Lobo con el tiempo justo para pasar a la historia y anotarle un gol a la corrupción

Tegucigalpa – La expectativa pública crece en torno a los cambios del gabinete presidencial hondureño. El mandatario Porfirio Lobo ha dicho que este miércoles dará a conocer entre 8 a 10 movimientos importantes en su equipo, lo que ha hecho que la ciudadanía se pregunte, usando el lenguaje deportivo del dignatario, ¿serán los nuevos acompañantes serán jugadores defensivos o delanteros que resulten verdaderamente goleadores?
 

Este lunes el mandatario Lobo le aceptó la renuncia a los ministros de Finanzas, William Chong Wong y al de Industria y Comercio, Francisco Zelaya, así como al Tesorero General de la República, Francisco Cerrato.

Pero el gobernante manifestó que le hace falta anotar otros “ocho golitos” para terminar ganándole el juego a los malos por 10 a 2. Su comentario dejó en entredicho sí quienes anunciaron sus “dimisiones” más bien fueron “renunciados”.

Escándalos tras escándalos, de presuntos actos de corrupción, han matizado la agenda gubernamental salpicada por contratos de emergencia, aprobación de onerosas tasas impositivas y hasta contrabando de granos, este último, un hecho que se ha desarrollado en una especie de entregas, como si se tratara de una obra de Hollywood. Así se han desarrollado los llamados “arrozazo I, II y III”.

Pero más que las salidas, la expectación está en los nombres de los nuevos funcionarios y en el desafío de que su escogencia obedezca a una estrategia de buen gobierno más que a la demanda de satisfacer exigencias de corte político o particular.

Los retos fundamentales

Para el analista político, Raúl Pineda Alvarado, el presidente Lobo debe iniciar una etapa de rectificaciones, no puede continuar con un gabinete variopinto donde parece que los ministros manejan su propia agenda y no le hacen caso ni siquiera para dejar de usar el celular en el momento que están en el Consejo de Ministros, aseveró.

Según Pineda Alvarado, el problema del presidente es enfrentar tres grandes desafíos: uno, el de la inseguridad porque a pesar de lo que se ha hablado, sí no se toma la acción de intervenir la fuerza policial, será muy difícil efectuar un proceso de depuración a corto plazo.

En segundo lugar -continuó explicando- el plan de emergencia frente a la crisis se presenta en los dos grandes mercados que tienen las exportaciones de Honduras y que son Estados Unidos y Europa.


Honduras y Centro América pueden convertirse en la Grecia de Latinoamérica si continuamos con una indisciplina fiscal como que estuviéramos viviendo en la época de las vacas gordas.

Y como tercer punto, el analista destacó, que el reto fundamental es despejar todas las incógnitas relacionadas con la posibilidad que en este país se produzca una alterabilidad en el ejercicio del poder. Se deben hacer las reformas a la Ley Electoral para que las mesas electorales no sean manejadas directamente por los partidos. No se puede soslayar el tema del financiamiento de las campañas políticas, agregó. El presidente usa un lenguaje encriptado para mantener un nivel de expectación en una minoría de la población, dice analista


“La gente quiere que se le deje de hablar en parábola”


Sobre el reiterado lenguaje futbolero utilizado por el mandatario para referirse a los escándalos de su gobierno, Pineda Alvarado es del criterio que el gobernante está empezando a utilizar una especie de lenguaje encriptado, que solo sirve para mantener un nivel de expectación en un sector muy pequeño de la población. La gente quiere que se le deje de hablar en parábolas o el lenguaje chocarreros para que se enfrente los verdaderos problemas del país.

El gobernante ha anunciado una masiva separación de ministros para el próximo miércoles Sobre los goles que el mismo presidente ha denunciado, el experto manifiesta que “él es el responsable de la administración y sí le meten goles definitivamente el hecho que lo exprese o lo confiese públicamente no disminuye su responsabilidad”.

“Se ha tardado mucho en hacer los cambios en el gabinete”


Para Pineda Alvarado, el presidente debe empezar una etapa de rectificación basada fundamentalmente en un cambio de discurso y una vertebración entre lo que dice y lo que hace. “Se ha tardado demasiado tiempo para hacer los cambios en su gabinete, debe hacer un gabinete más sintonizado, más homogenizado, empezar a portarse como un verdadero líder que aprovecha su tiempo”, sugirió.

Calificó de un enigma al presidente Lobo y añadió que éste maneja su gabinete en base a criterios muy personales. “Es difícil decir a quienes va a quitar o no, el presidente ha manejado una política antilógica, los más feroces detractores de su gobierno lo acompañan en su administración”.

Sobre el Plan de Nación lo calificó de una “mera declaración retórica. Es una expresión de buenas intenciones, pero el presupuesto no se acomoda al plan de país. Debe buscar un equipo de verdaderos técnicos y ponerlos como ministros, y como viceministros debe poner a los políticos, amigos de él y de su partido”.

En el medio tiempo del partido, nuestro entrevistado acotó que Lobo tiene el tiempo justo para pasar a la historia. Debe empezar a fortalecer una mejor relación con EEUU y finalmente hacer una campaña enérgica contra la corrupción. “Aunque entre su hayan corruptos, la gente añora ver a un corrupto en la cárcel”, puntualizó.

El gerente de Hondutel, el ministro de Educación, el vice ministro de la SAG y otros que aspiran a posiciones electorales están en la lista de los candidatos a dejar el Humanismo Cristiano

Compartir

spot_img

Más noticias

23,504FansMe gusta
39,530SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img