Marcha de portavoz marca el inicio de una amplia remodelación en Casa Blanca

Washington – La marcha del portavoz presidencial, Robert Gibbs, anunciada hoy, abre una amplia remodelación en la Casa Blanca que incluirá, entre otros, un nuevo asesor político, nuevo consejero económico y probablemente nuevo jefe de Gabinete.
 

«Es una reestructuración bastante amplia», indicó el propio Gibbs en su rueda de prensa diaria, en la que confirmó su marcha a principios de febrero para convertirse en asesor político externo de la Casa Blanca.

Según Gibbs, el cambio se debe sobre todo a «un ciclo natural» de fatiga entre los funcionarios tras dos intensos años en el Gobierno y a la adaptación a nuevas realidades, una vez que hoy tomó posesión el nuevo Congreso con una Cámara de Representantes de mayoría republicana y se aproximan las elecciones presidenciales de 2012.

«Los próximos dos años van a ser muy diferentes a los primeros dos -explicó Gibbs-. El presidente Barack Obama siempre se planteó la primera mitad como un periodo intenso de legislación, y la segunda mitad como un periodo para poner esa legislación en práctica e impulsar la recuperación económica».

Los primeros nombres comenzarán a hacerse públicos este viernes, según confirmó el portavoz.

Ese día, en un acto en una fábrica de ventanas de los alrededores de Washington, el presidente estadounidense anunciará el nombre del próximo presidente del Consejo Económico Nacional (NEC, por su sigla en inglés), que ocupará el puesto que dejó vacante en diciembre Larry Summers.

En las quinielas de todos figuran los nombres del banquero de inversiones Roger Altman, el rector de la Universidad de Yale, Richard Levin, y el alto funcionario del Departamento del Tesoro Gene Sperling, si bien las apuestas más recientes parecen inclinarse en favor de este último.

Además del presidente del NEC, indicó Gibbs, el viernes se anunciarán «un buen número» de otros nombramientos, en su mayor parte de carácter económico.

El portavoz no quiso precisar si ese día se dará a conocer también el nombre del nuevo jefe de Gabinete, un cargo que ocupa de modo temporal Pete Rouse desde que lo abandonara Rahm Emanuel en septiembre para presentar su candidatura a la Alcaldía de Chicago.

Obama se plantea muy seriamente el nombre del empresario William Daley, un hombre con excelentes lazos tanto en el mundo político -es hermano del alcalde saliente de Chicago, Richard Daley- como en el mundo de la industria.

Además, el lunes se incorporará a la Casa Blanca como nuevo asesor político David Plouffe, el antiguo director de la campaña presidencial de Obama en 2008.

Plouffe, que no quiso aceptar cargos en la Casa Blanca tras el triunfo electoral para tomarse un respiro, reemplazará en el cargo a David Axelrod, uno de los grandes confidentes de Obama y quien regresará a Chicago este mes para hacerse cargo de la campaña de 2012.

Según Gibbs, es bueno «contar con alguien como Plouffe, que jugó un papel muy destacado en llevar al presidente a la Casa Blanca pero que en los últimos dos años no ha estado dentro de la burbuja».

Con la marcha de Axelrod y Gibbs, cuatro meses después de la partida de Emanuel, Obama pierde a los conocidos como los «tres mosqueteros», sus tres confidentes políticos más íntimos y que dieron forma decisiva a la primera mitad de mandato.

Hasta el momento se desconoce quién será el sucesor de Gibbs en el podio de la sala de prensa de la Casa Blanca. El portavoz sí ha confirmado que se anunciará antes de su marcha.

Entre los nombres que se barajan se encuentran el de su segundo, Bill Burton, y el del director de Comunicación del vicepresidente Joe Biden, Jay Carney.

En un comunicado, Obama indicó que Gibbs seguirá siendo un asesor cercano en esta nueva etapa y «el importante papel que Robert seguirá desempeñando en nuestro equipo no cambiará».

«Durante seis años ha sido un amigo muy cercano, uno de mis asesores más próximos y un defensor efectivo desde el podio de lo que esta Administración ha hecho para hacer avanzar el país», indicó.

El propio Gibbs, por su parte, describió en su rueda de prensa su experiencia como portavoz como algo «extraordinario, un privilegio increíble».

«Pero está claro que por mucho que dure, nuestra estancia en este edificio es temporal. Lo que sobrevive es la democracia». indicó

Lo + Nuevo

22,244FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte