spot_imgspot_img

La Secretaria de Trabajo de EE.UU. aplaude bloqueo parcial de Ley Arizona

Managua – La secretaria del Trabajo de los Estados Unidos, Hilda Solís, expresó hoy su beneplácito por el fallo de una jueza federal de su país que bloquea parcialmente la aplicación de la Ley SB1070, que criminaliza la inmigración indocumentada en el estado de Arizona.
 

«Hoy la Corte (Federal de Distrito en Arizona) dijo que no iba a implementar unos segmentos de esa ley y uno que me da bastante gusto es que no se puede pedir los papeles (documentos), ni discriminar», celebró Solís, la primera mujer latina en un gabinete presidencial en la historia de EE.UU., durante una conferencia en Managua.

La secretaria de Trabajo, nacida en ese país. de padre mexicano y madre nicaragüense, afirmó que la decisión de la jueza federal Susan Bolton de bloquear las partes claves de la ley de Arizona protegerá a las personas «como ustedes (nicaragüenses) o como yo (hija de inmigrantes)» de ser detenidos o entregar documentos.

Los fragmentos de la ley que fueron bloqueados hoy se mantendrán en suspenso hasta que los tribunales federales se pronuncien sobre su contenido.

Hoy, la jueza Bolton explicó que tomó la decisión porque bajo la nueva ley, «hay una probabilidad sustancial de que los agentes detendrán erróneamente a inmigrantes legales».

La medida entrará en vigor mañana jueves, como está previsto, pero sin las secciones más polémicas, como la que obliga a los agentes de Policía a comprobar el estatus migratorio de una persona a la que hayan detenido por cualquier razón.

También queda en suspenso la aplicación de otra sección que obliga a los inmigrantes a llevar encima siempre la documentación que demuestre que se encuentren de manera legal en el país.

Igualmente se suspende la sección que convertía en delito el que los inmigrantes indocumentados pudieran pedir empleo en lugares públicos.

La ley de inmigración de Arizona, conocida como SB1070, quedó promulgada por la gobernadora de ese estado, Jay Brewer, el pasado mes de abril.

Se calcula que en Arizona hay cerca de 460.000 inmigrantes ilegales, la mayor parte de ellos hispanos.

En todo EE.UU. se considera que residen 12 millones de indocumentados.

Sobre una reforma migratoria, la secretaria del Trabajo de EE.UU. dijo que esperan que el Senado la respalde y pidió el apoyo de los empresarios a cabildear en ese sentido.

Aseguró que el presidente Barack Obama, ha dicho que «hoy día necesitamos más rápido una reforma migratoria», en debate desde hace 10 años.

Según indicó Solís durante una conferencia hablada en español, Obama ha dicho que «puede atraer a los miembros del Partido Demócrata en el Senado, pero nos faltan algunos miembros del Partido Republicano en el Senado».

Afirmó que la Administración Obama está a favor que el inmigrante se registre, declare que entró ilegalmente, que no tiene récord criminal y cumpla un proceso, incluido aprender inglés, y se pondrán «atrás de la línea».

Agregó que ellos podrían luego obtener la ciudadanía estadounidense en siete años, pero mientras tanto obtener un permiso de trabajo.

«Esas son las esperanzas del presidente Obama y las mías», concluyó Solís, que reconoció que la aprobación de una reforma migratoria, en este momento, no es posible «porque la política es muy fuerte contra el inmigrante en algunos sectores» y su Gobierno quiere que sea aprobada de forma «unida» y «fuerte».

Solís finaliza hoy su visita a Nicaragua, en donde anunció la ayuda económica de EE.UU. para impulsar el programa Mejor Trabajo, el cual cuenta con el respaldo del Gobierno, las empresas y los sindicatos nicaragüenses.

Solís se reunió este martes con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y visitó a sus familiares maternos en la provincia de Jinotega (norte).

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,127FansMe gusta
37,908SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img