Tegucigalpa – A pocos días de concluir su papel diplomático en Tegucigalpa, la embajadora de los Estados Unidos, Lisa Kubiske, destacó sus diferentes participaciones en este país centroamericano y declaró sentirse orgullosa del apoyo que la nación del norte le ha dado a Honduras, esencialmente en temas de democracia, economía y seguridad.
 

Seguidamente Kubiske remarcó que “ahora los criminales saben que Honduras ya no es un lugar fácil de penetrar”.

Durante su comparecencia ante medios de comunicación, la embajadora destacó el apoyo que Estados Unidos brindó a Honduras, para el proceso electoral, mismo que calificó como “el más transparente posible”.

Asimismo, hizo referencia sobre su trabajo con “muchos agricultores muy pobres a los que les hemos mostrado buenas prácticas de subsistencia y nutrición”.

Igualmente dijo que actualmente están trabajando con unas 35 mil familias o 200 mil personas a las cuales se les apoyan para mejorar su calidad de vida.

La diplomática, subrayó que en el tema de seguridad, fue concretada la extradición de presunto narcotraficante, Carlos Arnaldo Lobo, alias “El Negro Lobo”, así como diversos allanamientos e incautaciones en Honduras.

“Estamos orgullosos de haber apoyado ese proceso, porque ahora la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), funciona muy bien”, destacó.

El pasado 1 de mayo, Estados Unidos anunció la designación de James D. Nealon como nuevo embajador en Honduras, en sustitución de Lisa Kubiske.

Kubiske llegó a Honduras en agosto de 2011 luego de desempeñarse como ministra consejera de la Embajada de EEUU en Brasil en 2006. También fue directora de la Oficina de Política Económica Regional y Coordinación de Cumbres en el Buró de Asuntos del Hemisferio Occidental.

En agosto de 1999, fue la titular de la Oficina de Asuntos Económicos y Políticos en el Consulado General de los Estados Unidos de América en Hong Kong.

Igualmente ejerció el cargo de embajadora en República Dominicana, la República Popular de China y México.