spot_img

La Dama de Hierro de la pintura y su aporte al mural del Bicentenario

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa (Por Isis Rubio) – Damaris García Torres, es una pintora, escritora y catedrática hondureña, quien a lo largo de su vida no ha desaprovechado el tiempo para el aprendizaje, aunque con limitantes económicas -que según ella- no deben ser un obstáculo si se tiene el talento innato. Ella es una de la veintena de pintores nacionales que elaboraron los murales que se exhibieron en el Estadio Nacional durante la toma de posesión de la presidenta Xiomara Castro.

– “Si me tocará pintar algo representativo del país pienso en el café, sus montañas y la belleza de la mujer”, sostuvo.

– “Mi sueño es viajar al extranjero y presentar mis obras y no descansaré hasta lograrlo”, aseguró.

La artista hondureña concedió una entrevista a Proceso Digital y deshojó uno a uno los retazos de su vida. Nació en El Naranjito, Santa Bárbara, el 4 de octubre de 1976, sus padres son Irene García y Yolanda Torres. Es madre de tres hijos: Jordán, Axel e Ivida Martínez García de 25, 24 y 19 años respectivamente, quienes son su fuente de inspiración.

Damaris es una licenciada en Artes plásticas, posee un diplomado de Educación Superior y otro de Formación Docente en Enfoque de Competencias.

La artista hondureña se ubicó como una retratista, muralista, pintora (diferentes técnicas), pintura en vitral, decoraciones de interiores y exteriores, es escultora, le gusta la cerámica, el tallado, escribir y bailar danza folklórica.

Damaris es una guerrera de la pintura.

Actualmente es miembro del colectivo de pintores de San Pedro Sula y miembro de la AHAP (Asociación Hondureña de Artistas Plásticos). Recién esta semana participó en la exposición de murales que se exhibieron en el Estadio Nacional para la toma de posesión de Xiomara Castro.

La Dama de Hierro le conocen porque “Dama” es un apocope de su nombre Damaris y “de Hierro” por lo fuerte, luchadora, emprendedora e incansable para lograr sus objetivos.

Soñé con ser artista

Nuestra entrevistada relató que desde niña soñó con ser artista, “empecé a dibujar en todo lo que miraba, sabía que tenía el talento, pero no estudié en la Escuela de Bellas Artes porque no tenía el apoyo por falta de recursos económicos”.

Sostuvo que todos los libros, las revistas, comic o pasquines que miraba y encontraba dibujos los retrataba de nuevo.

Dijo que cursó su escuela y secundaria como una niña y adolescente normal asistiendo a clases y haciendo las tareas, después estudió la carrera de Perito Mercantil y Contador Público por circunstancias de la vida.

Agregó que fue así como laboró como contadora en varios lugares, hasta que decidió que su destino era el pincel y la pintura.

Disfruta enseñar a las nuevas generaciones.

Atracción por pintar

“Mi atracción era pintar, por lo que decidí dejar de trabajar en cosas contables y me dediqué a pintar, al ver que mis cuadros se vendían decidí tomar un curso por un mes con el pintor Gerardo Torres y Javier Tinoco”, reseñó.

Consideró que nunca fue habilidosa para el dibujo, pero con la práctica fue perfeccionando la técnica hasta llegar al punto de elaborar majestuosas obras de arte.

Fue hasta que cumplió 30 años que decidió entrar a la carrera de Artes en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM), de donde egresó, posteriormente entró a la docencia y ahora imparte clases de arte.

Indicó que “si el talento lo tiene uno, las limitantes económicas no deberían ser un obstáculo”.

Sostuvo que le gusta el expresionismo figurativo, los colores vivos y luminosos, “me gusta la naturaleza, las aves, flores, son fuente de inspiración en mis pinturas, también me gusta hacer retratos”.

Los artes se desplegaron a lo largo de 220 metros arriba de la gradería principal del Estadio Nacional.

Participación en mural del Bicentenario

La talentosa hondureña, de 45 años, fue una de la veintena de pintores que elaboró el mural del Bicentenario que se exhibió en la parte alta del Estadio Nacional de Tegucigalpa durante la investidura de Xiomara Castro el pasado jueves.

El pintor nacional José Obed Aguilar encabezó este grupo, junto a 20 muralistas nacionales -jóvenes en su mayoría-, para llevar a cabo el proyecto.

Homenaje a los fiscales en huelga del año 2008.

