Tegucigalpa – El ministro de Educación, Marlon Escoto, dijo que le daría vergüenza ser parte del gobierno del Partido Libertad y Refundación (Libre), con lo que salió al paso de las declaraciones del coordinador general de esa institución política, el ex presidente Manuel Zelaya quien expresó que ratificaría en el cargo a ese funcionario si le lleva las cartas de recomendación de los dirigentes de los seis colegios magisteriales.
 

Recientemente, el ex gobernante expresó que si Escoto, quien fue uno de los principales miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular, le presenta recomendaciones de los principales dirigentes de los seis colegios magisteriales, él mismo instruirá a su esposa, la candidata presidencial de Libre, Xiomara Castro, para que lo ratifique en el cargo.

Zelaya indicó que para ratificar a Escoto, el funcionario tenía que llevarle las recomendaciones de los dirigentes magisteriales Edgardo Casaña, Óscar Recarte y Edwin Oliva, todos militantes y aspirantes a cargos de elección popular por el partido Libre y quienes mantienen una enfrentamiento permanente con el ministro de Educación.

En ese sentido, Escoto respondió que “sería una vergüenza para mi ser parte de este tipo de estructuras y decisiones del gobierno”.

Aseveró que “en ningún momento un tema político va a acondicionar mi aporte como funcionario público por que igual puedo hacer mi vida en la academia o en la investigación o cualquier otro lugar distinto a ser funcionario público”.

Escoto dijo que tiene la capacidad para desempeñarse en cualquier cargo y no necesita de posiciones en el gobierno.

“La única razón que yo tengo es mi formación, si dedique 23 años de mi vida a formarme, nunca estarán en manos de personas inescrupulosas”, señaló al aludir a los dirigentes magisteriales Óscar Recarte, Edgardo Casaña y Edwin Oliva, entre otros.

El funcionario comentó que “no sé si es irónico, pero en la realidad eso no tiene ningún sentido, el único respaldo que tengo es mi trabajo y los éxitos y desaciertos que he podido tener antes o ahora como funcionario del Estado”.

Reiteró que el gobierno no es el único campo laboral en el cual se puede desempeñar, pues tiene la suficiente capacitación para laborar en cualquier área.

Escoto también reiteró que al menos 10 directores de varios institutos de educación media, se les notificará la cancelación en sus cargos por estar involucrados en actos irregulares por lo tanto correrán igual suerte de la que experimentó el ahora ex director del Instituto Central Vicente Cáceres (Icevic), Roberto Ordóñez, quien también es militante de Libre y se postuló como candidato a alcalde de la capital.

El funcionario detalló que esos 10 directores laboran en los centros educativos, José Cecilio del Valle de Choluteca, José Trinidad Reyes de San Pedro Sula, Escuela Normal de Olancho y en el Instituto Departamental de Oriente (IDO), Danlí, El Paraíso.

Cuestionó que esos directores “están creando un mercado en los centros educativos, es una mafia; han estado cobrando ilegalmente… adueñándose de las cafetería de los centros educativos, vendiendo libros…”.

Aclaró que “los centros educativos pertenecen al Estado de Honduras y por consecuencia a la Secretaría de Educación, y no le pertenecen de manera individual a ningún director”.