spot_imgspot_img

Muerte, angustia e incertidumbre

Tegucigalpa – El huracán Eta que alcanzó categoría cuatro, degradado a tormenta y después a depresión tropical, pese a ello no logró escatimar su agresividad en Honduras y producto de las múltiples lluvias ya suman más de una veintena de víctimas en distintas partes del país.

– 1.5 millones de personas afectadas por el embate del meteoro.

– Copeco solo registra ocho fallecidos en la emergencia.  

La muerte, la angustia y el dolor rondan este país centroamericano que hace 22 años vivió el fatídico huracán Mitch. Escenas dramáticas se repiten y se espera las condiciones empeoren en las próximas horas cuando las aguas bajen en las zonas que han quedado anegadas en el norte de Honduras.

Las Fuerzas Armadas de Honduras, se han sumado a labores de rescate en todo el país.

Solo este día se han reportado al menos 13 muertes en distintas partes de la nación y desde el pasado martes 3 de noviembre a la fecha ya suman 21 los fallecimientos producto de las constantes lluvias e inundaciones. Se trata de 13 menores de edad y ocho adultos.

Cuando solo las bandas del ciclón afectaban a Nicaragua y Honduras, ya las autoridades de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), declararon Alerta Roja en seis departamentos, esto el martes 3 de noviembre y un día después, se amplió a todo el territorio.

Expertos alertaron que el avance acelerado del fenómeno, era preocupante, por lo que se debían tomar medidas urgentes, ya que Eta dejaría rastros demoledores en todo el país, así lo dijo el decano de Ciencias de la estatal Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Nabil Kawas.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), solo reconoce el deceso de ocho personas por la emergencia, así como 1.5 millones de personas afectadas.

Se prevé que cuando las aguas bajen en la zona del Valle de Sula, los muertos podrían ascender a un cantidad considerable, pero todo este panorama se dilucidará en las próximas horas o días.

Martes

La zona norte de Honduras, es la región más afectada por la tormenta Eta

Honduras comenzó a ver la tragedia desde el pasado martes, cuando una menor de 13 años, se convirtió en la primera víctima del temporal, en un derrumbe ocurrido en la aldea El Carmen en San Pedro Sula, el reporte lo bridó el Cuerpo de Bomberos de Honduras.

Y es que a medida se fue acercando el huracán a Honduras, en esa misma medida mostraba su embestida, ya que para el miércoles 4 de noviembre el Cuerpo de Bomberos de Honduras, en sus acciones de recate y evacuaciones reportaron siete víctimas ese día.

A todo eso el fenómeno se encontraba apenas en tierras nicaragüenses, pero los efectos agresivos ya estaban dejando ríos desbordados, casas inundadas y graves daños en infraestructura y la red de energía eléctrica, eso, entre otras afectaciones al sector productivo agrícola.

Miércoles

Las labores de evacuación se han venido desarrollando en los últimos tres días en varios municipios de Honduras.

Solo en la mañana de ese día cuatro personas fallecieron, tres menores y una persona adulta, en la ciudad de Tela, Atlántida, en las comunidades de San Antonio del Norte y en La Fortaleza, donde una madre y dos de sus hijos fallecieron soterrados.

Siempre el miércoles, las autoridades municipales de Sulaco, Yoro, reportaron el deceso de un menor de 15 años, quien fue sorprendido por las embravecidas corrientes del río Tascalapa. En Santa Bárbara, Santa Bárbara, un infante de 2 años y en San Manuel, Lempira un señor (37) se sumaba a la lista de ocho víctimas.  

 Jueves

Centenares de personas que viven en zonas de alto riesgo han tenido que ser albergadas en zonas más seguras en Honduras.

El recuento de muertes ha seguido en aumento, solamente hoy las víctimas sumaron 11, siete menores de edad y cuatro adultos, en municipios de los departamentos de Santa Bárbara, Cortés y Atlántida.

El fatal día comenzó con el reporte de dos menores que fallecieron producto de un derrumbe en su vivienda, en el sector conocido como Níspero en Santa Bárbara, al occidente de Honduras.

Consecuentemente, cuatro personas, entre ellos tres menores de edad y un adulto mayor, perdieron la vida soterrados en su hogar en Las Lomas de Águila, en Gualala de este mismo departamento.

Al mismo tiempo, se reportó la muerte de una menor en La Ceiba, Atlántida y por la tarde de este día, cuatro miembros de una familia -un menor de edad-, murieron soterrados en la aldea Mayén, Cofradía en el departamento de Cortés, zona norte de Honduras.

La noche de este jueves se informó que dos hermanos murieron soterrados en la comunidad La Estrella en Omoa, Cortés.

Las víctimas identificadas únicamente como Michel (20) y Tulio (25) salieron a rescatar a su madre en su vivienda y pudieron hacerlo, sin embargo la mujer les dijo que volvieras por sus gallinas y otras mascotas, por lo que los jóvenes volvieron, pero con tan mala fortuna que un deslave los sorprendió matándolos en el instante.

En el suceso otro hermano menor de 12 años estuvo a punto de perecer, pero solo resultó con lesiones en su cuerpo, por lo que fue llevado al hospital de área de Puerto Cortés.

Luto en Centroamérica

El fenómeno climático también ha provocado luto en los restantes países de Centroamérica. Para el caso en Nicaragua se reportan dos muertos hasta ahora.

La influencia de Eta, la vigésimo octava tormenta con nombre de la temporada activa de huracanes de 2020, se ha hecho sentir en toda Centroamérica, una región con volcanes, costas en el Atlántico y el Pacífico y unos 50 millones de habitantes, muchos pobres y asentados en zonas de alto riesgo, que la hacen de las zonas más vulnerables del planeta a los desastres naturales.

En Panamá las autoridades han recuperado los cuerpos de cinco personas, de ellas tres menores, que fueron arrastrados por ríos desbordados, pero se teme que el número de muertos pueda ser mayor porque hay desaparecidos, al menos una docena según socorristas en el terreno, en zonas del occidente del país, la más castigada por las lluvias.

Al menos cuatro personas murieron, incluidos dos niños, y otras dos están desaparecidas en Guatemala debido a las lluvias causadas en las últimas horas por el influjo de Eta, y el Gobierno decretó el estado de calamidad en ocho de los 22 departamentos del país.

Las autoridades de protección civil señalaron que han sido evacuadas 1,801 personas y que 408 están en albergues, y que desde el ingreso de Eta a Centroamérica el martes pasado se han reportado 443 viviendas con daños en el territorio guatemalteco.

En Costa Rica, una pareja falleció este jueves al ser sepultada por un derrumbe que cayó sobre su vivienda en la localidad Coto Brus, en el sur del país, como consecuencia de las lluvias que afectan el país como efecto indirecto de Eta.

El Salvador se encuentre en máxima alerta por las lluvias generadas por Eta, que llevaron a las autoridades a evacuar preventivamente a 1,193 personas, que fueron ubicadas en 24 albergues, mientras que los daños registrados este jueves son leves.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,211SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img