spot_imgspot_img

McCain invita a Obama a la frontera sur para que vea problemas de seguridad

Washington.- El senador republicano y ex candidato presidencial estadounidense John McCain invitó hoy al presidente Barack Obama a que visite la frontera de Arizona con México para que «vea de primera mano» los problemas de seguridad en la zona.
 

McCain, otrora defensor de una reforma migratoria que fracasó en 2007, dijo que Obama debería visitar la zona para dar fe de la urgencia de resguardar la seguridad fronteriza.

«El senador (republicano) Jon Kyl y yo invitamos al presidente a que venga a la frontera entre Arizona y Sonora. La violencia es increíblemente alta» en la zona y se ha cobrado la vida de 23.000 mexicanos en los últimos años, dijo McCain en un programa de la cadena televisiva ABC.

«Hay un nivel de violencia que ha incrementado a un nivel significativo, que hace que la situación sea mucho más distinta a lo que fue en 2007», señaló McCain.

Por ello, continuó McCain, «tenemos que asegurar la frontera y sólo entonces podremos avanzar hacia una reforma migratoria integral».

«Pero invito al presidente a que venga a la frontera y vea por su propia cuenta la absoluta necesidad de que aseguremos nuestra frontera», enfatizó McCain, cuyas declaraciones fueron adelantadas a través de Twitter.

Es, por lo demás, la postura que mantienen la mayoría de los republicanos del Congreso y grupos conservadores afines que se oponen a un programa de legalización de la población indocumentada en Estados Unidos.

El jueves pasado, durante un discurso político en American University, Obama reiteró su compromiso con la reforma migratoria, pero de nuevo instó a los republicanos a que se sumen a ese esfuerzo.

En su alocución de media hora, el mandatario estadounidense aseguró que la frontera está más segura que nunca y que la reforma requerirá del apoyo bipartidista para salir adelante en el Legislativo.

El gobernante hizo esas declaraciones en unos momentos de gran polarización en EE.UU. en torno a cómo resolver el problema de la inmigración ilegal en el país.

De cara a los comicios legislativos del próximo 2 de noviembre, los demócratas han querido responsabilizar a los republicanos por el punto muerto en que se encuentran las negociaciones sobre la reforma migratoria.

De hecho, el plan de reforma no cuenta con el apoyo necesario para ser aprobado en ambas cámaras del Congreso.

Por otra parte, el Gobierno de Obama aún no ha dicho si impugnará una ley de Arizona que criminaliza la presencia ilegal en ese estado.

En general, los grupos defensores de los inmigrantes elogiaron las palabras del presidente y las calificaron como un primero paso importante, pero insistieron en que tanto el mandatario como el Congreso deben pasar de las palabras a los hechos.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,123FansMe gusta
37,798SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img