spot_imgspot_img

Interrogan a un voluntario de Wikileaks durante horas a su regreso a EEUU

Nueva York – Las autoridades estadounidenses interrogaron durante horas en el aeropuerto de Newark (Nueva Jersey) a uno de los colaboradores de la página de internet Wikileaks, donde hace una semana se publicaron miles de documentos militares con datos sobre la guerra en Afganistán, publica hoy The New York Times.
 

Tras regresar a Estados Unidos de un viaje al extranjero, Jacob Appelbaum, un informático estadounidense de 27 años experto en programación, fue retenido durante tres horas por agentes del Servicio de Aduanas de este país, quienes le interrogaron sobre su colaboración con Wikileaks y su fundador, Julian Assange.

Appelbaum explicó en una entrevista al diario neoyorquino que los agentes le negaron la oportunidad de ponerse en contacto con su abogado y, mientras duró el interrogatorio, lo amenazaron con la posibilidad de detenerlo cada vez que regresara al país tras un viaje al extranjero con la intención de someterlo a más preguntas.

«Cuestionaron mi capacidad de volver a entrar a Estados Unidos, pese a que soy un ciudadano estadounidense. Es muy perturbador pensar que cada vez que cruce la frontera seré tratado de esa manera», señaló Appelbaum, quien explicó que viaja al extranjero por negocios dos veces al mes.

Los agentes de Aduanas, según relata Appelbaum, le incautaron el ordenador portátil y los tres móviles que llevaba consigo, y tras el interrogatorio se negaron a devolverle los teléfonos.

Este estadounidense, que trabaja para Tor Projects, fabricante de un software que permite a los internautas comunicarse anónimamente en la red, es voluntario de Wikileaks desde hace varios meses y, según relató a la publicación, participó en una conferencia telefónica del portal de internet en lugar de Assange.

Su labor en Wikileaks no tiene que ver, según cuenta, con el examen de los documentos que la web recibe a través de filtraciones y cuyo último ejemplo ha levantado un gran revuelo en todo el mundo debido a que se trata de información sensible desde el punto de visto de la inteligencia y la seguridad de las tropas aliadas en Afganistán.

El interrogatorio al que fue sometido Appelbaum es un ejemplo, según el diario, de la investigación que las autoridades llevan a cabo desde que el pasado 25 de julio se publicaran en Wikileaks más de 90.000 documentos clasificados sobre la guerra en Afganistán para determinar las fuentes responsables de la filtración.

Los encargados de esa investigación se están centrando, explica The New York Times, en el círculo cercano al analista de inteligencia Brian Manning, entre quienes se encontrarían estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por su sigla en inglés).

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,137FansMe gusta
37,947SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img