spot_img

Nicaragua conmemora el aniversario 156 del natalicio de Rubén Darío

Por:

Compartir esta noticia:

San Salvador.- Nicaragua conmemoró el aniversario número 156 del natalicio del mayor poeta nacido en su territorio y uno de los más importantes de la lengua hispana, Rubén Darío (1867-1916), considerado el “Príncipe de las letras castellanas”.

Estudiantes, profesores y otros miembros de la comunidad educativa de Ciudad Darío, antigua Metapa, lugar de nacimiento del poeta, cantaron las mañanitas y partieron un pastel en la casa donde nació el considerado padre del modernismo literario.

“Este es un día especial en el que celebramos a Darío, quien siempre vive en cada uno de nosotros, el corte de este pastel es parte de ese festejo y lo compartimos con nuestra niñez”, dijo la alcaldesa de Ciudad Darío, Lesbia Treminio, a través de medios del Gobierno.

En Managua, la Asamblea Nacional (Parlamento) dedicó su sesión en honor de Rubén Darío, mientras que delegaciones de distintas escuelas de la ciudad se concentraron en el monumento en su honor en el antiguo centro de Managua para dedicar una serenata con los coros estudiantiles y la orquesta del Teatro Nacional Rubén Darío, una de las más prestigiosas de Nicaragua.

“Darío es un referente, un renovador. Es el libertador del idioma que con la nueva métrica del verso alejandrino, que incorporó al castellano, sembró en las nuevas generaciones una forma más fresca de escribir, de redactar”, afirmó el coordinador de Cultura del Ministerio de Educación, Harold Delgado.

Las celebraciones en honor de Rubén Darío iniciaron el pasado día 12, con la presentación de las candidatas a Musa Dariana, el concurso de belleza más importante de Ciudad Darío, situada 89 kilómetros al norte de Managua.

Para mañana está prevista una serie de actividades culturales de poesía, danza y coplas, así como recitales y discusiones sobre la obra de Rubén Darío.

Rubén Darío trascendió por obras como “Azul” (1888), “Prosas Profanas” (1896) y la considerada más trascendental: “Cantos de vida y esperanza” (1905).

“A Margarita Debayle”, “Lo fatal”, “Marcha triunfal” y “Sonatina”, están entre los poemas que más se conocen del nicaragüense.

Los restos de Rubén Darío se encuentran bajo un león triste esculpido en mármol, junto con el escudo de Nicaragua, en el interior de la “Real e Insigne Basílica Catedral de León” o “Catedral de la Asunción”, en el noroeste del país, Patrimonio de la Humanidad de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). EFE

(ir)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img