spot_img

No son de Dios quienes promueven el aborto, critica el cardenal y les dice que nunca es tarde para transformarse

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga criticó y condenó este domingo en su homilía dominical, las intenciones de aprobar el aborto en Honduras “no son de Dios quienes promueven el aborto”, externó el líder religioso.

Instó a seguir el ejemplo de Jesús, en el tiempo de cuaresma, un llamado para hacer cambios profundos y no perecer, esto no solo es tema del pasado, la guerra de Ucrania, la contaminación ambiental, el calentamiento de la Tierra, la injusticia social, la violencia, solo generan más crisis para la sociedad. La guerra no es camino debe terminar esas acciones irracionales y destructivas.

Señaló que no puede verse como un avance social, “la iniciativas que están centradas en la muerte, Dios promueve la vida, todo aquel que procura la muerte, no es de Dios y los  legisladores que piensan que es un avance el aborto, que es la muerte del inocente, del que no puede defenderse y después se rasgan las vestiduras diciendo que no hay pena de muerte y ellos mismos sentencian a muerte al inocente, no pueden estar con Dios”, puntualizó.

“Rogamos para que la palabra toque el corazón de los que se endurecen en el pecado, la irracionalidad, aquellos que piensan que se puede quitar la vida a cualquier persona, todos perecerán, vivirán una vida de angustia, remordimiento y si no se arrepienten de lejanía perpetua y de la verdadera felicidad”, recalcó el arzobispo capitalino.

Agregó que la esperanza debe prevalecer, que siempre hay segundas oportunidades para rectificar y corregir lo que no está bien; el llamado sigue siendo para enderezar el camino porque Dios siempre espera algo mejor de sus hijos y cada cuaresma es un llamado para convertirse y no quedarse en la situación del pecado, hay que dar frutos en la pascua de resurrección.

“Todavía hay gente que se endurece en el mal y en el pecado, a todos los asesinos que están quitando la vida de personas inocentes, tienen que saber que toda vida merece respeto, por esa razón Dios, da tiempo y muestra su misericordia, sigue esperando, porque el amor espera siempre y sin límites, entonces Jesús sigue llamando”, externó Rodríguez Maradiaga.

 En ese sentido, insistió que «Dios no se cansa nunca de esperar que dejemos el pecado. El amor no puede ser vencido por la obstinación, rechazo y resistencia, el tiempo y el amor hacen posible que se realice el plan de Dios que es amor, hay que dejar el odio, rencor, resentimiento, amargura, porque ahí no puede estar Dios, porque somos higueras estériles”.

Indicó que Dios sigue creyendo, esperando algo nuevo del ser humano, todos tienen su tiempo, no sabemos cuándo terminará, pero si es un momento para dar frutos de vida mientras haya tiempo. Hoy podemos decirle al Señor, ayúdanos a poner en práctica tu palabra y podamos dar frutos de amor, solo en ti Señor encontramos sentido y una alegría que permanece siempre”.

JP

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img