spot_imgspot_img

Islas de la Bahía, sin COVID, se prepara para la nueva normalidad

Tegucigalpa – Los cuatro municipios del departamento de Islas de la Bahía: Roatán, Utila, Guanaja y José Santos Guardiola, en el Caribe de Honduras, se mantienen libres de contagios de COVID-19, luego de más de dos meses en los que se detectaron los primeros casos de este padecimiento en Honduras.

– En Roatán instalaron cacetas de vigilancia en puntos estratégicos de la isla y buscan contratar personal para la policía municipal e intensificar las acciones de vigilancia en la zona.

– En los cuatro municipios que conforman el departamento, entran los insumos y producción, los marinos no bajan de sus embarcaciones.

– Las municipalidades desarrollan protocolos para retornar a ciudadanos que se quedaron varados en otras ciudades del país.

– La Región de Salud Islas de la Bahía, ha realizado 33 pruebas para detectar COVID-19, Roatán 25, Santos Guardiola 5, Utila 4 y Guanaja 1.

– Más de 1 millón de turistas que llegan vía marítima a Roatán, que generan más de 130 millones de divisas a Honduras. En las islas se preparan la el retorno a sus actividades.

Desde entonces y cuando  la población en Roatán amaneció alterada, ante el rumor de que una persona de origen filipino se habría contagiado de COVID 19, pero la versión  fue descartada por autoridades de salud, quienes afirmaron que el ciudadano dio positivo de dengue.

Así las autoridades edilicias y de sociedad civil en los  municipios (4), aldeas (23) y  caseríos (213), han tomado medidas estrictas para evitar que esta enfermedad llegue al departamento y contagie a más de 71 mil pobladores.  

Islas de la bahia 1 PDAutoridades locales han duplicado esfuerzos para contener el COVID.Las autoridades locales de cada municipio, se han esforzado al máximo para hacer valer el toque de queda emitido por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) desde el pasado 13 de marzo, dos días después de que se detectaron los primeros dos casos de COVID-19 en el país.

A la par de las autoridades, entre los pobladores es palpable el compromiso y la disciplina entre todos. Los habitantes insulares se han convertido en el principal aliado y veedor, para la autoridad competente. Los municipios están cerrados, nadie entra y nadie sale del departamento ya sea vía aérea o marítima.

En Roatán, no hay salida ni entrada de ciudadanos, los puertos de carga y descarga desarrollan un minucioso protocolo para atenuar los riesgos ante la llegada de insumos o productos alimenticios; los marinos no bajan de las embarcaciones y los cargamentos, son llevados a bodegas donde deberán ser desinfectados para que luego lleguen a su destino final, el consumidor.

Islas de la bahia 5 PDEl turismo es la principal fuente económica en la zona insular.“Las calles y hoteles están cerrados, las playas están vacías y la actividad económica paralizada en su totalidad, no es habitual porque somos el pulmón turístico de Honduras, pero hemos entendido que este es un compromiso de todos”, comentó Indira Fox, comunicadora del Diario Roatán.

En medio de todo ello, hay conciencia de la necesidad de reabrir la economía, poniendo la vida de las personas y su seguridad en primer orden. Todos saben que a nivel individual cada quien debe asumir su cuota de compromiso y están dispuestos a seguir cuidándose en medio de la apertura que llegará inminentemente al insular y paradisiaco departamento más temprano que tarde. Todo pasa, -dicen ellos-, porque los expertos sanitarios certifiquen la nueva fase tras la llegada de la pandemia a Honduras.

«No tenemos actividad turística, pero estamos libres de este padecimiento», comentó Fox. 

Islas de la bahia 4 PDLa población isleña ha cumplido las ordenanzas municipales.Por ahora y desde la municipalidad que lidera el alcalde, Jerry Dave Hynds, se promueven recompensas por reportar o denunciar movimientos sin autorización de ciudadanos, es decir que desde el momento en que alguien detecte a una persona que ingresó al municipio, lo reporta el comité de justicia municipal, quien se encarga de realizar un operativo para verificar la información.

“Cuando todo esto inició, fue muy difícil para todos, pero a medida que se conoció el peligro en contraer la enfermedad, la gente ha tomado conciencia y ha contribuido bastante, por ejemplo, quienes dan información sobre el ingreso irregular de personas, no cobran la recompensa, porque existe compromiso y eso nos ha ayudado bastante”, comentó a Proceso Digital un funcionario de la alcaldía municipal.

