spot_imgspot_img

Libre Mario Rojas al aplicársele retroactividad del Código Penal

Tegucigalpa – Mario Antonio Rojas Rodríguez (71), condenado a 15 años de cárcel por uno de los casos del desfalco al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), quedó en libertad este jueves al aplicársele la retroactividad de la ley con respecto a la vigencia del nuevo Código Penal.

– Rojas Rodríguez, tío de Mario Zelaya, estuvo preso cuatro años y cuatro meses. Ya abandonó la Penitenciaría Nacional de Támara y queda con medidas distintas a prisión por lo que resta de la condena.

El abogado Marlon Duarte explicó a Proceso Digital que Rojas Rodríguez cumplió todos los requisitos que establece la nueva normativa para someterse a las medidas de preliberación solicitadas por los apoderados legales.

Duarte, que representó a Mario Rojas durante la etapa del juicio, expuso que con la ley que fue condenado la pena mínima era de 15 años de cárcel por lavado de activos, por lo que al homologarse con el nuevo Código Penal la pena queda en ocho años y la normativa vigente establece que al cumplir la mitad de la condena en prisión, los apoderados pueden solicitar la medida de preliberación.

“Al hacer la homologación a don Mario la pena en ocho años de prisión porque es la mínima por lavado de activos bajo la cuantía de 2 a 5 millones de lempiras de la cantidad señalada, es decir que se solicitó la preliberación porque ya cumplió la mitad de esos ocho años (tiene cuatro años y cuatro meses en prisión)”, desglosó.

El profesional del derecho agregó que a Rojas Rodríguez también le benefició que nunca había sido condenado por otra causa, tenía buena conducta y la mayoría de edad que le asiste.

“En primer lugar, se apega el principio de proporcionalidad; lo otro es la cuantía, daño igual pena igual”, arguyó.

Asimismo, apuntó que “en el caso de la mayoría de los imputados en los casos del Seguro Social, no les aplica porque la mayoría fueron condenados por varios delitos, es decir que no cumplen el requisito de no haber sido condenados por delito o falta alguna porque tendrían otros procesos penales pendientes”.

Concluyó que “a Mario Rojas Rodríguez se le aplica el principio de retroactividad de la ley que es algo universal”.

Mario Rojas queda con las medidas alternas a la prisión, es decir: presentarse a firmar el libro todas las semanas a los juzgados, se le prohíbe salir del país, queda al cuidado de su abogado y siguen vigentes las medidas de interdicción civil que le fueron dictadas cuando finalizó el juicio oral y público.

Relación de hechos

Rojas fue acusado por la Fiscalía por lavado de activos en uno de los sonados casos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). Este se desempeñaba como Presidente de la Federación de Béisbol de Honduras al momento de la captura.

El ahora puesto en libertad, quien es tío de Mario Roberto Zelaya Rojas y Michelle Alejandra Rojas Flores, ambos condenados por el desfalco del IHSS, desde el 11 de enero de 2017 el Ministerio Público obtuvo el respectivo auto de apertura a juicio, y el 16 de septiembre de 2017 en audiencia de proposición de pruebas se admitió la totalidad de los medios probatorios con los que se busca obtener una sentencia condenatoria en su contra.

Mario Rojas fue acusado el 1 de abril de 2016 y ese mismo día fue capturado por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC).

De acuerdo a investigaciones realizadas por la autoridad competente, se logró determinar que desde el IHSS, a través de su director, se organizó una estructura para realizar actos reñidos con la ley, siendo ésta conformada por Mario Zelaya Rojas, José Bertety Osorio, Gerente Administrativo y Financiero, ambos condenados por varios delitos en relación al descalabro financiero de dicha institución así como José Alberto Zelaya Guevara, Gerente de Suministros, Materiales y Compras, quien no se encuentra habido.

Según el Ministerio Público todas estas personas administraron y sustrajeron fraudulentamente recursos financieros de dicha institución para lo cual promovieron la creación de una serie de empresas fantasmas o de maletín creadas con la finalidad de desviar fondos del Seguro Social.

Los estudios realizados en las transacciones encontradas en los movimientos financieros realizados por el encausado, pariente de Michelle Alejandra Rojas Flores, declarada culpable en junio del año pasado también por el delito de lavado de activos, el señor Mario Antonio Rojas Rodríguez recibió 46 cheques provenientes de ingresos percibidos de los fondos del IHSS sin causa justificada a través de las empresas de fachada DIPROMEH, COPROMEDH, IMPROME Y SUMIMED por la cantidad de 3 millones, 416 mil 667 lempiras con 45 centavos, de los fondos antes descritos el encausado convirtió en efectivo 2 millones 55 mil 448 lempiras con 89 centavos de los cuales depositó a sus cuentas personales 522 mil 550 lempiras.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img