spot_imgspot_img

La trascendencia histórica de la decisión de Biden (Análisis)

Washington (EEUU) – La decisión del candidato presidencial demócrata, Joe Biden, de nombrar a la senadora Kamala Harris como candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos tiene una trascendencia histórica que no se puede ignorar.

Generalmente, los vicepresidentes de este país han tenido una función honorífica y poca relevancia política.

No, en este caso.

Harris, afroamericana, podría ser, si gana Biden en las elecciones presidenciales de noviembre, la primera mujer vicepresidenta. Y también, candidata demócrata a la Casa Blanca en el 2024. Y por qué no, hasta en las del 2028.

Esa hipotética eventualidad es si Biden cumple solo un mandato presidencial de cuatro años, debido a su edad. El ex vice presidente con Barak Obama (2019-2017), tiene ahora 77 años y el 20 de noviembre, 78.

“Tengo el honor de anunciar que he seleccionado a Kamala Harris -una intrépida luchadora por el ciudadano a pie y una de las mejores funcionarias públicas- como mi compañera de candidatura”, informo Biden en un comunicado.

Según todas las encuestas, Biden supera al actual presidente, el republicano Donald Trump, que pretende reelegirse por otros cuatro años más.  Aun así, el resultado electoral final es aún incierto.

Harris tiene 55 años. Es hija de un jamaicano y su madre, de la India. Ella siempre se ha sentido como una afroamericana.  

Harris se ha destacado como senadora y una agresiva candidata en las elecciones primarias del Partido Demócrata, en las que Biden fue el ganador, pendiente de la confirmación en su convención de la próxima semana.

Otras finalistas en la lista que Biden ha estado estudiando durante más de dos meses eran las senadoras Elizabeth Warren (Massachusetts) y Tammy Duckworth (Illinois). También la gobernadora de Michigan, Gretchen Whitner, la congresista Karen Bass (California) y Susan Rice, ex Consejera Nacional de Seguridad y ex embajadora ante las Naciones Unidas.

En esta contienda interna en el Partido Demócrata, la gran perdedora ha sido Rice, que la prensa daba como segura designada y ella lo ambicionaba tremendamente.

Pero, en un futuro gobierno de Biden (si gana las elecciones presidenciales) ocuparía un puesto muy importante, tal vez Secretaria de Estado.

Los republicanos preparan ya una campaña mediática contra Harris, hurgando en su antiguo cargo de Fiscal General de California.  

¿Qué aporta Harris, electoralmente, a Biden?

Primero: el voto masivo de la población negra del país, que es más anti-Trump, que pro-Biden. Y también del estado de California, el que representa en el Senado y que es muy importante en el decisivo Colegio Electoral.

Biden ha estado bajo una fuerte presión para que eligiera una candidata afroamericana. Ya se sabía que sería una mujer, porque lo había anunciado meses atrás.

Y segundo: Harris es tremenda debatiendo y en un debate televisado entre dos contendientes a la vicepresidencia, podría poner en serios apuros a Mike Pence, actual vicepresidente con Trump. Siempre y cuando el presidente lo confirme como candidato a la vicepresidencia.

Harris tiene carácter y no dudará en contradecir a Biden, si es necesario. Y desde el primer día en la Casa Blanca (si gana Biden), ya estará pensando a largo plazo, en las elecciones presidenciales del 2024.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,167SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img