Lobo empieza su recta final tras una veintena de movimientos en su gabinete

Tegucigalpa- El presidente Porfirio Lobo inicia la recta final de su administración. En enero próximo, el gobernante marca el último tramo de su mandato acompañado por colaboradores que le han asistido desde el primer día de su administración y de otros que se han unido en el camino. En el trayecto, el gobierno del “humanismo cristiano”, ha destituido a una veintena de altos funcionarios.
 

Las destituciones tienen que ver con una diversidad de motivos.

El estreno

No se habían cumplido seis meses de gobierno cuando empezaron los cambios.

En julio de 2010, Abely Lozano de Anduray, abogada de profesión y compañera del político nacionalista Fernando Anduray, fue separada de su cargo como directora del Patronato Nacional de la Infancia (Pani) por el Consejo Directivo del Pani (Codipani).

Ella denunció que recibía presiones desde Casa Presidencial para hacer nombramientos.

En el puesto de Abely se nombró a Gladys Suyapa Santos, quien en marzo de este año, también fue destituida por el Consejo Directivo del Pani y en su lugar fue nombrado Juan Carlos Díaz. A la vez Díaz, fue destituido, sin mucha claridad de razones, este 26 de diciembre.

Un desfile de movimientos en Industria y Comercio

Fue en noviembre de 2010 cuando el entonces ministro de Industria y Comercio, Oscar Escalante, fue separado de su cargo tras aceptar una millonaria donación de empresarios para remodelar su oficina, la que convirtió en un lujoso despacho.

Escalante, amigo personal del mandatario salió bajo las enfáticas declaraciones de Lobo en torno a la responsabilidad individual de cada uno de sus colaboradores.

En febrero de este 2012, el ministro de Industria y Comercio de Honduras, sustituto de Escalante, Francisco Zelaya, anunció su renuncia irrevocable al cargo. A su salida Zelaya aseguró que su reputación había sido manchada por la importación irregular de 14 mil toneladas de arroz, en el escándalo bautizado como el “arrozazo”.

Entonces, el presidente Lobo dijo tener indicios de que en el país entra contrabando «a diestra y siniestra», reveló Zelaya.

El 2 de noviembre de este 2012, el viceministro de Industria y Comercio de Honduras, Juan José Cruz,anunció su renuncia al cargo. Explicó que abandona su puesto para asumir funciones en el sector privado.

El comisionado Kattán

En noviembre de 2010, Carlos Kattán, un dirigente nacionalista y empresario de la maquila de la norteña ciudad de San Pedro Sula, dejó su cargo como presidente de la Comisión Nacional de Energía.

La separación de Kattán obedeció al decreto ejecutivo 223-2010 publicado en el diario oficial “La Gaceta” de fecha 6 de agosto. El ex funcionario energético mostró su sorpresa ya que supo de su separación cuando la vio en el diario oficial.

Un giro en la política exterior

Una de las sacudidas más sorpresivas de la administración actual, ocurrió el sábado 10 de septiembre de 2011, cuando rodó la cabeza del ministro de Relaciones Exteriores Mario Canahuati, un ex aspirante presidenciable por el gobernante Partido Nacional y empresario de la maquila en el norte de Honduras.

Canahuati fue separado de su cargo y sustituido por el entonces ministro de Planificación y Cooperación Externa, Arturo Corrales, principal dirigente del Partido Democracia Cristiana y un operador político de gran incidencia en la vida política hondureña.

Corrales, a la vez, fue sustituido por quien le acompañó como su segundo, Julio Raudales.

Asimismo, el jueves 6 de diciembre de 2011, el entonces vicecanciller, Alden Rivera, presentó su renuncia irrevocable al cargo, luego que Corrales, asumiera la titularidad en Relaciones Exteriores, argumentando que regresaba a la empresa privada.

A Alden Rivera, se le atribuye ser el cerebro que organizó el evento internacional de promoción de inversiones y negocios denominado “Honduras is Open for Business”, celebrado en San Pedro Sula en mayo de 2011.

¡Esos impuestos!

Igualmente, ese mismo sábado, se anunció la destitución del director de la oficina recaudadora de impuestos (DEI), Oswaldo Guillén. Guillén realizó un combate frontal a la evasión y uno de sus actos relevantes fue la divulgación en la página oficial de la DEI de una lista con todos los nombres de los morosos con el fisco.

El sustituto de Guillén, Enrique Castellón, anunció su retiro en agosto de este 2012, justo el día en que una junta interventora nombrada por el Gobierno hondureño iniciara su gestión en esa institución.

Adiós a “Papi a la orden”

Igualmente el entonces ministro del Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS), Nasry (Tito) Asfura, conocido como “papi a la orden”, quien ganó, abrumadoramente la candidatura del Distrito Central a la alcaldía, en noviembre pasado en las elecciones internas, por el Partido Nacional, también fue descabezado.

Así camina la seguridad

La jornada de ese intenso sábado de septiembre, tuvo como clímax, la separación del ministro de Seguridad Óscar Álvarez, un hombre que acompañó al presidente Lobo durante toda su campaña proselitista, desde cuya plataforma el ahora gobernante anunció su nombramiento y lo presentó como la panacea para atacar el crimen.

Con Álvarez se destituyeron a losviceministros Armando Calidonioy José Roberto Romero Luna.

La historia de la seguridad en Honduras ha transitado un tortuoso camino que ha dejado más de 16 mil muertes violentan en lo que va de este mandato. La Policía, permeada por el crimen está sujeta a una lenta depuración en la que el ruido es superior a las nueces.

Álvarez fue sustituido por el ex militar, Pompeyo Bonilla, quien se desempeñaba en ese momento como presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), un puesto en el que también sustituyó a Estela Cardona, ahora vice ministra del Interior.

Bonilla también tuvo un paso fugaz como presidente del consejo directivo del Instituto de la Propiedad (IP) donde fue sustituido por Hugo Vásquez.

La niñez

Entidades como el Instituto de la Niñez y la Familia (Ihnfa), dirigido por la periodista Suyapa Núñeztambién fue intervenido y ella quedó fuera del órgano.

No se han conocido detalles de un presunto informe que sería presentado por una comisión investigadora que auditó la entidad.

Los puertos

Otra entidad intervenida ha sido la Empresa Nacional Portuaria (ENP). Su gerente Maynor Pintofue suspendido, otra comisión tomó las riendas, tiempo después fue nombrado Darío Gámez.

Los escándalos de corrupción y malos manejos en la Empresa Nacional Portuaria, sólo quedaron en la escena mediática. No se conocen acciones puntuales y concretas que den cuenta de los acotamientos que han presidido a los informes del Tribunal Superior de Cuentas, sobre la olla de corrupción que presuntamente encontraron en esa entidad y que también fue intervenida por una comisión que encabezó el entonces viceministro de Planificación, Roberto Ordóñez, quien posteriormente renunció al cargo para incorporarse como jefe de campaña del aspirante presidencial nacionalista, Juan Hernández.

Las finanzas

A inicio de este año, el emblemático, William Chong Wong, fue sustituido en el ministerio de Finanzas y su lugar lo ocupó el diputado Héctor “Tito” Guillén, quien en agosto también abandonó el cargo tras el escándalo causado por la detención de su esposa con más de un millón de lempiras en efectivo y las acusaciones contra él por supuestos actos de irregulares.

Guillén ha sido sustituido por Wilfredo Cerrato a quien le ha correspondido lidiar en la etapa más crítica del tesoro hondureño.

El ministro Cerrato hace de “tripas corazones” para poder cumplir los compromisos salariales y pagos de aguinaldos así como de proveedores del Estado. Las huelgas y protestas frente a sus oficinas son el pan nuestro de cada día.

El ministro busca solventar las demandas urgentes y lo hace con los fondos que cada día van cayendo en las arcas nacionales.

Llegó al puesto en medio de circunstancias poco favorables.

“La incultura”

Los escándalos y pleitos matizaron la oficina dedicada a promover la cultura y el arte en Honduras. Controversias, acusaciones al estilo mercaderes, señalamientos mediáticos entre funcionarios y hasta protestas públicas fueron los acontecimientos que envolvieron el quehacer central de esa dependencia.

En enero de este año, la secretaría de Cultura, Artes y Deportes, luego de estar en manos de una comisión interventora casi un mes, Bernard Martínez, titular de esa dependencia, fue separado de su puesto y fue sustituido por Tulio Mariano Gonzáles.

Mientras tanto, Godofredo Fajardo, subsecretario de esta secretaría, también fue destituido el 6 de febrero de este mismo año, pero su separación se oficializó hasta el pasado 19 de marzo.

Religión y Culto

La administración del presidente Lobo también creó por primera vez una instancia especializada en temas de religión.

Y aunque nunca se supo con claridad cuáles eran las funciones ahí, se nombró como titular a Carlos Portillo, con el rango de comisionado presidencial.

Pero Portillo fue se parado de sus funciones, como comisionado presidencial de Religión y Culto, en febrero de este año, tras manifestar su rechazo a la Ley Marco de las Iglesias Evangélicas.

Honduras es un estado laico, según su constitución política.

¿Números rojos?

El ex tesorero general de la República, Francisco Cerrato, confirmó el 13 de febrero de este año que interpuso su renuncia irrevocable al puesto y manifestó que es inmanejable esa dependencia del Estado.

“La Tesorería es inmanejable porque aquí nos seguimos endeudando para tener más dinero. El nuevo que venga va tener el doble de problemas porque lo van a seguir presionando para que pague a tiempo”, auguró con tino Cerrato al momento de dejar su puesto.

La salida de Miguel

En marzo de este año, el político, Miguel Pastor, fue separado de su cargo como titular de la secretaría de Obras Públicas, Transporte y Vivienda.

Pastor, un dirigente nacionalista quien compitió por la candidatura presidencial en las pasadas elecciones internas, fue durante la campaña presidencial de Porfirio Lobo, uno de sus principales colaboradores. Se desplazó por todo el país donde apoyó las aspiraciones del ahora gobernante.

El ex ministro de Soptravi, dijo sin ambages que fue destituido de su cargo a la vez que empeñó su palabra de seguir luchando desde la plataforma partidaria, aunque el gobierno a través del ministro del Interior, Áfrico Madrid, aseveró que Pastor interpuso su renuncia.

El escándalo energético de Wesport

Ese mismo mes, Roberto Martínez Lozano, fue separado de la gerencia de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), después de que el presidente Lobo aceptó el fraude que representó la firma de un contrato energético con la empresa de maletín denominada Wesport Finance LLC.

Martínez Lozano, apoyado por una potente ala oficialista en el Congreso Nacional, así como por diputados de otros partidos, logró la aprobación para la compra de casi 100 megavatios de energía sucia para abastecer una emergencia nacional en condiciones onerosas y sin respaldo real.

Martínez llegó al punto de jurar hasta por los huesos de sus antepasados en la Cámara Legislativa, sobre los beneficios que el contrato traería a Honduras. La transacción fracasó y hasta la fecha no se emanó un solo kilovatio de energía de aquel evento.

La historia sin final

En tanto, el ministerio de Educación parece ser una historia reeditada tantas veces y sin final en el horizonte nacional.

Así han desfilado ministros como Alejandro Ventura, otro funcionario que dejó su cargo al frente de Educación en marzo de este año, tras el conflictivo estado del sistema educativo del país.

Ventura fue sustituido por Marlon Escoto, un hombre de una madera parecida a la de la dirigencia magisterial y acostumbrado a las protestas callejeras.

Con él, la situación no ha cambiado mucho: los docentes siguen en las calles, los niños sin acceso a la educación de calidad básica y la precariedad del sistema sin visos de solución.

Un insalubre ministro

El 1 de septiembre, el ministro de Salud, Arturo Bendaña, confirmó su renuncia como titular de esa dependencia del Estado ante el presidente Lobo, aduciendo su participación en la contienda electoral y otros motivos de tipo personal.

Pero Bendaña más bien fue separado debido a que mantenía en coma el sistema sanitario de Honduras.

Las huellas de los manejos inapropiados, durante su gestión, aún pasan la factura a la endeble salud de los más pobres de Honduras, un país donde los hospitales carecen de lo elemental y los compromisos con los proveedores de medicamentos y otros servicios sanitarios no alcanzan a cumplirse, tras la debacle que se acumuló en la administración de Bendaña.

Bendaña fue sustituido por Roxana Araujo, quien hace frente a la demandante crisis.

¿Los miedosos?

En los últimos días, el presidente Lobo anunció que realizará pocos cambios en su gabinete para enfrentar su último año de Gobierno y advirtió que los funcionarios que se van son los ministros miedosos.

Por tradición, los funcionarios presentan su renuncia al mandatario cada fin de año.

Lo + Nuevo

22,260FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte