Proceso Digital

Tegucigalpa – El presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras, Ángel Garachana, aseveró que la pandemia ha sacado lo peor del corazón de algunos ciudadanos.

“En este caso, la pandemia ha sacado lo peor del corazón de algunos, como el egoísmo y la falta de sensibilidad y de amor al prójimo”, dijo Garachana al programa Contrapunto de la emisora Radio América.

El obispo criticó que estas personas tienen “el corazón de piedra y no de carne” cuya conciencia es “seguir al dios del dinero”.

Calificó que el gobierno tuvo una mala gestión desde el principio de la pandemia refiriéndose a las compras de emergencia indicando que hay indicios suficientes de actos de presunta corrupción para que el Ministerio Público lo investigue.

Advirtió que en caso que el Ministerio Público no siga con las investigaciones demostrará síntomas que las instituciones no cumplen con la función de la lucha contra la corrupción.

Garachana citó el informe del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), que refleja que la población tiene poca credibilidad en las instituciones públicas debilitando el sistema democrático del país.

“Cuando el pueblo no cree en estas instituciones quiere decir que estamos en una situación desastrosa, política y socialmente, no cumplen con la finalidad para las que fueron creadas”, arguyó.

Vislumbró una situación nada favorable no propicias para Honduras al menos que haya un cambio político junto a una conversión profunda de las personas encargadas de las instituciones públicas.

“Se ocupa una conversión profunda de quienes nos representan en los diversos poderes de un Estado democrático y nuevas personas con conciencia ética porque vamos a una situación preocupante en un futuro inmediato”, conjeturó.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Honduras mencionó que una institución que ha empeorado su credibilidad en los últimos años es el Congreso Nacional “en vez de caminar hacia una lucha frontal, ordenada, sistémica contra la corrupción y la impunidad, al contrario, están blindando los corruptos”.