spot_imgspot_img

Muertes violentas de mujeres no cesan en Honduras

Tegucigalpa – Las muertes violentas de mujeres no cesan en el territorio nacional. La situación se vuelve preocupante porque se ha convertido en otra pandemia que no encuentra cura y que permanece en la impunidad.

– Según datos del Observatorio de la Violencia de la UNAH, cada 30 horas pierde la vida una mujer en condiciones violentas.

– Más de 110 mujeres han sido asesinadas en Honduras durante 2021, el 60 por ciento de los casos fueron perpetrados por sus parejas.

Las muertes de mujeres no distinguen edad, ni estatus social, los crímenes se cometen en horas del día o la noche, sin estimar que muchas de ellas son asesinadas frente a sus hijos o madres.

Durante este fin de semana ingresaron a la morgue capitalina 29 cuerpos, de los cuales cuatro eran mujeres, dijo la portavoz de Medicina Forense, Issa Alvarado.

En las últimas dos semanas, según los recuentos estadísticos de Proceso Digital, se constata que al menos una docena de mujeres perdieron la vida de forma violenta.

Una docena de decesos

Este día fue encontrado el cuerpo sin vida de una joven de 18 en el sector conocido como Medina en Puerto Cortés, zona norte de Honduras.

La joven fue identificada como Fabiola Murillo Aguilar, quien había sido reportada como desaparecida por sus familiares hace varios días.

El cuerpo de Murillo Aguilar fue encontrado en medio de la maleza en ese dicho sector.

La muerte de la jovencita se da en menos de 24 horas, del hecho violento registrado el domingo, donde dos jóvenes mujeres fueron asesinadas en el interior de una vivienda en la Residencial Lempira en el municipio de Juticalpa, departamento de Olancho.

Según reportes de vecinos, escucharon disparos en horas de la madrugada. En la mañana notificaron a las autoridades el hallazgo de cuerpos sin vida de mujeres.

Las víctimas han sido identificadas preliminarmente como Yulisa Sánchez y Luisa Montero, ambos cuerpos fueron trasladados a la morgue capitalina, donde ya se contabilizaban otros dos cuerpos de mujeres que habían ingresado de otros sectores del país, confirmaron autoridades.

Mientras que el 3 de junio, fue asesinada Sandra Maritza Núñez Maldonado junto a su esposo y dos de sus hijos en el sector de El Picachito en esta capital, los antisociales interrumpieron en la vivienda y posteriormente sacaron de la misma a las cuatro personas y las dejaron sin vida en una hondonada de la zona.

El 2 de junio, fue asesinada Paola Leiva junto a su hija menor de edad y su esposo, mientras que otras dos personas resultaron heridas, en un hecho múltiple registrado en Ticamaya, Cortés.

El 30 de mayo, una mujer fue asesinada a mano de dos sujetos en la ciudad de Trujillo, Colón, Caribe de Honduras. La víctima fue identificada como Santos Marcías García.

Asimismo, el 29 de mayo, se reportó un feminicidio contra Keyla Sarahí Sierra de 27 años, quien se encontraba en su negocio de venta de lácteos al momento que fue atacada a disparos, supuestamente por su exesposo.

Ese mismo, 29 de mayo, desconocidos raptaron, violaron y asesinaron a una fémina en un sector de la capital hondureña. Los familiares de la joven identificada como Marlyn Waleska Perdomo de 27 años, retiraron su cuerpo de la morgue del Ministerio Público y exigieron que se esclarezca el caso.

El 28 de mayo, una joven estudiante de medicina fue asesinada a manos de un desconocido en un sector de la capital hondureña.

Según la información, la joven universitaria recibió al menos 10 disparos de arma de fuego por parte de un sicario en el interior de una vivienda localizada en el barrio El Centro de la aldea de Támara localizada en la periferia norte de la capital.

Se trata de la joven Yamari Barrientos Valladares de 25 años, quien era estudiante de la carrera de medicina en una universidad privada de la capital.

Igualmente, el 26 de mayo, una joven de 23 años fue ultimada por un sujeto que le infirió varios balazos frente a sus hijos y madre en el barrio La Pava de Sabá, departamento de Colón.

La víctima respondía al nombre de Maritza Onelia Méndez (23), quien descansaba en un catre en el patio de su casa, cuando un sujeto no identificado llegó y le impactó varios balazos.

Exigen respuestas ante ola de violencia

Las muertes violentas de mujeres durante el fin de semana, Merly Eguigure, coordinadora del Movimiento Visitación Padilla, alzó la voz en representación del movimiento feminista en Honduras y exigió una respuesta estatal a la ola de violencia.

“Esto es el resultado de toda la descomposición social que hay en este país donde el respeto a la vida es un bien que no protege el gobierno”, declaró Eguigure a periodistas en Tegucigalpa.

Señaló que la ola de violencia contra las mujeres se ha incrementado en tiempos de pandemia.

De acuerdo a estadísticas del Observatorio Nacional de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH), durante este 2021 cada 30 horas muere una mujer de forma violenta en Honduras. 

Según datos del Observatorio de la Violencia de la UNAH, unas 110 mujeres han sido asesinadas a nivel nacional en el presente año.

“Etapas complejas”

El repunte de la violencia en Honduras son “etapas complejas”, señaló el comandante de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), Mario Bueso.

“Es un año complejo de mucho reto en el que la criminalidad se ha arreciado y las actividades delictivas se están presentando de manera intensificada”, dijo el comandante de Fusina.

Bueso recordó que en el presente año, la lucha para contrarrestar la violencia sería compleja, debido a que en la ciudadanía persiste un estrés por la crisis económica por la pandemia del COVID-19.

En ese sentido, manifestó que la Operación Morazán implica la intervención de 30 municipios que abarcan el 70 por ciento de los casos de violencia en Honduras.

IR

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,098SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img