spot_img

La incómoda alianza entre Libre y PSH empieza a pasar factura

Tegucigalpa (Especial Proceso Digital) – A nueve meses del gobierno del bicentenario, la alianza política entre el Partido Salvador de Honduras (PSH) y Libertad y Refundación (Libre) por la cual lograron un ascenso al poder mediante una alta votación y elección democrática, empieza a desmoronarse en corto tiempo, tras el fuego cruzado y los mutuos reclamos entre el coordinador y asesor presidencial, Manuel Zelaya, y el líder del PSH y designado presidencial, Salvador Nasralla, avivando así la polarización en un país sumergido en crisis recurrentes.

En medio de un decreto de emergencia por 90 días ordenado por la presidenta Xiomara Castro, para atender la emergencia climática que ha hecho estragos en varios puntos del país, sacando nuevamente a flote la vulnerabilidad ecológica de la nación, los líderes de Libre, el partido en el poder, y el PSH, se enfrascaban en un agrio debate en redes sociales que puso al desnudo la incomodidad del oficialismo con el designado presidencial, Salvador Nasralla, marginado desde que el nuevo gobierno asumió el control del ejecutivo.

La alianza entre Salvador Nasralla con la pareja presidencial viene desde la alianza a nivel presidencial en las elecciones de 2017.

Nasralla, desde hace un par de meses ha venido denunciando que no es tomado en cuenta en el gobierno de Castro, que el cargo de designado presidencial es una figura decorativa, que la presidenta Xiomara Castro no ha vuelto a hablar con él, y que quien parece tener el control en la actual administración es el asesor, coordinador de Libre y ex presidente de la República, Manuel Zelaya Rosales.

Nasralla ha dicho que le han dado un presupuesto para atender asuntos del despacho el cual canaliza en ayudas y que su salario como designado lo dona totalmente para obras sociales. Pero fue en medio de la emergencia climática, que Nasralla reclama fuertemente la marginación hecha a los designados presidenciales, al aparecer conduciendo la reunión de ministros, en el marco del Sinager, el asesor presidencial Manuel Zelaya.

Nasralla incómodo y Zelaya, también

El reclamo de Nasralla se suma al de otros líderes políticos y sociales al indicar que la conducción de esa reunión la debía presidir un designado presidencial o alguien que designara la presidenta Castro con autoridad, que ese papel no era el del asesor presidencial, pues éste no está constitucionalmente por encima de ningún ministro, y tampoco está establecido en una norma secundaria.

Las críticas hacia el coordinador de Libre y asesor presidencial, Manuel Zelaya, arreciaron en los espacios públicos, y Nasralla aprovechó para reclamar que él podía ayudar a resolver los problemas ocasionados por la naturaleza, pero no le escuchaban, que estaba marginado.

El debate surgió cuando Nasralla aseguró que tenía la capacidad de resolver el problema de las inundaciones en el Valle de Sula, solo que la presidenta no le daba la autorización.

Dijo tener el “conocimiento científico para resolver el problema de las inundaciones. Sólo me falta que la presidente me delegue esa importante función y el presupuesto respectivo”para luego definir en un nuevo mensaje en sus redes sociales que: “Decisivo es que la máxima autoridad electa por el pueblo tome las decisiones inmediatas. El asesor solo puede transmitir la información a los expertos y estos a la presidente, salvo que ella le haya transferido a Mel el mando por los 7 meses del golpe de 2009 en que no gobernó”.

Estos reclamos del designado presidencial, que dejan al descubierto el distanciamiento y enfriamiento de las relaciones políticas con la pareja presidencial y el partido en el poder, hicieron estallar al ex presidente Zelaya, quien desde sus redes sociales pidió a Nasralla que dieran por finalizada la alianza que los llevó a poder y devolviera los espacios que le dieron como parte del triunfo colectivo.

Mel Zelaya desde México le respondió a Nasralla señalandole que devolviera los fondos y los puestos del gobierno que está en manos de miembros del PSH si no estaba conforme.

“Mi querido Salva, si no estás conforme deberías ser honrado y devolver. Los 12 Millones que te dio Xiomara para tu uso discrecional; la Presidencia del CN; el ministerio de Salud y la Secretaría de Desarrollo Económico. Así demuestras que no eres un ¡oportunista!”, le dijo el expresidente Zelaya, que ya no oculta su incomodidad por mantener la alianza.

La respuesta de Nasralla no se hizo esperar: “12 millones anuales: nos dan 1 millón al mes para pagar sueldos, pasivo laboral del personal, hacer obras para los necesitados, equipar oficina. Todo documentado contablemente y redes, no es regalo. No es pago por llevarte al poder. Tú amenaza solo perjudica a los que beneficiamos”.

La presidencia del CN, ¿en riesgo?

El tono usado por los líderes de ambos partidos, y ambos en funciones y posiciones de poder, avivó las incomodidades entre los cercanos al coordinador de Libre y asesor presidencial y Nasralla, a quien empezaron a pedirle la renuncia y cuestionar sus reclamos al gobierno porque lo tiene marginado.

Luego, aparecieron algunos ministros del PSH como el de Salud, Manuel Matheu, indicando que su nombramiento obedece a una decisión de la presidenta Castro y no por el PSH, y mucho menos por Salvador Nasralla, desmarcándose así de una bola de nieve en ciernes que le puede arrastrar.

La presidencia del Congreso Nacional y las titularidades de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) están en manos de miembros del PSH.

Pero detrás de ese reclamo y cobro de facturas que el asesor presidencial, Manuel Zelaya hace a Nasralla, está punteada de forma tangencial, pero a la vez directa, la presidencia del Congreso Nacional que en el reparto de la alianza le correspondía al PSH, y que fue precisamente lo que desató la crisis intrapartidaria en Libre en enero de este año, ensombreciendo la toma de posesión de la presidenta Castro, al tiempo que instaló una nebulosa sobre la legalidad o no de la actual directiva del Congreso Nacionl.

Ese reclamo de Zelaya a Nasralla para que “devuelva” lo que le dieron “la Presidencia del CN; el ministerio de Salud y la Secretaría de Desarrollo Económico”, ha empezado a generar suspicacias en torno a la satisfacción que pueda tener un importante sector del Ejecutivo y de Libre con el presidente del Congreso Nacional, último que ha acatado lo que sugiere y propone la Casa de Gobierno y el partido en el poder, al grado, de distanciarse también de su bancada del PSH.

La alianza así entre PSH y Libre parece estar llegando a un punto de desgaste que podría complicar las relaciones de gobernanza a lo interno del gobierno, y en especial, del Parlamento, que se apresta a elegir una nueva corte de justicia en medio de las fuertes presiones sociales por un proceso transparente que venga a fortalecer y acompañar la llegada al país de una misión internacional contra la corrupción y la impunidad, una promesa de campaña hecha tanto por Libre como por el PSH en su llamada alianza Bicentenario.

Miembros de la bancada del PSH exhortan a la presidenta Xiomara Castro que intermedie entre las diferencias entre Mel Zelaya y Salvador Nasralla.

Desde el PSH algunos de sus integrantes han llamado a la cordura a Manuel Zelaya y a Salvador Nasralla, solicitan la intermediación de la presidenta Castro para bajar la intensidad de los arrebatos políticos, pero en Libre, el sector, acuerpa a Manuel Zelaya para romper la Alianza y orillar a Nasralla a renunciar para que el poder finalmente quede en manos de Libre, que asume, que el voto del elector fue para ellos y no por un hartazgo contra doce años del del Partido Nacional.

A medida que se acercan decisiones trascendentales para la vida democrática del país como la próxima corte de justicia, la elección del nuevo fiscal general y de los entes de control y electoral, entre otros, la tensión política se hará sentir y las divergencias entre Libre y PSH podrían subir de tono si persiste la teoría del caos, la descalificación y el descrédito por encima del diálogo, la racionalidad y los consensos. (PD)

Compartir

spot_img
spot_img

Más noticias

spot_imgspot_img