spot_imgspot_img

La ciencia afina para acortar el tiempo de las lesiones musculares

Madrid – La reducción en dos tercios del tiempo para la recuperación de las lesiones musculares está cerca de ser una realidad tras la investigación desarrollada por la clínica CEMTRO, la Fundación Pedro Guillén y el instituto Salk de California con la colaboración de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), en la que se ha experimentado con ratas.

La revista científica «Nature» publicará la semana que viene y tras años de trabajo las conclusiones del estudio «muy esperanzador», para sus autores, en un ámbito en el que apenas se ha avanzado y que permitirá rebajar los plazos de una de las dolencias más frecuentes entre todo tipo de deportistas.

La doctora Isabel Guillén, de la clínica CEMTRO y la Fundación que lleva el nombre de su padre, Pedro Guillén, explicó a EFE las conclusiones de los análisis hechos con la premisa de «acortar» ese tiempo y con el objetivo de empezar a aplicar la nueva terapia el año que viene, aunque la pandemia puede condicionar los plazos.

– ESTUDIO CON RATAS PARA ENCONTRAR UNA MOLÉCULA EFECTIVA

Guillén defiende la investigación ante la ausencia de cambios en los tratamientos de lesiones musculares, para los que se «han usado un montón de cosas, de factores de crecimiento y no se ha conseguido nada».

«Nosotros nos planteamos qué podíamos hacer para acortar ese tiempo. Conectados con el instituto Salk de California, que es un centro de investigación básica, hemos ido analizando qué factor era bueno para la recuperación de la fibra muscular. Hemos hecho un estudio con ratas a las que hemos provocado una lesión con un traumatismo y luego las hemos ido tratando con distintas moléculas. Y hay una de ellas que hemos ido usando que nos acorta el tiempo de recuperación dos tercios», relata.

El estudio, que «ha funcionado muy bien y es muy esperanzador», en su opinión, permite que con esa sustancia una lesión cuya curación se prevé en dos semanas se recupere mucho antes y esté curada en cinco días.

«Ahora tenemos que hacer todos los estudios de seguridad del fármaco, de dosis etcétera… y si todo nos funcionara tendríamos que ir a la Agencia del Medicamento para pedir un ensayo. Es difícil habar de plazos de tiempo y ahora con el covid todo está más parado, porque la investigación que hay se centra en el virus. Pretendíamos tenerlo para dentro de un año o año y pico, empezando en 2022, pero no estamos tan seguros de que esto pueda ocurrir», señala.

– ALGUNAS LESIONES SE EVITARÍAN PERSONALIZANDO LOS ENTRENAMIENTOS

Isabel Guillén destaca la ayuda de AFE para llevar a cabo este trabajo, centrado en investigar el músculo esquelético y el cartílago, y aclara que cualquier recuperación «depende muchísimo del músculo, del tipo de lesión -si es grado uno o grado dos-, si hay rotura fibrilar completa, si es en una zona u otra del músculo, si solo es músculo o es zona unión músculo tendinosa que va peor».

«Las lesiones musculares son distintas según la posición en el campo, tienen distintos grupos musculares que se lesionan. Por ejemplo los laterales tienen más isquiotibiales y luego influyen las características personales. Hay gente que es muy rígida y tiene que estirar más porque tiene mas lesiones musculares y gente que es más flexible con más lesiones articulares de ligamentos», detalla.

Para Guillén el alto número de futbolistas con dolencias musculares esta temporada está relacionado con la cifra de partidos y la frecuencia entre éstos, ya que el tiempo «razonable» entre un encuentro y otro es una semana, aunque la edad también condiciona la recuperación.

«El veterano te dice ‘no me encuentro peor en el campo, pero noto que me cuesta más recuperarme de un partido que antes’ y a uno de 18 años a lo mejor le puedes poner tres partidos a la semana, pero en los equipos hay de todo. Lo que es un error en general en los deportes es intentar que entrenen todos por igual. Hay fisonomías que deben hacer más una cosa y menos otra. Los grandes equipos personalizan mucho más porque tienen más posibilidades, pero hay lesiones que se evitarían personalizando mucho los entrenamientos», considera.

– NO SE VEN SECUELAS DE COVID EN LESIONES MUSCULARES

La situación de pandemia ha podido tener alguna influencia en las lesiones, pero de forma indirecta, en su parecer, sobre todo por lo que alteró al principio los entrenamientos el año pasado, sin ejercicio aeróbico, por la concentración de partidos y la recuperación de los futbolistas contagiados.

«Son dos o tres semanas en sus casas, no entrenan igual y al salir les cuesta reingresar. A los jugadores que han pasado covid se les queda una presión en el pecho de vez en cuando que puede durar hasta un mes y los entrenamientos no son tan efectivos a la hora de protegerse de lesiones, pero dentro de eso no estamos viendo secuelas de covid características de lesiones musculares», concluye.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,496FansMe gusta
39,420SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img