Tegucigalpa – A raíz de que la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro (OFAC) ha trabajado desde 2011 con las autoridades hondureñas para asegurar los negocios de Carlos Arnaldo Lobo, alias “El Negro Lobo”, quien es acusado por narcotráfico y declarado extraditable, el director de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI), Francisco Zavala, considero que la jueza que conoce el caso, es quien deberá determinar qué país se quedará con los bienes que se le han incautado hasta el momento.
 

El funcionario arguyó que “los jueces y magistrados de Honduras, tienen la facultad de juzgar y ejecutar lo juzgado aplicando la normativa de la legislación vigente”.

Sobre esa base, Zavala indicó que la jueza que conoce el caso de “El Negro Lobo”, es quien puede definir si el Gobierno de Honduras o el de Estados Unidos se quedarán con los bienes incautados a “El Negro” Lobo, o si los mismos son compartidos.

“Ya ha sido iniciado un proceso de privación de dominio con antelación al proceso de extradición y será la jueza en el momento de dictar su sentencia, que tendrá que tomar en cuenta todos estos elementos, si hay que compartir bienes con algún otro país o la distribución se hace única y exclusivamente para autoridades hondureñas”, puntualizó.

El pasado 9 de marzo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos anunció nuevas sanciones económicas contra los bienes del imputado,designacióncon la cual, los patrimonios de Lobo, podrán ser congelados siempre que estén bajo jurisdicción estadounidense, pese a que la OFAC ha trabajado desde 2011 con las autoridades hondureñas para atacar los negocios del detenido.

El anuncio se hizo poco después de que la Policía hondureña detuviera Lobo.

Cabe señalar que hace dos años, las autoridades le habían incautado a “El Negro Lobo” 46 propiedades entre yates, haciendas, casas y otros bienes, así como cuentas bancarias. En el allanamiento hecho en San Pedro Sula, le incautaron otras cuatro casas.