Muere Tito Vilanova, ex técnico del Barcelona

Barcelona – El ex entrenador del FC Barcelona Francesc ‘Tito’ Vilanova ha fallecido hoy a los 45 años en la clínica Quirón de Barcelona, ha confirmado el club azulgrana.
 

– El ex técnico del Barcelona ha fallecido a los 45 años a causa del cáncer que sufría en la glándula parótida.

Vilanova fue operado ayer de una obstrucción en el estómago, causada por un cáncer en la glándula parótida contra el que ha luchado en los dos últimos años.

En un comunicado de prensa, el FC Barcelona «lamenta informar de que ‘Tito’ Vilanova nos ha dejado hoy, a la edad de 45 años», y precisa que la defunción se ha producido esta tarde «al no haber podido superar la enfermedad contra la que luchaba desde el 2011».

«El club quiere expresar el pésame a su familia, con la que comparte estos momentos de dolor, juntamente con los socios, aficionados del FC Barcelona y todo el mundo del fútbol y del deporte», añade el comunicado de la entidad azulgrana.

El FC Barcelona ha vuelto a subrayar que la familia del ex técnico ha solicitado respeto porque «desea vivir en la más estricta intimidad los momentos posteriores al deceso».

En las próximas horas, el Barcelona habilitará en la tribuna del Camp Nou un espacio abierto a los aficionados para que puedan mostrar su afecto por la figura del que fue entrenador del club en la temporada 2012-13 y que, anteriormente, formó dúo con Josep Guardiola, desde la temporada 2008-09. El club informará también de los actos relacionados con la ceremonia religiosa que está programada para los próximos días.

No era mediático

Se fue ‘Tito’ Vilanova de la misma manera que llegó, sin hacer ruido y con esa energía que le ha rodeado hasta el último momento. Su vida no fue la misma desde que en noviembre de 2011 le detectaron un tumor en la glándula parótida contra la que luchaba desde entonces.

Nació en Bellcaire de l’Empordà (Girona) el 17 de septiembre de 1968, en el seno de una familia de clase media. Su padre, Joaquim, fue alcalde de esa población de poco más de 600 habitantes entre 1991 y 2003 y la familia regenta un par de bodegas en localidades cercanas.

Ingresó en La Masia del Barcelona con 14 años. Allí fue donde conoció a Pep Guardiola, una relación que le marcó desde entonces y lideró el mejor Barcelona de toda la historia.

De carácter positivista -repite siempre la frase ‘Todo irá bien’-, Vilanova disfruta de la música, la vida familiar, las setas, los caracoles, la paella y los canelones de su suegra.

En 1992 se casó con Montse Chaure, una diseñadora gráfica, que es la madre de Carlota, una estudiante de Dirección y Administración de Empresas en ESADE, y de Adrià, un prometedor jugador de las categorías inferiores del Barça.

Tito llegó a jugar hasta en el filial, pero tuvo que buscarse su futuro profesional como futbolista lejos de la sombra del Camp Nou. Jugó en el Figueres, Celta de Vigo, Badajoz, Mallorca, Lleida, Elche y Gramenet.

En 2002 dejó el fútbol a causa de problemas en las rodillas e inmediatamente inició su carrera como técnico. En 2003 entrenó al cadete del Barça y posteriormente inicio una carrera por diferentes equipos hasta que hizo dúo técnico con Pep Guardiola en la temporada 2007-08.

Al lado de Guardiola, de quien fue ayudante, Vilanova vivió los mejores momentos de su vida deportiva y afrontó el reto de hacerse cargo del primer equipo (el 27 de abril de 2012) ante el adiós de Guardiola.

Meses antes, Vilanova ya había sentido el vértigo de enfrentarse a una operación de máximo riesgo cuando el 21 de noviembre de 2011 fue intervenido tras detectársele en un control de oído la existencia de un tumor en la glándula parótida.

Dieciocho días después, Tito estaba al lado de Pep en los entrenamientos. Todo parecía controlado. Ya como primer entrenador, los éxitos continuaban. La eliminación del Barça en las semifinales de la Champions ante el Chelsea supuso el adiós de Pep y la llegada de Vilanova como primer entrenador.

En diciembre de 2012 se hizo público que había recaído del cáncer en la glándula parótida. Pese a ello, el Barça completó la mejor primera vuelta de la historia de la Liga (18 empates y una victoria) y acabó por conquistar el campeonato batiendo el récord de puntos.

Vilanova fue tratado en Nueva York de su enfermedad y se reincorporó a su trabajo en el Barcelona a principios de abril de 2013. Hasta entonces, el equipo fue entrenado por su ayudante, Jordi Roura.

Al término de la temporada, Tito Vilanova, de común acuerdo con el club, decidió poner fin a su carrera como entrenador. Se despidió mediante una carta pública el 20 de julio pasado.

Entonces aseguró que dedicaría todas sus fuerzas y energías a continuar recuperándose de su enfermedad: «Son momentos difíciles para los míos y por eso he pedido a los medios de comunicación respeto y comprensión. Una vez he dejado de ser el entrenador del Barça espero poder tener la tranquilidad y privacidad que tanto yo como mi familia necesitan en estos momentos».

Y desde entonces silencio. Siguió con su tratamiento, alguna furtiva imagen suya fue captada en el Camp Nou, durante algún partido del primer equipo, y también en la Ciudad Deportiva, durante algún encuentro de su hijo Adrià.

Y hasta hoy. El viernes santo fue ingresado en una operación programada para solucionar un problema gástrico. La intervención tuvo lugar el 24 de abril. Se fue ‘Tito’ Vilanova de la misma manera que llegó, sin hacer ruido y deja una herida en el corazón del barcelonismo.

Vilanova, una vida para el fútbol,
aunque sin jugar en el Barça

Francesc ‘Tito’ Vilanova (Bellcaire d’Empordà, Girona, 17 de septiembre de 1968) falleció hoy a los 45 años tras una vida entregada al fútbol, con una carrera exitosa como entrenador del FC Barcelona, aunque nunca llegó a jugar en el primer equipo.

Comenzó a jugar al fútbol de centrocampista en las categorías inferiores del FC Barcelona. A mediados de los ochenta coincidió en La Masía con Pep Guardiola.

En junio de 1988 fue subcampeón de la Copa del Rey juveniles y al mes siguiente se le incluyó en la plantilla del filial azulgrana, el Barcelona Atletic, que militaba en Segunda B, en el que coincidió con Ferrer, el guardameta Busquets, Luis Milla y Guillermo Amor, entre otros.

A finales de junio de 1990 fue cedido a la Unió Esportiva Figueres, de Segunda División, con Jorge d’Alessandro en el banquillo. El equipo disputó el ascenso a Primera frente al Cádiz, en junio de 1992.

A continuación, en el verano de 1992 estaba previsto su regreso a la disciplina del FC Barcelona, pero acabó recalando en el Celta de Vigo, su único equipo de Primera División. En el verano de 1994 se quedó sin ficha en el Celta, aunque el jugador continuó entrenándose con el equipo gallego, que lo repescó en enero de 1995 hasta finalizar esa temporada, en el que le dio la baja definitiva.

Abrió entonces una etapa en equipos de Segunda: el 29 de agosto de 1995 fue presentado como nuevo jugador del Badajoz, en el que permaneció esa temporada. La siguiente, la 1996-97, jugó en el Mallorca, con Víctor Muñoz como entrenador, y entre julio de 1997 y junio de 1998 en el Lleida, con Juande Ramos en el banquillo.

En el verano de 1998 fichó por el Elche, en Segunda, equipo en el que volvió a coincidir con el técnico d’Alessandro. Estuvo en el equipo alicantino hasta junio de 2000. Luego fichó por la Unión Deportiva Atlético Gramenet, en Segunda B, en el que se retiró en diciembre de 2001. En su último año en este equipo realizó prácticas de entrenador tutorizadas.

Vilanova había iniciado su formación como técnico en su etapa alicantina, en la que consiguió el título de instructor de fútbol base (2000), al año siguiente logró el título de entrenador regional y en 2003 el de entrenador nacional.

Su debut como entrenador fue en el equipo cadete B del FC Barcelona, el 12 de enero de 2002, con victoria por 3-0 sobre el cadete A del Espanyol. En éste tuvo como jugadores a Gerard Piqué, Fábregas y Messi, y fue quinto en la Fase Nacional de la Nike Premier Cup, en mayo de 2003.

A finales de noviembre de 2003 pasó a entrenar al FC Palafrugell (Tercera División), desde mayo de 2004 desempeñó el puesto de director deportivo en el Figueres y desde junio de 2005 ese mismo puesto en el Terrassa FC, que acababa de descender a Segunda B, en el que estuvo dos campañas.

En junio de 2007, Pep Guardiola fue contratado como entrenador del Barcelona B y llevó como ayudante a Vilanova. Desde entonces sus carreras fue un tándem que culminó con la llegada de ambos al banquillo de la primera plantilla blaugrana, el 5 de junio de 2008, y se rompió con la salida de Guardiola al finalizar la temporada 2011-12.

En esos cuatro años como asistente de Guardiola el equipo logró sus mayores éxitos. En la primera campaña hicieron pleno al conquistar la cifra récord de tres títulos, aunque en el cómputo del año 2009 fueron finalmente seis copas: Copa del Rey, Liga de Campeones, Liga, Supercopa de España, Supercopa de Europa y Mundial de clubes.

En la 2009-10 el equipo logró la Liga y la Supercopa de España, en la 2010-11 la Copa de Europa, la Liga, las dos Supercopas y el Mundial de Clubes, y en la 2011-12 la Copa del Rey. Totalizaron 14 trofeos sobre los 19 posibles.

Vilanova, que siempre había estado en la sombra y era en algunas ocasiones el estratega de planteamientos tácticos del equipo y jugadas, saltó a las primeras páginas de los medios deportivos a raíz de la agresión sufrida el 17 de agosto de 2011 por parte del entrenador del Real Madrid, Jose Mourinho, quien le metió un dedo en el ojo, y el 22 de noviembre de ese mismo año cuando se sometió a una intervención quirúrgica de cáncer en la glándula parótida.

El 27 de abril de 2012, Guardiola dio a conocer la decisión de no renovar y ese mismo día se anunció que Vilanova tomaría el relevo, aunque hasta el 13 de junio no se dio a conocer que el contrato con la entidad sería por dos temporadas.

El 19 de diciembre de ese año se conoció que el técnico había recaído del cáncer, por lo que tuvo que pasar de nuevo por el quirófano al día siguiente, en el hospital del Vall d’Hebrón de Barcelona, para extirparle un tumor que se le ha reproducido en la glándula parótida.

Aunque temporalmente durante enero de 2013 volvió a tomar la dirección del equipo, el 21 de ese mes se trasladó a Nueva York para recibir tratamiento médico, donde estuvo hasta el 26 de marzo. A continuación, regresó al banquillo. Durante su ausencia se hizo cargo de equipo blaugrana Jordi Roura.

Cesó como entrenador el 19 de julio de 2013 para seguir tratamiento médico de quimioterapia en un hospital barcelonés y el club fichó a Gerardo ‘Tata’ Martino.

Desde entonces, el técnico ha seguido al FC Barcelona desde un palco del Camp Nou en los encuentros contra el Real Madrid, Espanyol y Milán, y el 8 de enero de 2014 en el de Copa frente al Getafe. Días después presenció el encuentro del juvenil B del FC Barcelona, en la Ciutat Esportiva, en el que milita su hijo Adrià, quien le dedicó un gol.

Estaba casado con Montse Chaure y tienen dos hijos (Carlota y Adrià), con quienes residía en Vallvidrera (Barcelona).

Síganos

21,576FansMe gusta
33,211SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Principales

Lo más reciente

En día 192 de pandemia, Honduras llega a 70,611 casos y 2,146 muertos

Al cumplirse este viernes 192 días de pandemia, Honduras alcanzó 70 mil 611 contagios y 2 mil 146 muertos, confirmó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).

EEUU mantiene a Honduras en la lista de países productores y de tránsito de drogas

Estados Unidos descertificó a Bolivia y Venezuela por incumplir de "manera demostrable" sus compromisos internacionales de combatir el narcotráfico y amenazó por segunda vez con aplicar esta medida a México, a menos que demuestre "avances considerables" en esta materia el próximo año.

Abogado Tony García, primer hondureño en aplicarse ensayo de vacuna contra el COVID

El abogado hondureño Tony García reveló que recientemente viajó a una clínica de San Antonio en Texas, Estados Unidos, para aplicarse el ensayo de una vacuna contra el COVID-19.

La criminalidad se reactiva a medida se suavizan las restricciones, según Policía Nacional

El portavoz de la Policía Nacional (PN), el comisionado Jair Mezadijo este viernes que la criminalidad se activa en el país en la medida se suavizan las medidas de restricción.

Rebrote de COVID vendrá, eso no lo podemos negar, estima ministro de Trabajo

Madero mencionó que al producirse un avance a la siguiente fase de la reactivación económica, lógicamente hay mayor circulación de personas.