spot_imgspot_img

Manuel Fernández lleva a Japón sus maridajes de kimonos con batas de cola

Por:

Tokio – Los «kimonobatas», una colección de trajes que maridan la bata de cola flamenca con el kimono japonés diseñados por Manuel Fernández con el deseo de «juntar dos culturas», se exhiben desde hoy en Tokio tras ser presentados en Sevilla.

Los 17 diseños, todos efectuados en algodón reciclado, son obra de Fernández (Barcelona, 1962) y sirvieron de «lienzo» para que distintos artistas japoneses y españoles los decoraran con diversas técnicas como la impresión digital, el rotulador o la pintura acrílica.

La colección fue presentada en Sevilla a finales del pasado enero, y tras su paso por el Museo de Moda de Kobe (oeste de Japón), considerada una de las instituciones más prestigiosas del país en ese sector, llega a Tokio, donde podrá verse en la Embajada de España hasta el próximo día 13.

Los diseños nacieron inspirados por la danza flamenca y con el deseo de homenajear a la expedición conocida como Embajada Keicho, que cruzó el Pacífico en el siglo XVII hasta llegar a Coria del Río y entabló el primer contacto diplomático de la historia entre Japón y España, además de dejar descendencia nipona que aún perdura en esa localidad sevillana.

«La idea era buscar un punto de encuentro entre la moda flamenca, que expresa pasión, con la de los kimonos, que representan serenidad y silencio», dijo a Efe la comisaria de la exposición en Tokio, Jacqueline Teissier Okuma.

La encargada de traer la colección a Japón destacó en este sentido cómo Fernández ha logrado «el milagro» de combinar dos tradiciones estéticas tan diferentes.

Los trajes de Fernández, quien intervino de forma telemática en la presentación de la muestra en Tokio, fueron confeccionados por víctimas de la trata, en colaboración con la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp).

Cada uno de los diseños está dedicado a un objetivo de desarrollo sostenible de la ONU e incluye guiños estéticos al arte contemporáneo, a elementos clásicos del flamenco como los mantones, los lunares o las peinetas e incluso al manga, con creaciones de jóvenes artistas estudiantes del Koriyama College de Fukushima.

Los responsables de la muestra aspiran a llevarla también más adelante a Sendai, de donde partió hace cuatro siglos la misión diplomática liderada por Hasekura Tsunenaga, así como a Coria del Río, con vistas a «cerrar el círculo» iniciado por ese viaje que tendió el primer puente entre España y Japón, según dijo Teissier Okuma. AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
spot_imgspot_img