spot_imgspot_img

Joe Biden, a un paso de la Casa Blanca

(Especial para “Proceso Digital” – Por Alberto García Marrder)

Washington, (EEUU).- El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, está hoy a un paso de ganar las elecciones para la Casa Blanca, donde el actual mandatario, Donald Trump, comienza a atrincherarse.

El lento recuento de los votos por correo ha dado un vuelco y ahora Biden aventaja, sorpresivamente, a Trump en los estados de Georgia y Pensilvania, además de reforzar sus ventajas en Arizona y Nevada.

Biden tiene ganados 264 electores (incluyendo a los dudosos 11 de Arizona) del Consejo Electoral, más importante que el voto popular. Para ser elegido presidente se requiere ganar, como mínimo 270.

Esta madrugada, Biden aventajaba ya a Trump en los estados de Georgia y Pensilvania, dos feudos generalmente republicanos. Si sigue esa tendencia, posiblemente Biden alcance esta tarde o noche, los soñados 270 y se proclame vencedor de las elecciones generales del martes pasado.

Pero ojo, la batalla electoral no ha terminado aún. Trump piensa atrincherarse en la Casa Blanca y alega que él es el verdadero vencedor. Denuncia que le han hecho un fraude electoral y ha impugnado los resultados de Arizona, Georgia, Nevada y Pensilvania.

Trump acusó anoche en la Casa Blanca que ha habido un fraude electoral en su contra. No entiende que el miércoles estaba ganando en esos estados y que, “de repente”, el jueves ya va perdiendo.

El presidente no sabe o no quiere saber, qué parte es culpa suya. Durante meses previos a las elecciones del martes, Trump ha venido pidiendo a sus seguidores que voten personalmente en las urnas, ya que, según él, se iba a cometer un fraude electoral en el voto por correo.

Una acusación que ha resultado ser falsa.

Debido más que todo por el peligro de contagio del coronavirus, tres de cada cinco votantes decidieron hacerlo por correo, como lo hice yo. Y la gran mayoría de estos votos han sido para el candidato demócrata.

Por eso es el cambio inesperado en la tendencia electoral, que se esperaba y no ha sorprendido. Salvo a Trump.

La campaña electoral republicana ha presentado varias impugnaciones en esos cuatro estados claves, con el propósito deliberado que algunas de esas terminen en el Tribunal Supremo en Washington, donde existe ahora una nueva mayoría conservadora de seis a tres jueces. Trump nombró, en sus escasos cuatro años en la Casa Blanca, tres de ellos.

Existe una gran expectativa en esta capital de ver que hará Biden cuando se certifique su victoria electoral, posiblemente esta tarde o noche.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,208SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img