spot_imgspot_img

Muertos por la COVID-19 en Honduras suman 2,736 y los contagios 99,347

Tegucigalpa –  La cifra de muertos en Honduras por la COVID-19 se elevó este jueves a 2,736 con seis nuevos casos registrados por el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), mientras que los contagios ascendieron a 99,347 en casi ocho meses de pandemia. 

El organismo hondureño reportó hoy 223 nuevos contagios con la enfermedad entre 906 pruebas PCR de laboratorio procesadas, con las que los enfermos ya suman 99.347 desde marzo, cuando se comenzó a expandir la enfermedad en el país centroamericano.

También informó de 507 personas hospitalizadas a causa del coronavirus, de las que 392 presentan un cuadro estable, 96 están graves y 19 en unidades de cuidados intensivos a nivel nacional.

Además, hoy se registraron 421 nuevos casos de pacientes recuperados, con los que ya son 42.574 personas las que han superado la enfermedad, que se ha expandido en los 18 departamentos que tiene Honduras. 

Según el informe del organismo hondureño, hoy también se reportaron seis fallecimientos, que han elevado la cifra a 2.736 desde marzo.

Los primeros dos casos de contagios con COVID-19 en Honduras se registraron el 11 de marzo, y al cerrar ese mes el Sinager informó de que los muertos sumaban diez. 

En los últimos días las pruebas de laboratorio han disminuido por la emergencia que vive Honduras a causa de la depresión tropical Eta, que el miércoles ingreso al país y ha dejado un acumulado de once muertos.

A casi ocho meses de la pandemia y un confinamiento forzado, con un toque de queda que todas las semanas es prolongado, Honduras sigue sin conocer la magnitud de la pandemia debido a las pocas pruebas que procesan diariamente los laboratorios de virología. 

Según médicos que están al frente de la lucha contra el coronavirus, el país debería procesar a diario al menos 3.000 pruebas PCR, algo que las autoridades han prometido, pero hasta ahora no han cumplido. 

Los departamentos de Cortés, en el norte del país, y Francisco Morazán, en el centro, siguen siendo los principales epicentros de la mortal enfermedad.  

Muchas micro, pequeñas, medianas y grandes empresas han cerrado operaciones, agravando el desempleo que ya sufría el país, antes de la propagación de la covid-19. Según el sector privado, en cinco meses se han perdido unos 500.000 empleos.

JS

COMUNICADO-242

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,168SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img