spot_img

Las consecuencias del viaje de Pelosi a Taiwán: Una humillación a China y crea una grave crisis entre Pekín y Washington

Por:

Compartir esta noticia:

Análisis de Alberto García Marrder – Especial para Proceso Digital.

Tiene 82 años y se atreve a ignorar la petición del presidente de Estados Unidos que no era el momento adecuado de visitar Taiwán.

Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de los Representantes, y la tercera figura política más importante de Estados Unidos, solo tras Joe Biden y la vicepresidenta, Kamala Harris, ha estado no más de 24 horas en Taipéi, pero su viaje tiene ya enormes y dramáticas repercusiones.

Estas son algunas:

1- CHINA ENFURECIDA Y HUMILLADA: Deja al gobierno chino humillado y en una posición insostenible. Pekín había amenazado con “graves consecuencias” si Pelosi viajara a Taiwán, una isla que China considera como su territorio. Si lo único que va a hacer son maniobras militares con fuego real alrededor de la isla (casi un bloqueo), eso puede que no sea suficiente. Sí, mucho ruido, pero pocas nueces.

2- VA A CREAR UNA GRAVE CRISIS ENTRE CHINA Y EEUU, las dos superpotencias nucleares actuales. Si China invade Taiwán, y este es el momento adecuado, ¿Washington defenderá militarmente a la isla? Armamento y aviones si se lo dará, ¿Pero soldados americanos también? Biden ha dicho que sí, pero luego sus asesores de prensa, lo aclararon que se le “mal interpretó”.

3- UN BLOQUEO MILITAR DE LA ISLA: En represalia, China ha hecho lo único que puede hacer por ahora. Unas maniobras militares con fuego real alrededor de la isla, prácticamente un bloqueo marítimo y aéreo. Hasta el domingo a mediodía, hora local, quedan interrumpidas las travesías marítimas por el Estrecho de Taiwán, una de las vías más transitadas en el mundo por los súper cargueros con las exportaciones tanto de China como de Taiwán. Es posible que se vean misiles volando sobre la isla. Un fallo sería catastrófico. Washington ha calificado esta medida como “irresponsable”. Las aerolíneas han tenido que desviar sus aviones por otras rutas alternativas y más seguras.

Mapa del bloqueo marítimo y aéreo que hará China a Taiwán por cuatro dias. (Mapa «Daily Mail» de Londres).

4- ¿ESTÁ PRÓXIMA LA INVASIÓN CHINA DE TAIWÁN? Si China tiene ya bloqueada, por mar y aire a Taiwán hasta el domingo, ¿Por qué no la invade y recupera lo que alega es su territorio? Esas son palabras mayores y, por ahora, parece estar “estancada” esa decisión y en mi criterio, hay dos motivos para ello. El económico: China vende a Estados Unidos anualmente unos 504 billones de dólares en mercancías “Made in China” y solo le compra 151 billones, un superávit comercial de 353 billones. El otro: la guerra de Ucrania es un ejemplo a tener en cuenta. Pekín no quiere enfrascarse en una confrontación militar larga como le ha pasado a su socio y amigo, el presidente ruso Vladimir Putin.

5- COMPLICA LA GUERRA EN UCRANIA. Podría afectar la marcha de la Guerra en Ucrania, donde Rusia no consigue que su invasión del 24 de febrero conquiste la capital, Kiev, y solo controla, por ahora, la región oriental del Donbás. Pekín apoya “moralmente” a Moscú, pero ahora tras la afrenta de Pelosi, podría volcarse a apoyar más a Rusia, económicamente y con armamento y ofrecerle hasta sus excelentes aviones cazas SU-35.

6- ES UN AÑO ELECTORAL EN EEUU. A pesar de las críticas que ha recibido en Estados Unidos por su viaje (“es irresponsable y no es el momento adecuado”, etc), Pelosi va a lo suyo en un año electoral en su país (las elecciones de medio término en el Congreso). Quiere retener en noviembre la escasa mayoría que tienen los demócratas en la Cámara de Representantes y el empate en el Senado. Y sabe que con este atrevido viaje, va a conseguir hasta votos de los republicanos conservadores. Y en San Francisco (California) que representa ella, hay muchos votantes asiáticos-americanos, hasta de Taiwán.

7- DEBILITA A DOS LÍDERES. El viaje de Pelosi deja muy mal, políticamente, a los líderes de China y Estados Unidos. Primero al chino, Xi Jinping, que de nada sirvieron sus amenazas previas de que el que “juega con fuego, se quema”, Pelosi viajó a Taiwán finalmente. Y de nada tampoco las peticiones personales de Biden a Pelosi para que no viaje, que no era el “momento adecuado”.

8- ¿QUIÉN SALE GANANDO? Nadie. Tal vez Putin, que ahora tendrá un aliado más dispuesto a echarle una mano en Ucrania, con tal de fastidiar a Washington.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img