Movimiento estudiantil de la UNAH sigue firme en toma de edificios a espera de diálogo

Tegucigalpa – Sigue cerrado el acceso a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), por parte de los estudiantes que exigen un dialogo verdadero para solucionar el conflicto.

En el campus del Valle de Sula, un grupo de dirigentes estudiantiles mantienen la toma por una causa que ellos consideran como «justa y legítima».

Los jóvenes insisten en que su lucha no está contaminada por intereses políticos, sino que responde a un deseo de recuperar los espacios de participación democrática y a su demanda porque sea elevada la calidad de la enseñanza superior.

Asimismo, señalan que los exámenes de admisión son excluyentes, las condiciones en que son recibidas las clases son deplorables y la mayoría de los docentes sufre deficiencia para dictar su cátedra.

En ese sentido, los miembros del movimiento estudiantil de la UNAH-VS, exigieron que de deroguen las normas académicas y que los estudiantes que tienen requerimiento fiscal sean absueltos.

En la capital hondureña, los edificios siguen tomados por los estudiantes que señalaron que la lucha continuará hasta lograr su objetivo.

En otros centros regionales, los alumnos también han paralizado sus clases.

Las autoridades universitarias anunciaron el fin de semana pasado una reprogramación de los calendarios académicos para lo que falta de 2016, pero advirtieron que los mismos se modificarán en la medida que la interrupción de clases se mantenga.

La rectora Julieta Castellanos ha reiterado que fuerzas extrañas al quehacer académico son las que dirigen las protestas estudiantiles que han pasado de ser exigencias académicas para convertirse en demandas políticas y lo vincula directamente con el partido Libertad y Refundación (Libre), que lidera el expresidente Manuel Zelaya.

En tanto la organización de profesores de la UNAH, así como el sindicato de trabajadores, han pedido a las autoridades resuelvan la crisis mediante un diálogo abierto con los estudiantes.

Las protestas universitarias iniciaron hace tres semanas en demanda de modificación a las normas académicas. Como respuesta las autoridades han pospuesto algunas medidas como la puesta en vigencia de un índice del 70 por ciento como nota mínima para aprobar una asignatura. Los estudiantes consideran que no se trata de buscar paliativos sino soluciones a largo plazo.

Lo + Nuevo

22,245FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte