¿La edad, un freno a las aspiraciones presidenciales de Hillary Clinton?

Miami, (EEUU).- Aunque Hillary Clinton no ha confirmado aún si será o no candidata presidencia en el año 2016, la edad podría ser un problema eventualmente en las aspiraciones de la ex Secretaria de Estado.
 

Clinton cumplirá 67 años en Octubre y tendrá 69 dos semanas antes de las elecciones presidenciales de noviembre de 2016.

Si es nominada por el Partido Demócrata y gana las elecciones, tendrá 74 cuando termine su primer mandato de cuatro años y si se presenta a la reelección, y gana, terminaría su segundo, a los 77.

En un artículo titulado “¿Es Hillary Clinton demasiada vieja para ser candidata presidencial”?, Charlie Cook escribe en el semanario político “National Journal” que la edad no debe ser un impedimento para la ex Primera Dama y sus futuros rivales no deben sacar a relucirlo como argumento contrario.

Cook recuerda, para el caso, que Ronald Reagan tenía también 69 años cuando fue elegido presidente por primera vez y su edad nunca fue un impedimento para ejercer dos mandatos.

Todos los analistas coinciden que Clinton se va a presentar a la nominación demócrata y la ven actualmente con grandes posibilidades de llegar a la Casa Blanca, tras los ocho años de Barak Obama.

Fue el entonces Senador Obama quien impidió que Clinton fuera la candidata del Partido Demócrata en el año 2008 tras una contienda pre electoral a muerte entre los dos.

Obama la eligió, en su primer mandato, como Secretaria de Estado, y ella fue una alta funcionaria leal y activa en la política exterior. Según la revista “Atlantic”, viajó a 112 países, totalizando 956,733 millas, una distancia igual a 38 veces la vuelta al mundo.

Lo curioso de todo este debate si se presenta o no, es la posición ambigua del vicepresidente Joseph Biden, quien sería, por tradición política el que tendría mas posibilidad de aspirar a ser candidato presidencial.

Biden, que tiene actualmente 71 años, dijo recientemente, cuando le preguntaron si aspiraba a ser candidato a presidencial, que no veía razón alguna para no serlo.

Pero Clinton tiene mayor reconocimiento público que Biden y en las encuestas está muy por delante que el actual vicepresidente o cualquiera de los posibles rivales que podría tener en 2016 por parte republicana.

En el camino de la ex Secretaria de Estado hacia la Casa Blanca podría haber dos obstáculos en una campaña electoral que podría llegar a ser muy envenenada por parte de los republicanos.

Uno, es el papel que podría tener su esposo, el ex presidente Bill Clinton, en la campaña electoral o en su futura presidencia. Son capaces de volver a sacar a relucir su “carácter moral” al recordar el escándalo sexual que tuvo con la becaria Mónica Lewinsky en la Oficinal Oval de la Casa Blanca.

Adelantándose a este posible debate, el ex candidato presidencial republicano Mitt Romney le echó un capote a Hillary Clinton, al decir el domingo pasado que la posible candidata presidencial demócrata debe ser juzgada por su record, “y no por el de Bill Clinton”.

El otro tema que puede salir a relucir es el papel de Hillary Clinton, como Secretaria de Estado, en la tragedia del ataque de milicias armadas en 2012 a la Misión diplomática norteamericana en Benghazi (Libia) , donde murió el embajador J. Christopher Stevens y otros tres estadounidenses.

Varias investigaciones del congreso y uno interno del propio Departamento de Estado criticaron la “pasividad” de altos funcionarios que ignoraron las constantes peticiones de una mayor seguridad en la misión diplomática.

Lo + Nuevo

22,256FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte