Tegucigalpa – El diputado y el miembro de la Comisión de Seguridad del Congreso Nacional Tomás Zambrano, anunció que solicitarán a las compañías de telefonía móvil, que se cancelen los números de teléfonos celulares que no tienen registro para evitar extorsiones desde el interior de los centros penales.
 

Mencionó que el flagelo de la extorsión está ocasionando “grave daño a la población”, por lo cual indicó que la Comisión de Seguridad, presentará la iniciativa para que las empresas de telefonía móvil procedan a “desactivar todos Los números telefónicos que no tienen registro, que no tienen registrado, que no saben quiénes son sus dueños en Las diferentes empresas de telefonía celular”.

Asimismo remarcó que a la par de la desactivación de estos numero telefónicos, buscaran “el bloqueo de manera definitiva de llamadas que se originan de los centros penitenciarios”.

El congresista indicó que por medio de llamada del interior de los centros penales, se ordenan las ejecuciones de delitos de extorsión, secuestros, asesinatos.

Rememoró que en su momento, fue aprobada Ley de intervención de llamadas telefónicas la cual aseguró que “ya han dado resultandos positivos”.

Asimismo dijo que fue creada la Dirección de Investigación Inteligencia para que luche contra el delito de la extorsión y el chantaje o el mal llamado impuesto de guerra.

Además dijo que procedieron a aumentar la pena en el Código Penal de 15 a 20 años para que no gocen de medidas sustitutivas y han prohibido las medidas cautelares a las personas que son acusadas por delitos de extorsión.

El bloqueo de las llamadas de telefonía móvil en las cárceles ha sido una medida que se ha anunciado desde el pasado, pero que hasta el momento no se ha cumplido.

Esta medida fue una de las primeras acciones que anunció la comisión del Instituto Nacional Penitenciario (INP), como parte del proceso de transición de los centros penales en Honduras, en febrero pasado.

Posteriormente en abril, el director de centros penitenciarios hondureños, Marcelino Flores, descartó que la mayoría de los crímenes que suceden en el país se ordenen desde los recintos carcelarios al agregar que han logrado bloquear las llamadas específicamente en la Penitenciaría Nacional.

“En la Penitenciaría Nacional se ha instalado una máquina que no funciona al cien por ciento por fallas técnicas, pero se ha logrado controlar el flagelo porque tenemos policías más conscientes trabajando en eso”, explicó Flores.

Pese a lo anterior, en los últimos meses los efectivos de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), identificaron a dos privados de libertad como responsables del delito de extorsión y dicha actividad la realizaban desde el interior de la Penitenciaría Nacional de Támara.

Los internos requeridos responden a los nombres de Elvin Alexis Molina Moreno (37) y Marvin Alexis Mencia Rodríguez, quienes según el informe policial, desde el interior del recinto, dirigían a su compañera de hogar, para que éstas realizaran el cobro de extorsión en varios negocios de Talanga.