Mejora el estado de salud de legisladora de EE.UU. herida en el ataque en Tucson

Washington – El estado de salud de la legisladora demócrata de Arizona, Gabrielle Giffords, herida de bala en la cabeza en Tucson hace dos semanas, ha pasado de «grave» a «bueno» por lo que será transferida hoy mismo a un centro de rehabilitación.
 

Los médicos que la atienden en el Centro Médico Memorial Hermann-Texas, de Houston, informaron de que Giffords, de 40 años de edad, ha mejorado sensiblemente en las últimas horas, el líquido que se había detectado en su cerebro ha remitido y está ya preparada para iniciar el tratamiento de rehabilitación.

Giffords fue transferida el viernes pasado desde el Centro Médico Universitario de Tucson al hospital en Texas, estado en el que residen su esposo, Mark Kelly, que es astronauta y trabaja en el Centro espacial Johnson de Houston.

Kelly indicó que ayer, martes, su esposa fue capaz de ver, desde la cama del hospital, el discurso sobre el Estado de la Unión que el presidente Barack Obama pronunció ante las dos cámaras del Congreso.

De hecho, se distribuyeron fotografías en las que se ve a Kelly tomar la mano de su esposa, pero ella no aparece en las mismas.

Debbie Wasserman Schultz, que es legisladora de Florida, también demócrata y amiga de Giffords, señaló hoy a CNN que Kelly está esperanzado en que su esposa pueda recuperarse completamente.

La bala que la hirió el pasado 8 de enero, entró por el lado izquierdo de la frente y salió por la parte trasera del cráneo dañando algunos tejidos, pero sin afectar porciones mayores del cerebro.

El lunes pasado el sospechoso en el ataque que dejó seis personas muertas y 14 heridas, incluida Giffords, se declaró no culpable de los cargos de intento de asesinato de la legisladora y de dos de sus asistentes.

Jared Lee Loughner, de 22 años, presentó su declaración en una audiencia en una corte federal de Phoenix (Arizona).

Lo + Nuevo

22,248FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte