La ultraderecha alemana expulsa a un líder radical por vínculos extremistas

Berlín – La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) optó hoy por suspender de militancia a su líder en el «Land» de Brandeburgo, Andreas Kalbitz, por sus vínculos con un grupo extremista ilegal.

Kalbitz, representante del ala más radical del partido, ha sido dado de baja como militante por decisión de la cúpula de esa formación, la tercera fuerza política a escala nacional y la primera de ese espectro que accedió al Bundestag (Parlamento federal) en 2017.

El líder del partido en Brandeburgo, el estado federado que circunda Berlín, era una figura controvertida en la AfD por su discurso cercano al neonazismo. Sin embargo, bajo su liderazgo el partido obtuvo en las últimas regionales del «Land», el año pasado, un 23,5 % de votos, su segundo mejor resultado histórico, tras el 28 % alcanzado en Sajonia (este).

El copresidente de la AfD, Jörg Meuthen, considerado un moderado en esa formación, había propuesto su expulsión a la cúpula del partido tras comprobarse sus vínculos con grupos declaradamente extremistas.

Kalbitz había admitido que mantuvo contactos e incluso asistió a un acto de las «Juventudes Leales a la Patria Alemana» (HDJ), agrupación considerada extremista, bajo observación de los servicios secretos de Interior y recientemente ilegalizada.

La HDJ ha sido incluida en la lista de organizaciones cuya pertenencia la propia AfD considera como explícitamente incompatible con la militancia en el partido.

Kalbitz es una de las figuras más destacadas de la llamada «Der Flügel» -«El Ala»-, una corriente interna de la AfD que en marzo se dio por desactivada ante el temor de que el partido en pleno quedase bajo observación del espionaje alemán.

Aunque formalmente no tiene una estructura propia, «El Ala» se dio por disuelta a través de un comunicado emitido por Kalbitz y el líder de la AfD en el estado de Turingia (este), Björn Höcke, fundador de esa corriente radical.

Se estima que alrededor de un 20 % de los seguidores de AfD se identifican con esta corriente. La expulsión de Kalbitz supone un nuevo revés para los sectores más radicalizados del partido y también los principales captadores del voto xenófobo en el este del país.

Compartir

spot_img

Más noticias

23,564FansMe gusta
39,886SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img