spot_imgspot_img

Maduro llama a hondureños a reflexionar con consciencia patriótica al momento de votar

Tegucigalpa – En la víspera del proceso electoral interno y primario que concita a tres partidos políticos en Honduras, el ex presidente Ricardo Maduro, quien gobernó el país de 2002 a 2006, llamó a sus compatriotas a acudir a las urnas y hacerlo con responsabilidad al momento de decidir a quien elegir.
 

Los partidos Nacional en el poder; Liberal, principal fuerza opositora y el benjamín Libertad y Refundación (Libre), elegirán mañana domingo a sus candidatos a diputados y corporaciones municipales. En el caso de los liberales y nacionalistas también elegirán a sus presidenciales. Libretomó la decisión “por consenso” y el cargo recayó en Xiomara Castro, esposa del ex presidente Manuel Zelaya, coordinador del nuevo instituto político.

Para el ex presidente Ricardo Maduro, un líder reconocido en Honduras debido a que al concluir su gobierno dejó finanzas sanas y un bienestar en rubros sociales sensibles, todos los hondureños debe ser veedores de que el proceso electoral sea transparente y responsable.

Las declaraciones del ex dignatario fueron brindadas a Proceso Digital:

¿Cómo augura el proceso electoral que se avecina?

En primer lugar, quiero decir que este proceso conlleva una importancia altísima, inusual. Ha cambiado significativamente el panorama político de Honduras, hay varios partidos nuevos. Los partidos grandes de Honduras muestran una divergencia interna de corrientes importantes que no era la norma, esto implica que están doblemente forzados a unirse después del proceso electoral alrededor del ganador, cosa que nunca es fácil, pero que será necesario para que puedan seguir teniendo una influencia importante en el acontecer futuro del país.

La segunda es, porque no creo que los partidos tradicionales tengan mucha capacidad de agenciarse el voto indeciso, por lo menos, no tanto como antes. En vista que hay otras ofertas que no solamente son diversas en el sentido de la figura del candidato o precandidato, sino que representan también, por lo menos una de ellas Libre, ideológicamente diferenciada de las posiciones de los otros partidos, es un partido de izquierda básicamente.

Anteriormente, hemos tenido dentro de los partidos, tanto del Partido Liberal como el nuestro (Nacional) facciones internas de ideologías diferentes; en el Partido Nacional hemos tenido la mayoría alrededor del centro, igual que el Partido Liberal, pero también gente de tendencia más de izquierda, diferentes gremios dentro de cada partido. El gremio campesino, el gremio profesional, el gremio empresarial, la juventud, las mujeres, etc.… ahora estamos viendo un partido que es principalmente identificado ideológicamente y que tiende a atraer en una forma muy significativa a las personas que creen en esa ideología.

Este proceso es importante. La conclusión es que participemos todos, no quisiéramos ser culpables por nuestra ausencia en las urnas, de permitir que un grupo, o un partido, o una precandidatura, o un movimiento, obtengan más de lo que se merece de la proporción de votos o del resultado electoral de lo que se merece por no ir nosotros a votar, todos debemos de ir; es una obligación más que nunca esta vez de los ciudadanos de hacernos protagonistas, de hacernos constructores de nuestro propio futuro.

Quiero hacer un llamado de gran determinación y de profunda convicción por parte mía que este proceso nos llama a todos los hondureños a asistir a nuestro lugar de votación y a ejercer nuestro mandato electoral.

No estoy hablando de nacionalistas solamente ni siquiera de liberales solamente, sino que de todos los partidos tenemos que hacernos sentir, este proceso es importante por las razones que ya apunté y además, todos debemos ser garantes, observadores, veedores de que sea un proceso transparente.

En tercer lugar y con gran importancia también, que los miembros de los diferentes movimientos, todos también seamos constructores de la unidad de nuestros respectivos partidos después del proceso electoral. Esto vale específicamente para mi partido, el Partido Nacional donde creo que esta vez a diferencia de todas las elecciones internas en este proceso democrático desde la Constitución del 82, vamos a ver probablemente un ganador de la contienda primaria que no logre la mayoría absoluta de los votos del partido, o sea, que habrán dos o tres candidatos de votación muy fuerte y que implica que la unidad para que se logre tendrán que acompañarse todos los precandidatos. No es como antes donde la tendencia era de tener un candidato del partido con un enorme mandato electoral político del partido que lo hacía el líder indiscutible, esta vez no veo que sea tan claro en resultado final y va a requerir de unidad interna.

¿Cómo percibe la atmósfera preelectoral cuando ha habido denuncias de falta de transparencia y violencia que han afectado a algunos políticos de diferentes tendencias ideológicas o de partido?

Pues obviamente más complicada que si no hubieran existido estos indicios previos de confrontación y en el caso de la violencia no sabemos si las causas son relacionadas al evento político de las primarias, pero son preocupantes, al menos en un caso involucró a un precandidato de un cargo de elección popular, por lo tanto, es preocupante y las Fuerzas Armadas, la Policía en particular deben estar más atentos que nunca a la seguridad de las personas y del proceso para asegurar que este se lleve a cabo expresando la voluntad del pueblo y con la participación confiada de todos los ciudadanos, me parece que eso es fundamental.

Quiero recordar, en el proceso de las elecciones del presidente Lobo, que fueron relativamente poco después de la salida del presidente Zelaya, se habló que no habría participación masiva, tanto por los hechos políticos ocurridos como por las amenazas de algunas personas que habría inseguridad el día de las elecciones. Pero pese a ello, los hondureños acudimos a votar en forma ejemplar y aún con los vaticinios de problemas se votó en tranquilidad, en paz, con gran fervor patriótico y con confianza que el proceso iba a dar como resultado un claro reconocimiento a la vocación democrática de los hondureños. Ese era un proceso democrático muy complejo y confío que este que no conlleva los extremos de complejidad que conllevaba ese proceso en ese momento, sea muy acudido y apoyado por los ciudadanos.

Les pediría a todos los candidatos a cargos de elección popular, líderes del partido, activistas, que todos seamos responsables de un proceso transparente, que todos seamos responsables de evitar cualquier manipulación, que todos seamos responsables de actuar con cortesía y con responsabilidad y evitar confrontaciones que serían dañinas para la democracia hondureña, para los intereses de nuestros institutos políticos y para el bien de todos aquellos que aspiran a ganar un puesto de elección popular.

En la configuración política hondureña y específicamente de estos tres partidos que están abocados a sus procesos primario e interno, ¿qué posibilidades le da usted al Partido Liberal? y por otro lado, ¿cómo avizora el equilibrio de fuerzas parlamentarias de cara al futuro cercano?

Sin duda será un Congreso mucho más fraccionado. El Legislativo será mucho más fraccionado que antes, eso es bueno y malo. Bueno en el sentido que tendrán que llegar a consensos, no habrá posibilidades de utilizar la mayoría de un solo partido, eso es bueno para la democracia. Para la funcionalidad del Gobierno es más compleja, difícilmente se podrán esperar reformas profundas en temas conflictivos.

El presidente del Congreso y el presidente de la República tendrán que ser personas de experiencia al lograr consenso, de gran paciencia y de gran respeto para todas las ideologías y todos los grupos políticos. Confío que lo lograrán hacer y aunque sea más complicado, construir decisiones profundas de temas nacionales será un período de aprendizaje y de profundización democrática, eso es lo que espero.

También siento que tendremos que construir acuerdos previos en temas difíciles. Me gustaría mucho ver el año entrante un ejercicio de pacto fiscal que no solo será necesario e ideal heredárselo al próximo gobierno para evitar que tenga que entrar con enormes problemas difíciles de resolver, sino que permitiría también la confianza necesaria para arrancar un proceso mayor de inversión y generación de empleos a partir del próximo año.

Si no nos movemos los hondureños con una clarísima determinación y vocación de servir a Honduras antes que al partido, en el próximo gobierno tendremos enormes problemas de gobernar.

¿Qué heredará ese próximo gobierno? ¿Cuál es la realidad económica y social del país desde su perspectiva de cara a 2014?

Más que nunca tendremos que hacer un gobierno de respuesta significativa a los problemas sociales más importantes. En este gobierno del presidente Lobo, ha sido un gobierno complejo que inició con la necesidad de reunirnos con la comunidad internacional y de acercar los límites de polarización a los cuales había llegado nuestra sociedad, eso no ha sido una tarea fácil, creo que el presidente Lobo la ha hecho muy bien. Por otro lado, tuvo que sufrir en vista que no es fácil manejar un gabinete de grandes diferencias ideológicas, de grandes diferencias en cuanto a capacidad administrativa y con diferencias de intereses políticos, eso es una realidad.

Tenemos además un problema claro de necesidades insatisfechas con gran complejidad fiscal, o sea, desgraciadamente tanto por problemas internos que veníamos trayendo hace años como también un problema internacional, como que la eurozona se considera ya en una recesión, lo cual quiere decir que en promedio va a haber, en vez de un crecimiento económico, más bien un decrecimiento económico, eso nos va a impactar a nosotros, así como va a impactar al resto del mundo. Estados Unidos tiene la amenaza de lo que llaman el abismo fiscal que si no llegan a acuerdos políticos no lograrán poder manejar con orden sus esquemas fiscales y sus gastos que nos van a impactar a todos.

También, no sabemos la crisis europea hasta donde va afectar a la economía de los Estados Unidos, economía de la cual dependemos en una buena medida, así que va a ser un gobierno complejo el próximo nuestro, no solamente por la composición del gabinete, la distribución de las fuerzas políticas, sino que también los problemas internacionales que vamos a tener que encarar.

¿Qué decirle a los hondureños de cara al evento electoral del domingo?

Siempre he sido optimista porque en la génesis de cualquier problema y en la solución del mismo está la gente y confío en los hondureños.

He visto como logramos encarar retos donde nos lo proponemos como lo hemos hecho por ejemplo internamente en áreas como la maquila. En Estados Unidos hablo con miles de mis compatriotas y con sus empleadores norteamericanos y siempre me hablan bien del hondureño que es un trabajador inteligente, eficiente, dedicado, entonces no comparto la idea que somos holgazanes o incapaces, sino que lo que necesitamos son oportunidades de educarnos, oportunidades de poder salir adelante. También pienso y lo he visto en encuesta tras encuesta: el hondureño quiere construir sus oportunidades y aprovecharlas.

La gran mayoría de los hondureños cuando se les pregunta que si quisieran ser empresarios privados, dicen que sí, o sea que quieren hacerse dueños de su propio futuro. Eso es realmente admirable porque no es fácil ser empresario privado, muchas veces se arriesga mucho, es más cómodo simplemente tener un empleo, pero la gran mayoría de nuestros compatriotas si se le pregunta si están dispuestos a arriesgar su capital y su trabajo para construir algo propio, dicen que sí, eso me llena de optimismo.

Creo que debemos salir el domingo con ese optimismo que sí somos capaces de vencer nuestros problemas a votar por un mejor futuro en el partido y en la corriente que cada hondureño piense que le resuelve los problemas. Ahora quiero hacer un llamado a la reflexión y es que debemos pensar, meditar, realmente quienes son las personas y quiénes son los partidos que nos convienen, no solamente por la persona que puede estar ostentando la posición de precandidato de ese movimiento o partido, sino que también quienes son los probables que lo van a rodear y si se ubican no solamente por expresiones de momento de campaña, sino por historia de capacidad y de ejecución, si se ubican en los caminos de cada ciudadano quiere para si mismo, para su familia y para su país. Hay que meditar, ver adelante con confianza, confiar en nosotros los hondureños, confiar en nuestro país y nuestra capacidad de cumplir los sueños y la responsabilidad de nuestros hijos y las futuras generaciones.


Reportajes

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,620SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img