Kiev denuncia nuevas violaciones del alto el fuego en el este del país

Kiev.- Las autoridades ucranianas denunciaron hoy nuevas violaciones del alto el fuego por parte de los rebeldes prorrusos durante este domingo, cuando los dos bandos enfrentados en el este del país debían desmilitarizar una zona de 30 kilómetros en torno a la línea que separa sus posiciones actuales.

Grupos separatistas cañonearon las posiciones de los militares ucranianos desde zonas cercanas a núcleos de poblaciones, informó el centro de prensa de la Operación Antiterrorista, como llaman en Kiev la campaña militar desplegada contra los sublevados en las regiones de Donetsk y Lugansk.

«Nuestras fuerzas abrieron fuego únicamente para defenderse, eliminando con fuego de precisión a los criminales», explicaron las autoridades, según el diario digital «Ukraínskaya Pravda».

Kiev y los separatistas prorrusos reforzaron el sábado en Minsk la tregua decretada el pasado 5 de septiembre al firmar un memorándum de paz que, entre otras cosas, obliga a la creación de una zona desmilitarizada de 30 kilómetros de ancho de la que deben ser replegadas todas las armas de gran calibre.

Pero, de hecho, desde la declaración del alto el fuego, las fuerzas de Kiev recuperaron parte del terreno perdido.

«La línea de choque, que se hará pública en la Rada Suprema (Parlamento ucraniano), se ha movido notablemente. Las tropas ucranianas ocuparán posiciones perdidas a finales de agosto en torno al río Kalmius», reconoció anoche el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, en una entrevista con varios canales de televisión.

Los territorios bajo el control de los prorrusos, aproximadamente un tercio de las regiones orientales de Donetsk y Lugansk, gozarán de un estatus especial con amplias competencias que van desde la formación de sus propias fuerzas policiales y órganos judiciales hasta la posibilidad de establecer relaciones económicas con la vecina Rusia.

El presidente de la Rada, Alexandr Turchínov, precisó anoche que las zonas concretas que se beneficiarán de ese estatus especial aprobado por el Parlamento el pasado martes aún deben ser delimitadas por los diputados.

Las autoridades ucranianas se plantean incluso establecer una auténtica frontera, con fortificaciones y fosos, entre las zonas prorrusas del este y el resto del país «para impedir que se extienda la infección» separatista, en palabras de Poroshenko.

Lo + Nuevo

22,581FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte