spot_img

Los Montes Bobadilla, sus fuertes alianzas, golpes y protagonistas de dos décadas del narco

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El cartel Montes Bobadilla, casi desarticulado, siempre alardeó su vínculo con personajes políticos del departamento de Colón, su cuna. Además, nunca dejaron el negocio de la droga pese a la extradición de varios de sus integrantes y muchas de las plantaciones de coca eran de su propiedad.

– Sigue prófugo Juan Carlos Montes Bobadilla y una recompensa vigente de $5 millones por informar sobre su paradero.

– Las huellas de Noé Montes, cuando se extraditó, no correspondían con las que tenía el registro original del RNP, por eso EEUU verificó si el fallecido es Tito Montes.

– Proceso Digital conoció que para la excarcelación de Alex Montes se utilizó un dictamen forense falso, donde se  arguyó que el capo tenía una enfermedad terminal, extremo que se desvirtuó cuando se le practicó la autopsia y los resultados arrojaron que expiró de un infarto asociado al consumo excesivo de drogas y por la hipertensión.

(LEER) Desarticulan clan Montes Bobadilla tras captura de su jefa

La captura de Herlinda Bobadilla y el abatimiento de su hijo Tito Montes el pasado fin de semana, de nuevo pone a este debilitado cartel en la palestra. Sus alcances y sus tentáculos por más de dos décadas han marcado una interminable ola de violencia en el caribeño departamento de Colón.

El reciente anuncio del pasado 2 de mayo de 2022 por parte del departamento de Estado de EEUU, sobre millonarias recompensas por miembros del cartel Montes Bobadilla, aceleró en medida la captura por parte de las autoridades hondureñas de uno de los solicitados y la muerte de otro tras el fuego cruzado con las autoridades en la comunidad de Francia, Colón.

Washington asegura que el “liderazgo” de estos individuos en el cartel de los Montes Bobadilla ha aumentado “significativamente” desde el arresto en 2017 de Noé Montes Bobadilla, tercer hijo de Herlinda y condenado a 37 años de prisión en Estados Unidos.

Herlinda Bobadilla, la madre de Noé (extraditado) y Tito (muerto).

La acusación establece que los Montes Bobadilla trafican con drogas a través de Centroamérica, México y Estados Unidos.

Desde el 21 de septiembre de 2016 se conoció la solicitud de extradición que involucraba al grupo familiar y en el cual se detallan los nombres de: Herlinda Montes, Alejandro Montes Bobadilla (alias Pimpi), Juan Carlos Montes Bobadilla (alias Mono), Noé Montes Bobadilla (alias Tom), además de José Mauricio Castillo, Rafael Eduardo Cáceres Soto, José del Tránsito García (alias Pipo) y Arnulfo Fagot Máximo (alias el Tío), los dos últimos junto a Noé ya extraditados a EEUU.

Desarticulados

Una fuente oficial de la Fiscalía hondureña, contó a Proceso Digital que los miembros del clan Montes Bobadilla prácticamente quedaron desarticulados cuando fue detenido Noé Montes, alias “Tom”, sin embargo han seguido algunas de sus operaciones, especialmente despojando de tierras de los campesinos para sembrar coca y construir pistas clandestinas de aterrizaje.

Igualmente, confirmó que los Montes Bobadilla siempre alardearon sus contactos con personajes políticos en Colón, considerado el epicentro del narcotráfico en Honduras.

(LEER) Hallan cultivos de coca y tres laboratorios de los Montes Bobadilla

Muchas plantaciones de coca, que se han encontrado en esa zona del Caribe hondureño, pertenecen al clan Montes Bobadilla, especialmente las más viejas, es decir las que datan de algunos años, desmenuzó la fuente.

“Las plantaciones más nuevas son de estructuras recientes que se dedican al transporte de drogas hacia Estados Unidos”, expresó.

Repreguntado sobre si los Montes Bobadilla seguían con el trasiego de drogas a EEUU, la fuente respondió que “sí, ellos nunca dejaron el negocio”.

Citó que las principales figuras de este poderoso cartel eran Pedro Montes -ya fallecido- y Noé Montes, preso en una cárcel de EEUU, aunque hermanos de éste último siguieron el negocio.

La fuente oficial (anómina) dijo que los Montes Bobadilla no ha dejado el negocio de las drogas.

Pagan con droga las bajadas de avionetas

Asimismo, el entrevistado reveló que los hermanos Montes Bobadilla que habían quedado empezaron a pagar con drogas las bajadas de narcoavionetas.

“Antes se pagaba con dinero, ahora todos los kilos que se mojan o se golpean los dan como pago por seguridad y logística, es así que coge auge el narcomenudeo de la cocaína y es aquí donde entran en escena la mara MS y la pandilla 18, por eso hay muchos vendiendo barato el kilo de droga a 7 mil dólares”, detalló.

Consultado sobre si el cartel Montes Bobadilla está aniquilado, contestó que “creo que ya solo seguirán los testaferros y los guardaespaldas, que serán los que van a tomar su papel, pero ya no se les hace tan fácil por la cantidad de micro transportistas de drogas”.

Con respecto a las propiedades a nombre de los Montes Bobadilla, refirió que ahora no suelen ponerlas a su nombre e incluso las mantienen con los anteriores propietarios. “Ya no cambian las escrituras porque eso los hace blanco del ilícito de lavado de activos”, ahondó.

EEUU verifica ADN porque desconfía muerte de Tito

Personal del Departamento Antidrogas de Estados Unidos (DEA, pos sus siglas en inglés), llegó este lunes al país para cotejar junto a sus pares de Honduras, el ADN de Tito Montes Bobadilla, muerto en un enfrentamiento con las autoridades policiales el pasado fin de semana en Colón. 

Una alta fuente de la Policía Nacional consultada por Proceso Digital, dijo que se trata de un procedimiento de rigor para establecer que el fallecido es Tito Montes Bobadilla.

“El procedimiento debe hacerse de rigor y confrontar el ADN guardado de José Adán Montes Bobadilla -hace años fallecido-, así como Noé Montes Bobadilla -extraditado a EEUU- y el ADN de la madre Herlinda Montes, todo eso lo tenemos en Medicina Forense listo para cotejo”, explicó.

Un equipo de la DEA llegó para verificar mediante el ADN si el muerto era Tito Montes Bobadilla.

Remarcó que “esto constituye un proceso de identificación genética obligado”.

La fuente reveló que el proceso se hace porque las huellas del extraditado Noé Montes Bobadilla no correspondían con el patrón dactilar registrado en el Registro Nacional de las Personas (RNP).

Es por eso que las huellas del abatido Tito Montes Bobadilla se cotejarán con las del también extinto Adán Montes.

“Hay material genético electroferogramas guardados. La DEA vino a confirmar y verificar todo eso, igualmente nosotros debemos hacerlo de oficio”, explicó.

(LEER) Núcleos familiares predominan en pedidos de extradición de EEUU

Desde don Pedro Montes…

Hoja de información de Pedro García Montes (ya fallecido).

Pedro García Montes, fundador de esta organización mafiosa, fue el jefe de pagos del Cartel de Cali, además de que “trabajó” con la organización criminal en el trasiego de drogas hacia Estados Unidos y México, usando a Honduras como país de tránsito.

Pero el solo apellido Montes, de acuerdo con los reportes de investigación, es un referente de narcotráfico nacional e internacional desde la década de los ochenta, con la mención de Pedro García Montes vinculado a los carteles de las drogas de Colombia.

“Don Pedro”, de acuerdo con reportes de autoridades colombianas, era el jefe de pagos del Cartel de Cali, cargo que obtuvo tras 15 años de trabajar con la organización criminal en el trasiego de drogas.

En esa época, Pedro García Montes obtuvo su ciudadanía colombiana, país en el que permanecía mayormente.

Entonces sus viajes a Honduras eran constantes por las actividades de su grupo criminal. Según agentes que han desentrañado y seguido el hilo de la organización, Honduras era el punto de coordinación de las entregas de la droga.

Asimismo, han indicado, que los pagos por droga se retornaban con armas gruesas destinadas a los grupos irregulares en el sur del continente, especialmente en Colombia.

Pedro fue apresado en Honduras a inicios de este siglo, en el 2001 específicamente. Entonces se le señaló por lavado de activos, cuando su fachada era de comerciante de langostas.

Pero entonces, sin lógica alguna, el capo recobró su libertad y de nuevo retornó a Colombia. Poco después se le incautaron bienes en Honduras, especialmente en la zona central y sur donde en una propiedad se encontró un arsenal protegido bajo tierra, además de bienes inmuebles. En 2007, esos bienes fueron recuperados por la familia del criminal, amparada en la orden de un juez.

Fue entonces que, con el amparo de las autoridades, especialmente de la Policía que para entonces estaba, en gran parte, coludida con el crimen, Pedro García involucró a su primo Alex Adán Montes Bobadilla en sus actividades ilícitas, según esos reportes.

Alex Adán Montes (fallecido).

Como película de Netflix

Pero como suele ocurrir en el mundo del narcotráfico, la vida de Pedro Montes pronto acabó. Fue el 15 de julio de 2004 cuando fue asesinado en la localidad de Bocagrande, en Cartagena, Colombia, mientras caminaba despreocupado.

Los medios informaron entonces que en el asesinato de Pedro García Montes participaron tres personas ligadas a un cartel rival, a quienes les pagaron 20 millones de pesos colombianos, equivalente a 150 mil lempiras en aquel entonces.

El primo de Pedro García Montes, Alex comenzó a viajar a Colombia bajo las identidades de José Luis Cervantes y Moisés Gómez Mejía, de acuerdo con las fuentes oficiales. Su trabajo mafioso era el de recibir los cargamentos de drogas que le enviaba Pedro, pagaba con armas y regulaba el traslado de las drogas hacia Estados Unidos. Alex inicia su actividad en 1998, encargado de coordinar las lanchas rápidas, lavar dinero y organizar el transporte de drogas hacia el norte.

Los reportes del Ministerio Público, indican que casi de inmediato se incorporan al quehacer del cartel sus hermanos Juan Carlos, Alejandro y Noé Montes Bobadilla, e igualmente su madre Herlinda Bobadilla, detenida el pasado fin de semana con fines de extradición.

El 14 de noviembre de 2014, murió Alex Adán Montes Bobadilla, quien había sido condenado por delitos de crimen organizado y homicidio, tras recibir en noviembre del 2013 medidas de casa por cárcel.

El narcotraficante fue capturado el 28 de julio de 2003 en el Caribe de Honduras con 432 kilos de cocaína, por lo cual fue enviado a prisión, pero el 10 de enero de 2004 fue liberado por varios hombres fuertemente armados en una casa de campo del barrio Jericó de Trujillo, Colón, donde asesinaron a balazos a dos policías penitenciarios que lo custodiaban.

La jueza María Fonseca en su momento dejó en libertad a Adán Montes.

Alex Adán, hermano de Noé -extraditado y condenado a 37 años de cárcel en Estados Unidos-, murió en noviembre de 2014 en su vivienda ubicada en Icotea, Colón. El capo hondureño había recibido la liberación en 2013 por parte de la exjueza María Elena Fonseca, procesada posteriormente por otorgarle medidas de casa por cárcel al ahora occiso.

De acuerdo a lo conocido por Proceso Digital para la excarcelación de Alex Montes se utilizó un dictamen forense falso, donde se arguyó que el capo tenía una enfermedad terminal, extremo que se desvirtuó cuando se le practicó la autopsia y los resultados arrojaron que expiró de un infarto asociado al consumo excesivo de drogas y la hipertensión.

Así se han escrito más de dos décadas del clan Montes Bobadilla, entre colusión de operadores de justicia y su mano dura para sostener un imperio criminal que ahora es disputado por microcarteles que siembran el terror en el próspero y fértil departamento de Colón. PD

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img