spot_imgspot_img

MP analiza pruebas para presentar requerimiento sólido en caso de hospitales

Tegucigalpa – La Fiscalía hondureña analiza cada una de las evidencias logradas en sus diligencias investigativas en el caso de la presunta adquisición irregular de siete hospitales móviles a un intermediario que los compró en Turquía.

– Desde el lunes se ha hecho un despliegue mediático sobre la movilización de los contenedores que contienen los hospitales, aunque se le ha prohibido el ingreso a la prensa donde funcionará el sanatorio en San Pedro Sula.

Honduras pagó 48 millones de dólares (1 mil 200 millones de lempiras) por los siete sanatorios rodantes, los que apenas dos llegaron hace 19 días al país y uno de ellos comenzó a instalarse este martes en San Pedro Sula, epicentro de la pandemia de COVID.

En comunicación con Proceso Digital, el portavoz del MP, Yuri Mora, dijo que los aparatos médicos que venían dañados, usados y vencidos fueron decomisados para contrastar algunos puntos del contrato sobre la adquisición de los mismos y así aportar elementos a la investigación que ronda la compra de los siete hospitales al intermediario Axel López.

Dijo desconocer si en los próximos días la Fiscalía citará más funcionarios ligados a la millonaria oscura compra o en qué momento se presentarán eventuales requerimientos fiscales.

Mora destacó que “como es el proceder del Ministerio Público se trabaja en forma profesional en cada uno de los requerimientos que se presentan para que los mismos sean inobjetables y bien sustentados en los tribunales de la República”.

Sobre la compra de hospitales móviles, el MP maneja tres líneas de investigación y por ello han comparecido varios funcionarios y exfuncionarios de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H), entre ellos los exdirectores: Marco Bográn y Evelyn Bautista, así como miembros del consejo directivo: Martha Doblado y Rocío Tábora. También compareció la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores y empleados de esa oficina encargada de las inversiones por parte del Estado.

Honduras pagó a finales de abril 48 millones de dólares al contado por siete hospitales móviles, de los que dos arribaron el 9 de julio al país y hasta este día uno de ellos comenzó a ser desmontado en San Pedro Sula.

El Ministerio Público inspeccionó cada uno de los 78 contenedores que traían los dos hospitales, encontrando serias irregularidades como equipo vencido, usado y dañado. Invest-H prohibió la presencia de la prensa en la instalación del primer hospital móvil en la ciudad industrial de Honduras.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,060FansMe gusta
37,652SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img