, sino que en algunas clases la mitad de los estudiantes esté en el aula y la otra mitad en sus casas, refirió.

Agregó que, asimismo, se está haciendo un análisis ya que algunas clases se podrán impartir en línea al establecer que no es necesaria la presencialidad.

Baja conectividad

El vicerrector de Relaciones Internacionales de la UNAH, Julio Raudales, refirió que en ese asunto se ha estado trabajando y el tema es retornar a las actividades académicas de manera paulatina, considerando todas posibilidades tecnológicas que existen.

Cada institución tiene su forma de ver cómo podría ser la nueva normalidad

Sobre las propuestas de las universidades privadas, indicó que cada institución tiene su forma de ver cómo podría ser la nueva normalidad, y la UNAH considera que las plataformas informáticas son lo suficientemente buenas y amigables para que el trabajo se pueda hacer virtual, pero el problema es la poca conectividad que el país tiene y lo caro que le puede resultar a un estudiante porque esa modalidad eleva los costos para los alumnos e incluso para el mismo profesor.

Raudales coincide en que las carreras más afectadas por la pandemia son aquellas que requieren de más trabajo práctico y de laboratorio ligadas a las ciencias puras como química, física, biología, microbiología y las ingenierías ya que las carreras humanísticas y sociales no tienen tanto problema porque los cursos y las plataformas están diseñadas para que se trabaje de manera más simple.

“Creo que es importante que se diseñen estrategias con las condiciones de bioseguridad adecuada para que las personas que entren al laboratorio puedan asegurarse de que no vaya a haber ningún tipo de contaminación”, apuntó el vicerrector.

Estimó que ya para el último trimestre de 2020, el país estará mejor respecto a la pandemia, lo que irá ampliando con el tiempo. “Creo que para lo que ha servido esta pandemia es para entender que debemos tener claro cuáles son las mejores opciones y no solamente pensar en lo presencial como lo único valedero”, comentó. (om)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,060FansMe gusta
37,656SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img