Se acordó realizar una línea de tiempo que represente 200 años de historia de Honduras distribuidos a lo largo de 220 metros arriba de la gradería principal del estadio. La idea era pintar con la técnica del acrílico en lienzos de 18 x 24 pulgadas para luego transferir esas pinturas a 32 impresiones de lona vinil de 7.5 metros de largo cada una y colocarlas en la instalación deportiva. Se eligieron los temas y se investigaron los datos históricos.

Fue así que el estadio se transformó en un gigantesco lienzo para la expresión del arte y la cultura. Este mural es el más lago jamás pintado en toda la historia del país.

Homenaje a los mártires: Walter Tróchez, Profesora Wendy y El profesor Roger Bados.

Los artistas involucrados en este grandioso proyecto gozan de una exitosa trayectoria y han puesto muy en alto el nombre de Honduras a nivel internacional. A Damaris García se suman: Johnny Mcdonald, César Milla Najarro, César Milla Alemán, Kevin Ortiz, José Medrano, Cristian Rodas, Mónica Díaz, Olvin Joel Martínez, Dilcia Díaz, Jeremy Amador, Alejandra Cabrera, Melvin Edgardo Suazo, José Elías Díaz, José Enrique Aguilar, Marco Bonilla, Vishnú Espinal, Walter Sandres, Sheila Orellana, Ariadna Espinal, Tábara Montés y José Obed Aguilar.

Homenaje a Rafael Murillo Selva, Belinda Martínez, el Padre Melo, René Altamirano y Edilberto Borjas.

“Agradezco mucho que se me haya tomado en cuenta y quiero decir que es un trabajo totalmente gratis con la condición que las obras no podrán ser vendidas u obtener algún fin de lucro”, expresó la entrevistada.

García estuvo presente en la toma de posesión del pasado jueves. Arriba los murales en que participó.

La pandemia la benefició

La Dama de Hierro -como la conocen – señaló que cada artista tiene sus momentos de inspiración, ganas para poder pintar, por lo que su motivación son los deseos de seguir aprendiendo cada día.

Sostuvo que la pandemia la benefició porque se ha dedicado a escribir, a pintar y a dar clases gratis de pintura.

“Mis técnicas son el carboncillo, acrílico y óleo, he pintado buenas obras, pero no he llegado a la mejor”, externó.

Indicó que el país tiene ventajas y desventajas principalmente en el arte, hay muchos jóvenes con talento que deben de ser apoyados y con ello podemos mejorar con cultura y arte.

En ese sentido, dijo que para aprovechar el talento de los jóvenes y personas adultas abrió una página para que por medio de clases gratuitas puedan aprender o desarrollar sus habilidades y que la economía no sea una limitante.

La santabarbarense es multifacética y amante de los libros.

Autora de libros

Damaris, también es autora de libros de texto para la asignatura educación artística de séptimo, octavo, noveno grado, apreciación artística, lenguaje artístico, dibujo técnico para bachillerato llamados; colección “Las artes y tú’’ (vendidos por la librería Cultura).

Labora en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, como catedrática para el programa de formación continua, asimismo, trabaja en C.E.B Altagracia Sánchez en el barrio Cabañas de San Pedro Sula.

Compartió que ha hecho exposiciones de obras pictóricas en el museo Deysi Fasquelle Bonilla del Banco Central de Honduras (BCH) llamado “Encuentros” año 2013.

También ha participado en exposiciones colectivas de pintura y dibujo en el museo de Antropología e Historia, en el teatro José Francisco Saybe, en el Centro Cultural Sampedrano, Casa de la Cultura de la Lima; Casa de la Cultura en El Progreso, Yoro; Casa de la Cultura de Pinalejo, Santa Bárbara; y otras de este término municipal.

Catedrática universitaria de la artes, recomienda a los jóvenes nunca dejar de perseguir sus sueños.

Asimismo, contó que ha elaborado murales en varias instituciones y escuelas.

Igualmente, ha participado en el Festival “Las Tumbillas” como muralista en Santa Clara Petoa, en el Festival “El bambú y el guacal” también como muralista en San Luis, ambos en el departamento de Santa Bárbara; en el Festival “Las Flores” como expositora en Siguatepeque y en el Festival “Opolhuacan” como muralista en San Juan de Opoa.

Damaris García pidió a las autoridades gubernamentales entrantes que apoyen las artes, la ciencia y la cultura.

“Mi caso particular, desde pequeña soñé con ser artista y no lo cumplí hasta avanzada edad, por eso les digo a los que lean esta entrevista que luchen desde temprano por sus sueños y que no los abandonen aunque no tengan los recursos económicos, muchas veces el talento debe prevalecer para culminar lo que deseamos. Sueño con llevar el arte a todos los rincones del país”, expresó La Dama de Hierro de la pintura hondureña. JS

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img