spot_img

López Obrador insiste ante Mayorkas en sus propuestas migratorias

Por:

Compartir esta noticia:

Ciudad de México – El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, insistió este lunes ante el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, en sus propuestas para mitigar la migración, como visas de trabajo, programas sociales e inversión.

El mandatario conversó de «trabajo y migración» con Mayorkas, quien visitó por cuarta vez el país ante el incesante flujo migratorio hacia Estados Unidos que ahora incluye a decenas de ucranianos y rusos que llegan a la frontera por México para pedir el asilo de Washington.

«Seguimos promoviendo la cooperación para el desarrollo con justicia y respeto a los derechos humanos», declaró López Obrador en un comunicado tras el encuentro de casi dos horas en el Palacio Nacional.

Las peticiones de México

Esta visita de Mayorkas ocurre después de que López Obrador anunció el viernes una gira en mayo por El Salvador, Honduras, Guatemala, Belice y Cuba para abordar sus propuestas para «atender las causas» de la ola migratoria en la región.

El presidente mexicano ha elevado sus reclamos a Washington para que apruebe una reforma migratoria que regularice a 11 millones de indocumentados, un plan de visas de trabajo temporales e inversión en programas sociales en el sur de México y en Centroamérica.

Ante Mayorkas, el mandatario «subrayó que es necesario respetar los derechos humanos de las y los migrantes, así como crear oportunidades de trabajo, tanto en sus comunidades como de manera regular en Estados Unidos», según el comunicado del Gobierno de México.

López Obrador reafirmó como soluciones al éxodo sus programas sociales emblemáticos, como Sembrando Vida, para agricultores, y el de Jóvenes Construyendo el Futuro, para aprendices.

Por ello, sugirió al Gobierno de Estados Unidos que apoye el fortalecimiento de estos programas en Centroamérica, donde ya se implementan en El Salvador y Honduras.

La región vive un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos, cuya Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detectó a más de 1.7 millones de indocumentados en la frontera con México en el año fiscal 2021, que terminó en septiembre pasado.

En este contexto, el presidente «afirmó que la cooperación para abrir opciones regulares para la migración entre Centroamérica, México y Estados Unidos es el camino correcto para evitar flujos migratorios desordenados».

Una visita hermética

La gira de Mayorkas, que este martes visitará Costa Rica, ocurrió con hermetismo y sin una agenda pública, aunque Washington expuso el viernes que buscaría «un enfoque regional para detener la migración irregular y crear vías legales viables».

El funcionario estadounidense llegó después de que en las últimas semanas, tras la invasión rusa en Ucrania, decenas de ciudadanos de esos países han llegado a la frontera norte de México para pedir asilo en Estados Unidos.

Y horas antes de su llegada, hubo enfrentamientos entre narcotraficantes y el Ejército mexicano que obligaron a cerrar los puentes internacionales de Nuevo Laredo, Tamaulipas, hacia Texas, tras la captura de Juan Gerardo Treviño «El Huevo», presunto líder del Cártel del Noreste (CDN).

Aunque no se mencionó de forma pública el tema, en las reuniones con Mayorkas también estuvieron los secretarios mexicanos de Seguridad, de Defensa Nacional, y de Marina.

«El secretario Mayorkas agradeció la voluntad de cooperación en la amplia gama de temas de la agenda bilateral. Coincidió en la importancia de fortalecer los esfuerzos a nivel regional, particularmente con miras a la próxima Cumbre de las Américas, a celebrarse en junio de este año en Los Ángeles», indicó el Gobierno de México.

Previo al encuentro con López Obrador, el estadounidense tuvo un diálogo en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), donde los equipos de ambos países «intercambiaron datos e información sobre las características de los flujos migratorios irregulares más recientes».

«Finalmente, ambas delegaciones concordaron en acelerar los esfuerzos en materia de modernización de procesos e infraestructura fronteriza», aseveró el comunicado de la SRE.

Aunque los funcionarios mexicanos enfatizaron la «cooperación» y los «derechos humanos», el Gobierno de México también ha afrontado críticas por el despliegue de las Fuerzas Armadas para interceptar a migrantes.

México deportó a más de 114,000 extranjeros en 2021, números no vistos en casi 15 años, de acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación del país. AG

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img