spot_imgspot_img

La ciencia hace reír

¿Se imagina un chiste sobre cómo se comunican las bacterias? ¿Y uno sobre células madre? Mejor, uno sobre la antimateria. Ocho investigadores se han visto las caras en la final española de Famelab, el mayor concurso internacional de monólogos científicos en los que se mezclan risas, rigor y ciencia.

El ganador resultó Álvaro Morales Molina, madrileño de 22 años y estudiante de Biología Sanitaria en la Universidad de Alcalá (Madrid), que arrancó su monólogo del siguiente modo: “Hay varios tipos de células, pero hay una que te cuidará como nadie, las células madre”.

Al acto asistió la reina Letizia, que el año pasado lo presidió todavía como princesa de Asturias, y se sumó por sorpresa el rey Felipe VI, recién llegado de Aquisgrán (Alemania) de la entrega del Premio Carlomagno al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz.

El joven biólogo ganador de Famelab competirá ahora en la final internacional de Cheltenham Science Festival, del 3 al 5 de junio en Reino Unido.

El rigor y el humor no están reñidos

Seis hombres y dos mujeres entre 22 y 37 años, convencidos de que rigor y humor no están reñidos, participaron en esta edición. El segundo premio fue para Manuel González, que habló sobre la trascendencia de los telescopios más avanzados del mundo, y el tercero recayó en el ingeniero químico Víctor López, de la Universidad Bochum (Alemania).

La ocurrencia/experimento de López consistió en una aparente burrada: someter una botella de vino a la agitación de una batidora para mejorar así los efectos de su oxigenación y demostrar de manera práctica cómo funciona la fórmula que explica este proceso.

“Con la risa todo entra y puedes explicar de forma divertida todo”, explicó a Efe el ganador, en cuya opinión por hacer reír la ciencia no pierde rigor: para hacer los monólogos primero estudiamos.

Este estudiante opinó además que el humor es otra vía para despertar vocaciones científicas y afirmó que la disciplina más difícil de la que hacer un chiste son las matemáticas: éstas dan “mucho miedo” a la gente.

Amanda Far Morabito, de la Universidad de las Islas Baleares, fue otra de las finalistas.

Si no entiendes las matemáticas, es que no te las explicaron bien

Para esta estudiante de Psicología (le queda una asignatura para terminar), cuando alguien dice que no sirve para la ciencia o en particular para las matemáticas es que no se las explicaron bien.

“Se trata de la capacidad de hacer llegar a la gente cualquier cosa, en este caso la ciencia”, indicó a Efe esta investigadora, que forma parte de una Asociación de Jóvenes Investigadores y para quien faltan buenos comunicadores científicos.

Far Morabito, quien toca la trompeta, habló esta noche de las diferencias entre el cerebro de hombres y mujeres.

Nuria Gordillo García, del Instituto de Fusión Nuclear-Universidad Politécnica de Madrid y aficionada a la escalada, intententó dejar claro las aplicaciones sociales que tiene la antimateria.

Esta madrileña de 37 años estudió Ciencias Físicas en la Universidad Autónoma de Madrid e hizo el doctorado en caracterización de materiales semiconductores con haces de iones en el Centro de Microanálisis de Materiales de la misma universidad.

El concurso llega de la mano del British Council y la Fecyt

Pablo Barrecheguren Manero, de la Universidad de Barcelona, compitió con un monólogo sobre la mosca Drossophila con la que ha investigado. Tiene 28 años, es de Zaragoza y bioquímico.

Le gusta la escritura, los videojuegos y el kárate y se clasificó desmintiendo el falso mito de que solo usamos el 10 % del cerebro.

Toni Vallès Català, de la Universitat Rovira i Virgili, nació en Barcelona, estudió matemáticas y actualmente realiza su tesis doctoral sobre redes complejas. En su primer monólogo habló de las memorias de las máquinas y ahora compitió con la predicción en red.

Mariano Collantes Alegre (argentino de origen), del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universidad de Valencia, llegó a esta final con un monólogo en el que narrará cómo se comunican las bacterias a través de la luz.

Por tercer año, este concurso ha llegado a España de la mano del British Council y la Fecyt, con la colaboración de la Obra Social “la Caixa”. EFE

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,535SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img