«El alcalde dijo, que se hará hasta donde se pueda para que no llegue el COVID-19, aunque sabemos que en cualquier momento puede llegar», sostuvo. 

Y una comisión conformada por autoridades de salubridad, policial, municipal y de sociedad, se encargará, mediante un protocolo de bioseguridad, retornar a todos sus  ciudadanos oriundos al municipio, quienes por las medidas dictadas por Sinager, se quedaron varados en varias zonas del país. Es así que, en una desolada Roatán, las autoridades hacen su trabajo de inspectorías en comercios, supermercados y playas.

Retorno a la nueva normalidad

Sin embargo, se espera el visto bueno de Sinager para reactivar paulatinamente la economía con la apertura de más negocios, de los que ya están permitidos -gasolineras, farmacias y supermercados-, como restaurantes y cafeterías, entre otros. No obstantelos taxistas esperan desesperadamente que les permitan trabajar.  

Islas de la bahia 2 PDLos taxistas han pedido reiteradamente que quieren volver a trabajar.En Guanaja, otro de los municipios que, previo a las medidas enmarcadas en el toque de queda absoluto a nivel nacional, en que sus autoridades tomaron decisiones para prevenir la llegada de la enfermedad, al igual que en Roatán, aquí están restringida la salida y entrada de personas, además de otras disposiciones giradas por sus autoridades edilicias. Ellos también esperan iniciar la siguiente fase del retorno, de la mano de los expertos sanitarios.

El alcalde de Guanaja, Spurgeon Miller, junto a su Corporación Municipal, anunciaron medidas adicionales, entre ellas el uso permanente de mascarilla a las personas que circulan de acuerdo a los lineamientos generados desde el gobierno de la República, el caso es que quien no porta mascarilla es multado con 500 lempiras.

Además, de manera indefinida, se mantiene un toque de queda de 8:00 de la noche a 6:00 de la mañana, donde los comercios se mantienen atendiendo a la ciudadanía desde las 7:00 AM hasta la 5:00 PM. Los restaurantes no fueron cerrados en su totalidad, ya que algunos atendieron a domicilio, esto mientras no se detecte un contagio en el municipio.

Y en Utila, las restricciones han sido lideradas por las autoridades, en un aceptable acato de sus pobladores que han permanecido atentos y vigilantes. En este municipio se sabe quién entra y quién sale y para ello debe haber una autorización de la municipalidad.

Tanto son las restricciones que el pasado 21 de abril una persona proveniente de La Ceiba, fue retenida por autoridades de salud y municipales, por haber ingresado a la comunidad sin previa autorización.

Islas de la bahia 6 PDEn ese sentido, el alcalde de Santos Guardiola, Carson Dilbert, consideró que las decisiones en cuanto al manejo de prevención de esta enfermedad “no son fáciles”, sin embargo, dijo que desde la alcaldía sigue firme el compromiso de mantener segura y libre de COVID a la ciudadanía.  

La mujer fue devuelta al municipio ceibeño 24 horas después, pese a que no se confirmó por autoridades de salud que ella estaba contagiada de COVID-19.

En ese contexto, Troy Bodden, alcalde de Utila, dijo en declaraciones a la prensa que, las acciones son parte de las medidas que se tienen que seguir aplicando en la ciudad para mantener a sus ciudadanos libre de este mortal padecimiento “estamos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance”, externó el edil.

Y en el municipio de José Santos Guardiola, por donde entran las embarcaciones para suministrar de combustible en la zona, la vigilancia no cesa en su esfuerzo por mantener libre de esta enfermedad en la población, ya que la mayoría de cargamentos llegan procedentes de Puerto Cortés, uno de los municipios considerados epicentro de la pandemia.

Islas de la bahia 7 PDPor ahora los hoteles permanecen vacíos por la pandemia.Aquí todas las embarcaciones son inspeccionadas por personal de salud, alcaldía municipal, como por autoridades policiales y militares. Al igual que en los otros municipios las medidas, siguen siendo atendidas por la población, además se descargan los productos e insumos, los marinos a bordo no tienen autorización para pisar el suelo en este pintoresco municipio de Roatán.

Así transcurren los días en los cuatro municipios de Roatán, bajo estrictas medidas de bioseguridad vigiladas por las autoridades y el compromiso de una ciudadanía que ha renunciado a su comodidad financiera y a sus acostumbrados paseos en las playas más hermosas de Honduras. Ellos hacen su parte y se preparan para reabrir su paraíso terrenal bajo protocolos que les garanticen la vida y el camino hacia su nueva normalidad.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img